La República Popular China invitó a Venezuela a participar en el megaproyecto denominado La Franja y la Seda, una iniciativa que busca establecer alianzas estratégicas en el área comercial.

En este sentido, Venezuela asistió al Foro de Cooperación Internacional “La Franja y la Ruta”, el cual viene a concretar la iniciativa presentada en 2013 por el presidente chino, Xi Jinping, de construir un esquema de cooperación internacional que abarque la Franja Económica de la Ruta de la Seda, que se expande desde China hasta Europa a través de Asia Central y Rusia; y la Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI, a través del Estrecho de Malaca a India, Oriente Medio y África Oriental.

El plan de acción para sus iniciativas se encuentran basadas en cuatro principios: (1) apertura y cooperación; (2) armonía e inclusión; (3) operación del mercado; y (4) beneficio mutuo, enfatizando la política de coordinación, conectividad, integración financiera y vínculos entre pueblos.

Esta ambiciosa iniciativa tiene como pilar el impulso de proyectos de infraestructura para mejorar la conectividad y la logística del comercio entre China y el resto de ruta que alcanza Europa, incluyendo mejoras en puertos, centros de acopio y vías férreas, informó la embajada de Venezuela en el gigante asiático.

Una iniciativa integradora

“La Franja y la Ruta” fue en principio una propuesta de China, pero no es un “solo” para China, sino una “sinfonía” para la participación de todos países, es un bien público internacional de beneficio común para cada país. El Gobierno chino espera que este foro contribuya aún más al fortalecimiento de la cooperación internacional, a través de la promoción de las cooperaciones Norte – Sur, Sur – Sur y triangular.

De acuerdo a la información ofrecida por la Cancillería china, 28 Jefes de Estado y de Gobierno de Asia, Europa, África y América Latina hicieron presencia, demostrando su importancia y el apoyo a este foro, así como la aceptación que ha venido ganando la Franja y Ruta.

China invitó también a delegaciones ministeriales, altos funcionarios de organizaciones internacionales, ex jefes de Estado, líderes empresariales y académicos, con el propósito de aglomerar la mayor cantidad de conocimiento para la futura cooperación.

En su discurso de apertura del foro, el presidente Jinping resaltó el relacionamiento de China con el resto del planeta, el cual persigue generar beneficios compartidos para todos, destacando la unidad histórica entre Oriente y Occidente, sin ningún tipo de pretensiones colonialistas, sino más bien con una visión humana y cooperativa, que permita mejorar las condiciones de vida de nuestros pueblos y luchar de manera conjunta ante los problemas que nos aquejan.
Latinoamérica

En relación a la región latinoamericana, la iniciativa de la Franja y la Ruta emerge como un complemento a los mecanismos de cooperación regional ya existentes con China, lo cual contribuirá a que los países latinoamericanos alineen sus estrategias de desarrollo, desde las potencialidades de la región como proveedor de materias primas y su consecuente industrialización. Por lo que trabajar de manera coordinada, bajo un marco de respeto y cooperación es la clave para alcanzar el bienestar conjunto de todos.

Actualmente, la cooperación entre China y América Latina y el Caribe se encuentra avanzando con sistemas de coordinación que muestran tangiblemente el intercambio real, como por ejemplo el Foro China – CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños).

Venezuela de cara a “La Franja y La Ruta”

Tomando en cuenta uno de los principales elementos de este foro como lo es el apalancamiento del desarrollo de infraestructura regional, la delegación de Venezuela estuvo liderada en esta actividad por el Ministro del Poder Popular para Hábitat y Vivienda, Manuel Quevedo, acompañado del Viceministro para Asia Medio Oriente y Oceanía, Félix Plasencia, y del embajador en la República Popular China, Iván Zerpa.

Venezuela, como aliado de China y con quien comparte una Asociación Estratégica Integral, ha manifestado su interés en incorporarse a esta iniciativa que, aunque no tenga actualmente a América Latina como parte de su eje fundamental, es una región que a consideración del Gobierno chino vendría a completar el cinturón geoestratégico de la “Franja y Ruta”, haciéndola un megaproyecto de alcance mundial.

La Patria de Bolívar es un ejemplo tangible de este sistema de cooperación con China y acude al Foro precisamente para continuar impulsando la visión de desarrollo de la pluripolaridad que debe existir en el mundo y que China comparte.

La gran base de recursos energéticos con la que cuenta Venezuela es el mayor potencial para el acoplamiento con la iniciativa china. La Asociación Estratégica Integral que mantienen ambos países ha convertido a China en el segundo comprador de petróleo venezolano en el mundo, y a su vez a Venezuela la ha colocado como el séptimo exportador de petróleo a China.

De esta manera, Venezuela se ha convertido en un importante proveedor de energía para China. Ahora, cuando el país asiático busca cimentar las bases para el desarrollo de esta gran iniciativa de cooperación de “La Franja y La Ruta”, la energía desempeña un rol de vital importancia para el desarrollo de todos los proyectos.

En este contexto, Venezuela seguirá siendo para China, un proveedor eficiente y seguro del petróleo y sus derivados, necesarios para el impulso del desarrollo de China y de la iniciativa global de la “Franja y la Ruta”.

A su vez, China es un gran aliado de Venezuela en proyectos de inversión en áreas de infraestructura y conectividad.

Fuente: La Radio del SUR

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº46