Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Cátedra Banco del Alba en Brasil

Urgente transformar arquitectura financiera internacional

Se realiza en Brasil un ciclo de conferencias de la Cátedra Banco del Alba en el marco de la cooperación académica con el Observatorio de la Integración Económica de América del Sur (OBIESUR) de la Universidad Federal de la Integración Latinoamericana (UNILA).

La Universidad Federal de la Integración Latinoamericana (UNILA), creada en 2010, en la ciudad de Foz do Iguazú, tiene como rol fundamental ser uno de los brazos académicos del esfuerzo de construcción de una Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

La institución es bilingüe y cuenta con más de 5.000 estudiantes en 29 carreras de grado y más de 500 en 12 programas de maestría. El 35% de todos los estudiantes son latinoamericanos no brasileros, de más de 20 países de Nuestra América. Eso convierte a la UNILA en un centro de pensamiento latinoamericano, que debe ser emancipador e integracionista.

Desde el 2012 existe el Observatorio de la Integración Económica de América del Sur (OBIESUR) de la UNILA, espacio que promueve las investigaciones sobre integración en cuatro frentes: comercial, de infraestructura, financiera y productiva. En 2013 se creó una materia curricular, una Cátedra, que aborda esos temas de manera detallada, con la perspectiva de que los egresados serán, dentro de poco tiempo, profesionales que volverán a sus países para trabajar en alcaldías, gobernaciones, instituciones y organismos públicos, con la promoción de los procesos de integración.

La Cátedra del OBIESUR-UNILA tiene duración de 68 horas en 17 clases de 4 horas, durante 17 semanas. Durante más de cuatro meses se abordan los grandes temas relacionados con la Integración Económica de la región, sus antecedentes históricos, sus dificultades y potencialidades. Se identifican tres grandes obstáculos para el avance del proceso: la carencia de los mecanismos regionales de financiamiento, la debilidad de la infraestructura física de conexión y la participación en las etapas menos valorizadas de las cadenas globales de valor (CGV), es decir, en la actual división internacional del trabajo.

En los últimos meses hubo un acercamiento del OBIESUR al Banco del Alba, que maduró hasta el establecimiento de un convenio que contiene algunos puntos de cooperación académica. Uno de ellos es la creación de una Cátedra Banco del Alba en Brasil, en la UNILA. Eso es un motivo de orgullo, responsabilidad y entusiasmo para la Universidad. El inicio de las clases fue interrumpido por la necesidad de cuarentena por motivos de la pandemia del coronavirus, lo que llevó a que las actividades del OBIESUR sean realizadas por internet.

Después de tres reuniones, se optó por definir un cronograma de conversaciones con economistas, investigadores y operadores de políticas públicas que promueven la Integración Económica regional, en el marco de la Cátedra Banco del Alba en UNILA. Las charlas ocurrirán los martes a las 6 p.m. (hora de Brasilia), por una plataforma llamada Conferencia Web, organización vinculada al Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Comunicaciones del gobierno brasileño. La dirección es https://conferenciaweb.rnp.br/webconf/luciano-wexell-severo

Programación de las Conferencias online de la Cátedra Banco del Alba Brasil:

Día 21 de abril, 6 p.m.

“El BID en las relaciones interamericanas”, por Lucas Castiglioni, docente de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN) Argentina

Día 28 de abril, 6 p.m.

“La Nueva Arquitectura Financiera Regional”, por Iván Chataing, Gerente de Proyectos del Banco del ALBA, Venezuela

Día 5 de mayo, 6 p.m.

“Comercio de América del Sur 2000-2020”, por Sofía Escobar Samurio, investigadora del Instituto de Investigación Económica Aplicada (IPEA) Brasil

Día 12 de mayo, 6 p.m.

“Bancos Multilaterales”, por Marcos V. Chiliatto, doctor en Economía por la Universidad de Campinas (UNICAMP) Brasil

Día 19 de mayo, 6 p.m.

“Flujos Financieros Ilícitos en América Latina”, por Katiuska King Mantilla, docente de la Universidad Central del Ecuador (UCE).

 

https://bancodelalba.org/wp-content/uploads/IMG-20200422-WA0007.jpg

 

Urgente transformar arquitectura financiera internacional

https://bancodelalba.org/wp-content/uploads/IMG-20200422-WA0014-e1587589435838.jpg

Comenzó la Cátedra Banco del Alba en Brasil con la conferencia del Profesor Lucas Castiglioni analizando el papel del Banco Interamericano de Desarrollo en las relaciones interamericanas.

Este miércoles 21 de abril, el Observatorio de la Integración Económica de América del Sur (OBIESUR) de la Universidad Federal de Integración Latinoamericana (UNILA), en el marco de la Cátedra Banco del Alba, promovió la conferencia en línea del profesor argentino Lucas Castiglioni. El docente de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN), en Tandil, presentó el tema «El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en las relaciones interamericanas, apuntes para una historia crítica». Asistieron a la reunión más de 25 investigadores, incluidos profesores, estudiantes de pregrado, maestría y doctorado, y funcionarios públicos.

Entre los principales puntos abordados por Castiglioni está el análisis de las transformaciones en el escenario mundial y los cambios en el papel desempeñado por el BID desde su creación, en la posguerra, en un contexto de expansión estadounidense. Esos fueron los años del llamado “Viejo Regionalismo”, durante la administración del economista chileno Felipe Herrera (1959-1970), marcado por los esfuerzos de industrialización y el fortalecimiento del comercio intrarregional.

Posteriormente, el presentador dedicó la atención a los períodos de crisis de la deuda externa, de la década de 1980, y de apertura comercial y privatización de la década de 1990. El escenario se conoció como “Nuevo regionalismo” o “Regionalismo Abierto”, diseñado a partir de los postulados neoliberales, en la gestión del economista uruguayo Enrique Iglesias (1988-2003). El período terminó con las gravísimas crisis financieras, como resultado de la apertura de las cuentas comerciales y de capital a fines del siglo, que llevaron al colapso del Plan Real en Brasil, al fin de la Ley de Convertibilidad en Argentina y al «Efecto Tequila» en México.

Del mismo modo, se abordaron los primeros años del siglo XXI, cuando ganó fuerza la idea de que la antigua arquitectura financiera internacional está desactualizada, ya no sirve. Dada la evidente incapacidad de las instituciones de Bretton Woods, el FMI y el Banco Mundial, para responder a las necesidades de la mayoría de los países, el G-20 comenzó a alentar la propuesta de promocionar instituciones financieras regionales. En la década de 2000, el financiamiento del BID se centró principalmente en la iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA) y el Consejo Sudamericano de Infraestructura y Planificación (Cosiplan) de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Por ejemplo, de los 562 proyectos de la IIRSA/Cosiplan, que suman un total de US$ 198 mil millones, el BID participa en 35, que alcanzan un total de US$ 10,8 mil millones.

Finalmente, el profesor argentino, que también es miembro del Grupo de Trabajo de Crisis Mundial y Economía de CLACSO, interpretó el desempeño del BID en el período reciente. La institución se ha consolidado como un gigante regional, junto con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF, antigua Corporación Andina de Fomento). La CAF financia a 32 proyectos de la IIRSA/Cosiplan, por un total de US$ 9,6 mil millones. Sin embargo, la crisis internacional de 2008 y el escenario actual de parálisis de la economía mundial, ahora reforzado por la COVID-19, amplifican los anhelos de una Nueva Arquitectura Financiera Regional.

Entre 2003 y 2014, los gobiernos progresistas de América del Sur estimularon la creación de sus propios mecanismos financieros, como el Sistema de Monedas Locales (SML) del Mercosur, el Sistema Único de Compensación Regional de Pagos (Sucre) del ALBA, el Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur (Focem) y el Banco do Sul, entre otros. Solo la última iniciativa no tuvo éxito. La urgencia de fortalecer los instrumentos financieros regionales es aún más evidente con la actual crisis económica, agravada por la pandemia mundial.

Todos los martes

La reunión virtual tuvo lugar en el marco de la Cátedra Banco del Alba en Brasil, como resultado de los vínculos entre el Observatorio de la Integración Económica de América del Sur (OBIESUR) y el Banco del Alba. El próximo martes, el invitado es el venezolano Iván Chataing, gerente de proyectos del Banco da Alba. La programación continúa hasta el 15 de mayo con las ponencias de la uruguaya Sofía Escobar Samurio, investigadora del IPEA-Brasil y estudiante de doctorado en la Universidad de Brasília (UnB); el brasileño Marcos Vinícius Chiliattto, PhD en Economía en la Universidad de Campinas (Unicamp); y la ecuatoriana Katiuska King Mantilla, profesora de la Universidad Central del Ecuador (UCE), ex-ministra coordinadora de Política Económica.

Por Luciano Wexell Severo

Profesor y Coordinador del Observatorio de Integración Económica Sudamericana (OBIESUR) en la Universidad Federal de Integración Latinoamericana (UNILA). Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

_____

Fuente: Banco del ALBA

Postales para NO OLVIDAR

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº137

 

Descargar

 

Resumen Latinoamericano: Octubre

 

Descargar

 

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015