Han pasado más de 100 días desde que el huracán Irma azotó a Puerto Rico en septiembre, seguido por el huracán María menos de dos semanas después.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, dijo inicialmente que la isla ya “tendría casi todo su poder restaurado”, pero esa fecha se parece más a la de mayo próximo, justo a tiempo para la temporada de huracanes de 2018.

Mientras que la isla caribeña permanece en la oscuridad, también lo hace su crisis humanitaria en curso. Sin embargo, un grupo de abogados y defensores están tratando de cambiar eso. De hecho, lo han sido durante los últimos tres años, porque aunque los huracanes Irma y María empujaron la isla al límite, estos desastres naturales ciertamente no comenzaron este desastre.

“Esta crisis, no es el resultado directo de los huracanes más que el resultado de una política pública realmente mala que ha vuelto a nuestra población más vulnerable“, dijo Annette Martínez, directora del Instituto del Caribe para los Derechos Humanos.

Martínez señaló que ha estado coordinando el esfuerzo para resaltar las violaciones de los derechos humanos en la isla, trabajando con más de 30 grupos comunitarios. Estas violaciones incluyen peligros ambientales que amenazan la salud humana y la falta de acceso a servicios básicos como agua potable y educación. En el pasado, Martínez ha analizado cómo las medidas de austeridad de la isla y la deuda pública estaban dañando los derechos humanos.

Hay muchas, muchas cosas sucediendo en Puerto Rico, en términos de violaciones de derechos”, dijo la directora del Instituto del Caribe para los Derechos Humano. “Pero definitivamente una de nuestras prioridades es el problema de la contaminación y los efectos de la salud“.

Martínez y su equipo presentan estas violaciones a los DDHH en un informe final de 400 páginas que presentarán en pocos días a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Se sentaron ante la comisión a principios de este mes, dictando algo de lo que este informe incluirá, pero The New Republic hizo público un capítulo de 15 páginas de ese informe. Este capítulo único les da a los lectores una idea de cuán alto es lo que está en juego para los ciudadanos estadounidenses que llaman a Puerto Rico su hogar.

Por un lado, la falta de electricidad significa que las personas dependen de los generadores (bueno, aquellos que pueden pagarlo). El informe señala que 100.000 generadores están siendo utilizados en toda la isla. Algunos de los residentes más ricos de la isla pueden desembolsar fondos para el diesel necesario para alimentar a estos chicos malos, pero aquellos con ingresos más modestos dependen de los generadores para usos específicos, como encender acondicionadores de aire por la noche para dormir bien.

El hecho es que, como lo aclara este capítulo, estos generadores también emiten vapores peligrosos de diesel llenos de partículas que potencialmente plantean riesgos para la salud pública, como el cáncer. Hasta que se devuelva el poder, comunidades de la isla caribeña enteras están respirando estos humos.

De acuerdo con el informe, las autoridades no han registrado una pila de cenizas de carbón de cinco pisos en la región de Salinas-Guayama en el sudeste del país. Las cenizas de carbón están llenas de metales pesados ​​y toxinas que pueden presentar riesgos de desarrollo y salud si se ingieren a través del agua. El gobierno puertorriqueño dejó esta basura al descubierto durante el desastre, y los miembros de la comunidad están seguros de que las toxinas han entrado al suelo y probablemente se hayan introducido en las vías fluviales. La pregunta es: ¿está también en su agua potable?

“Estamos seguros de que (la ceniza) se metió en las aguas pluviales” , dijo Ruth Santiago, una abogada ambientalista que ayudó a escribir el informe y vive en esta región . “No sabemos a dónde fue, pero tenemos las fotografías que muestran cómo fue movida por el agua“.

Parte de lo que este informe pide es poner botas en el suelo para analizar dónde ha viajado la ceniza de carbón y cómo está afectando la salud de las personas. En este punto, a las personas como Santiago no les importa quién baja; puede ser el gobierno puertorriqueño o la Comisión Interamericana. Lo que importa es que alguien eche un vistazo.

Este equipo ahora está terminando el informe final para someterlo formalmente a la Comisión Interamericana y ponerlo a disposición del público. Durante su audiencia con la comisión, la presidenta de la Comisión, Margarette May Macaulay, hizo una solicitud formal a los Estados Unidos para que la comisión realizara una visita el sitio desde enero.

Las organizaciones internacionales no pueden ingresar o visitar un país sin el permiso expreso o la autorización del estado“, dijo Martínez. “Ahora lo que queda es esperar a que el gobierno de los Estados Unidos realmente proporcione la autorización”.

Desde la crisis, el gobierno estadounidense ha aprobado alrededor de $ 5 mil millones para ayudar a la isla después del desastre. Pero la isla necesita $ 94 mil millones para reconstruir. El paquete de desastre de $ 81 mil millones y la Cámara tampoco hace nada para salvar los programas de Medicaid del territorio de los EE. UU. (Y de las Islas Vírgenes). Los críticos argumentan que el gobierno de EEUU puede haber hecho más.

Martínez y los involucrados en el informe sostendrán discusiones y reuniones en toda la isla caribeña para documentar mejor las violaciones de los derechos humanos. Quieren identificar casos específicos para presentar ante la comisión y construir un reclamo legal.

De igual manera, están dispuestos a ir a los tribunales, si las cosas no mejoran rápido. “Este es solo el comienzo en términos de nuestro trabajo”, dijo la directora del Instituto del Caribe para los Derechos Humano.

“Llegar a la comisión fue un paso en la dirección correcta, especialmente la solicitud formal de Macaulay durante la audiencia”, dijo Martínez.

Aún así, esto significa que en esta temporada de vacaciones, la nación caribeña no estará llena de luces, risas y vivencias habituales que acompañan al nuevo año, como señaló The New Republic .

El equipo de trabajo ayudará a su comunidad a encontrar la luz en medio de la oscuridad.

 

       

Fuente: La Radio del Sur

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº65