El presidente Evo Morales aseguró el lunes por la tarde que en Bolivia se inició la era de la industrialización con la puesta en marcha de la primera planta petroquímica del país y remarcó que se acabó la exportación de sólo materia prima.

La intensa polémica ambiental es casi proporcional al interés de más de un centenar de empresas del mundo por participar en la zona.

La FAO calcula que el mundo desperdicia 1.300 millones de toneladas de alimentos cada año, mientras que 805 millones de personas experimentan desnutrición crónica o hambre.

La Revolución Económica para diversificar el aparato productivo del país es la primera de las cinco revoluciones anunciadas este martes por el presidente de la República, Nicolás Maduro, como parte de la nueva etapa de transformación del Estado.

El ministro de Economía, Luis Arce, afirmó que el desafío del Gobierno de Bolivia es "profundizar el proceso de industrialización" que inició desde 2006 y que permitió refutar "la vieja hipótesis de la maldición de los recursos naturales", con el que la clase dominante justificó la penetración de los intereses extranjeros en la región.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº38