El ministro de Energía de Bolivia, Rafael Alarcón, calificó de significativa la firma aquí de la minuta de constitución de una empresa mixta entre Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) y el grupo corporativo chino Xinjian TBEA.

‘Para nosotros es significativo el acto porque representa el inicio de la industrialización de este mineral’, afirmó el titular tras la rúbrica del entendimiento en la Casa Grande del Pueblo (sede del Ejecutivo), ceremonia a la que asistió Prensa Latina.

El acuerdo prevé la construcción de plantas de carbonato de litio como parte de la industrialización de los salares de Pastos Grandes, en el departamento de Potosí, y Coipasa, en Oruro.

Alarcón explicó que el Gobierno del presidente Evo Morales está empeñado en industrializar los recursos naturales para beneficio de los bolivianos y las bolivianas, y este empeño se pone de manifiesto en la suscripción de acuerdos de este tipo.

Destacó el jefe de la cartera de Energía que en esta empresa mixta el Estado boliviano posee el 51 por ciento de las acciones y queda establecido que el objetivo de esta asociación es para la industrialización.

‘La explotación de los recursos evaporíticos en Bolivia es mediante la empresa Yacimientos de Litio Bolivianos -precisó el ministro-, ninguna empresa extranjera puede explotar nuestros recursos evaporíticos, tiene que ser el Estado mediante sus instituciones y empresas, en este caso YLB’.

Insistió al respecto en que la nueva asociación forma parte de la cadena industrializadora, en la etapa posterior a la producción de una planta de cloruro de litio y otra de carbonato de ese mineral.

Describió que en febrero se firmó una disposición preliminar para el desarrollo del salar de Coipasa, en Oruro, y ahora lo hacen para Pastos Grandes, en Potosí, con la misma empresa, TBEA Group.

Alarcón expresó la esperanza de que el aporte de esa corporación sea significativo para Bolivia, y añadió que su selección entre siete concursantes de China, Rusia, Alemania e Irlanda se debió a la avanzada tecnología que producen y a la garantía que significa el mercado de la nación asiática.

El ministro consideró largo el camino por recorrer, pero expresó confianza en la consolidación de las industrias que Bolivia necesita para convertirse en una potencia en el campo del litio, base de la energía que en corto tiempo demandará la motricidad del futuro sobre la base de la electricidad.

Por su parte, el embajador de China en Bolivia, Liang Yu, destacó que su país es un socio confiable, e informó que la nación asiática consume el 40 por ciento de todo ese mineral que se consume en el mundo, cifra que en 2025 debe llegar a 800 mil toneladas.

Con un ciento por ciento de propiedad estatal boliviana, la planta de cloruro de litio de Pastos Grandes deberá producir unas 60 mil toneladas anuales, y la de carbonato de litio unas 40 mil.

La inversión total será de unos mil 100 millones de dólares y el proyecto dará empleo a 338 personas.

 

          

Fuente: Prensa Latina

Frases

"Quien realmente vive no puede no ser ciudadano, no tomar partido. La indiferencia es apatía, es parasitismo, es cobardía, no es vida. Por eso odio a los indiferentes".

Antonio Gramsci

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº107

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación 

 

Descargar