Un hipotético incidente entre militares estadounidenses y chinos en la República de Yibuti ha pasado desapercibido para la opinión pública. Sin embargo, este podría ser el preámbulo de futuros conflictos entre las grandes potencias del mundo por el control de los recursos africanos. No porque Yibuti -un país del Cuerno de África-  tenga petróleo o gas que extraer para los insaciables automóviles occidentales, sino por su localización estratégica.

A ese probable futuro de enfrentamientos se refiere el politólogo Evgueni Krútikov, en un artículo  que publica el medio ruso Vzglyad y en el que analiza “cómo se desarrollará la convivencia de los militares de varios países en este país africano”.

Según la versión del artículo ofrecida por web Sputnik News, el experto afirmó que los estadounidenses han relacionado el accidente de un jet de su Marina en Yibuti —que tuvo lugar el 2 de abril— con un deslumbramiento con láser desde la base del país asiático. Un hecho que el Ministerio de Defensa de China ha negado terminantemente, el uso de láseres por parte de militares chinos para cegar a los pilotos de EEUU.

Según Krútikov, este no es un incidente que pueda ser subestimado. Se trata de un diminuto territorio plagado de bases militares extranjeras.

A partir de este punto el autor comienza su análisis.

¿Por qué es tan atractivo para los militares extranjeros este pequeño país de apenas 23 000 km²  de superficie?

En primer lugar, destaca que la abundancia de bases militares extranjeras en el país se explica por el catastrófico estado de su economía y no dispone de ningún recurso natural que pueda generar ingresos y su único atractivo es su privilegiada localización.

Su importancia -por lo tanto- no son los recursos naturales, sino su ubicación geográfica privilegiada para el control de los recursos de esa zona geográfica.

De acuerdo con el analista, “Yibuti se encuentra en el llamado cuerno de África, desde donde se puede controlar el estrecho de Bab el-Mandeb, que conecta el mar Rojo con el golfo de Adén. Esto significa –subraya el politólogo- que "desde Yibuti se puede controlar la segunda ruta marítima más importante del planeta".

Razón esta, -afirma-  por la que “muchos países estén tan interesados en establecerse en Yibuti con bases militares. Un asunto –precisa- que para y el Gobierno de dicho país africano representa una importante fuente de ingresos.

"Se construyeron tantas bases militares en el territorio del diminuto país africano que ya no puedes cruzarlo sin toparte con un militar extranjero", reseñó Krútikov

Los países con bases  militares en el pequeño país africano son principalmente miembros de Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN): por supuesto, de EEUU, Francia, Italia y  Japón. Igualmente cuanta con instalaciones militares la República Popular China.

Para que se tenga una idea de la importancia de este punto estratégico de la geopolítica de las grandes potencias veamos algunos aspectos relevantes de las instalaciones estadounidenses.

Según Krútikov, “Camp Lemonnier no es sol la base militar de EEUU más grande en África, que está precisamente situada junto al aeropuerto internacional de Yibuti”, sino que  la actividad de los aviones y drones en la base era tan intensa que empezó a interferir en el tráfico de aviones comerciales. EEUU se vio entonces obligado a trasladar sus operaciones aéreas a la pista de aterrizaje de Shabelli, razón por la cual ahora EEUU dispone de dos bases militares en Yibuti”.

A todo lo anterior se añade que en 2017, el Ejército Popular de Liberación de China abrió en Yibuti su “primera base militar en el extranjero capaz de albergar hasta 10.000 militares.

Por su parte Rusia también “ha mostrado su interés en Yibuti en múltiples ocasiones sin que aún se haya materializado la apertura de un base militar rusa en Yibuti. No obstante, afirma Krútikov,  existen rumores de que se están manteniendo conversaciones y negociaciones para tales fines.

Sin embargo, estos no son -ni mucho menos- los únicos países interesados en tener un enclave militar en Yibuti. A la lista anterior se podrían sumar, Arabia Saudí, -quien ya formalizó varios acuerdos para la construcción de bases militares en la zona- Turquía e India,  que tambien iniciaron las negociaciones para establecer su base naval en Yibuti como parte de su estrategia militar en todo el Océano Índico.

 

       

Fuente: Canarias Semanal

Frases

"Cuando un pueblo despierta, se llena de coraje y decide ser libre, jamás podrá ser derrocado"

Hugo Chávez Frias

Correos del Sur Nº77

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar