Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Serguéi Lavrov: Los conflictos deben resolverse según la Carta de las Naciones Unidas

Por Revuelta Global

El pasado 10 de julio , el Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia,  Serguéi Lavrov, fue entrevistado en línea, en la sesión “Rusia y el mundo post-COVID”, en el Foro Internacional de Científicos y Expertos Primakov, en Moscú. Este Foro es una reunión internacional anual de expertos en el campo de las relaciones internacionales y la economía mundial. Se celebró por primera vez en 2015 y lleva el nombre del científico y estadista Yevgeny Maksimovich Primakov.

Antes de responder a las preguntas de los científicos y expertos, Serguéi Lavrov hizo una breve exposición de la cual lo más destacable son estos párrafos:

“La pandemia de coronavirus ha agravado otros desafíos y amenazas preexistentes, que no se han ido, incluido el terrorismo internacional. Como saben, algunos sospechan que los terroristas están pensando en usar de alguna manera la cepa de este virus, o tal vez incluso crear nuevas cepas para lograr sus fines maliciosos. El tráfico de drogas, el cibercrimen, los problemas medioambientales, el clima y, por supuesto, los numerosos conflictos en todo el mundo, siguen estando. Y todo esto se superpone con la naturaleza específica de la administración Trump y su política deliberada de socavar todos los marcos legales y contractuales sin excepción en el control de armas y la cooperación internacional, por ejemplo, con respecto a la UNESCO, la OMS, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, etc.”

“Por supuesto, seguimos de cerca todos estos desarrollos y los analizamos. Todavía creemos que las soluciones sostenibles a diversas crisis, conflictos y problemas en interés de todos los países, y teniendo en cuenta las preocupaciones de todos y cada uno de ellos, sólo pueden resultar de esfuerzos colectivos basados ​​en los principios consagrados en la Carta de la ONU, respetando las prerrogativas del Consejo de Seguridad de la ONU , movilizando asociaciones basadas en el consenso, incluido el G20, así como BRICS, la OCS (Organización de Cooperación de Shangai) y asociaciones en el espacio postsoviético.”

Estamos a favor de resolver cualquier problema basándonos en la Carta de las Naciones Unidas, que es una plataforma de seguridad colectiva“.

Occidente intenta desvirtuar el concepto del Derecho Internacional

Nuestros colegas occidentales, ya lo he mencionado muchas veces, están tratando de introducir activamente el concepto de un “orden basado en reglas” en el uso diplomático, político y práctico. Eso no es Derecho Internacional. Eso es otra cosa.

Claramente, este es un intento de recuperar el dominio que el Occidente histórico ha disfrutado durante casi 500 años. Este intento consiste en convocar a un “grupo de intereses” y varias asociaciones, donde se invita a los  países convenientes, que comparten los intentos de adoptar enfoques unilaterales para los asuntos internacionales, o que cederán a la presión y se unirán a estas iniciativas. No todos están invitados a ese proyecto. Quienes tienen su propia perspectiva de las cosas y son capaces de defenderla quedan excluidos. Más tarde, cuando se fabrica un concepto, por ejemplo, sobre armas químicas, o se intenta crear un club de elegidos que decidirán a quién culpar por violar la ciberseguridad, por ejemplo, comenzarán a venderlo como normas universalmente aplicables. Estamos presenciando esto ahora mientras está sucediendo. Estos son problemas muy serios”.

El conflicto EEUU -China

Pregunta: Hace cinco años, un pronóstico estratégico del IMEMO (Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales, con sede en Moscú, dependiente de la Academia Rusa de Ciencia) suponía que una nueva bipolaridad podría surgir como uno de los cuatro escenarios para el futuro orden mundial. En ese momento, esta hipótesis se basaba en la dinámica relativa del poder sinérgico de China y Estados Unidos. La pandemia de COVID-19 ha proporcionado mucha evidencia de esta teoría. Por supuesto, está surgiendo una bipolaridad diferente, asimétrica, donde la paridad estratégica es entre Rusia y EEUU;  y la paridad económica es entre China y los EEUU, que es distinta de lo que fue en el siglo XX.

¿Cree que el conflicto entre EEUU y China ha pasado al punto de no retorno? Es obvio que cualquier exacerbación de esta confrontación no redunda en interés de Rusia. ¿Podrá Rusia actuar como una potencia oscilante para mantener la estabilidad del sistema mundial, incluso basándose en su experiencia única de diplomacia multilateral?

Serguéi Lavrov: Recuerdo el pronóstico que ha mencionado. Me gustaría decir que, ciertamente, mucho ha cambiado en los últimos cinco años, principalmente en términos de confirmar que la confrontación, la rivalidad, el antagonismo y la lucha por el liderazgo entre EEUU y China, por supuesto, han ido en aumento. Antes de pasar directamente a un análisis de este proceso bipolar, me gustaría señalar que la situación real en el mundo en general es mucho más complicada. Después de todo, el mundo se está volviendo más policéntrico de lo que era antes. Hay numerosos jugadores aparte de EEUU y China, sin los cuales es muy difícil que nadie pueda promover sus propios intereses.

Está bastante claro que debemos tener en cuenta, en nuestro trabajo práctico, toda la diversidad y la totalidad de los factores políticos, económicos, militares, históricos e ideológicos que se manifiestan en el mundo multipolar. Estamos evaluando la controversia chino-estadounidense en este contexto y a través de este prisma. Que no existe en el vacío es, como mínimo, confirmado por el hecho de que cada una de las partes está buscando reclutar tantos partidarios de sus enfoques como sea posible,  para la OMS o cualquier otro tema que de alguna manera u otra esté asociado con Washington y Beijing.

Los estadounidenses ciertamente perciben el crecimiento del poder estatal total de República Popular China (RPC)  como una amenaza a sus reclamos de retener el liderazgo mundial contra viento y marea. En 2017, la Estrategia de Seguridad Nacional de EEUU incluyó a China, junto con Rusia, entre las principales amenazas. Fue por primera vez que China fue presentada junto a Rusia como una amenaza para EEUU.

Rusia y China fueron acusadas directamente de tratar de desafiar la influencia, los valores y la prosperidad estadounidenses. Está bastante claro que EEUU está librando una lucha con métodos absolutamente desagradables. Están presentando demandas unilaterales que tienen en cuenta únicamente los intereses de EEUU. Si se rechazan sus demandas, dicen que la negativa es inaceptable,  e introducen sanciones. Si se les sugiere debatir el tema, la discusión degenera rápidamente en la entrega de un ultimátum y termina en las mismas sanciones: guerras comerciales, aranceles,  y mucho más.

Un hecho altamente indicativo es cómo los estadounidenses y los chinos lograron llegar a un acuerdo en la fase uno de las conversaciones comerciales en enero,  y cuál es el destino de este acuerdo ahora. Las autoridades estadounidenses acusan a Beijing de desprenderse de empleos y saturar el mercado, al tiempo que muestran reticencias a comprar productos estadounidenses. Según los estadounidenses, China al implementar el proyecto de la Ruta de la Seda, se propone dominar  todos los mecanismos de la economía mundial, las cadenas de producción, etc. Supuestamente, China estuvo ocultando información sobre el COVID-19 y está participando en el ciberespionaje. Observe cuán celosamente los estadounidenses están obligando a sus aliados y a otros a renunciar a cualquier colaboración con Huawei y otras compañías digitales chinas. Las empresas de alta tecnología de China están siendo expulsadas de los mercados mundiales. China está siendo acusada de expansionismo en el Mar Meridional de China, problemas en la línea de control de la frontera con India, violaciones de DDHH  en general, y en el  Tíbet, la Región Autónoma Xinjiang-Uigur, Taiwán y Hong Kong. Todo esto está ocurriendo simultáneamente. Una poderosa ola de búsqueda de fallas, está levantando una tormenta perfecta. Espero, por supuesto, que prevalezca el sentido común y que la situación no pase el punto de no retorno mencionado por el Sr. Dynkin.

Esperamos que haya personas en EEUU que estén descubriendo cómo asegurar al mundo la confiabilidad del  sistema en el dólar en el período posterior a las elecciones. El Secretario del Tesoro de EEUU está hablando de esto casi abiertamente. Advierte que deben tener cuidado de no sobrepasar la línea roja, después de lo cual la gente comenzará a huir de la moneda de  EEUU, diciendo que el dólar ya no es bueno porque se está abusando descaradamente de él.

Hay, por supuesto, la esperanza de que los chinos posean una cultura política, diplomática y de política exterior que siempre busque evitar los variados conflictos. Pero también hay algunas señales muy alarmantes de que, a pesar de estos rayos de esperanza, que deben ser nutridos y apreciados, los funcionarios estadounidenses y chinos comienzan a ser personales (en el enfrentamiento), ocasionalmente en una forma muy dura. Esto muestra un alto grado de tensión en ambos lados. Y, por supuesto, esto es realmente alarmante.

Espero que nuesros colegas de la diplomacia,  chinos y estadounidenses,  tengan algunos métodos diplomáticos y  formas de diplomacia clásica bajo la manga. Las personas no deberían insultarse mutuamente en público ni acusarse mutuamente de todos los pecados, como hacen los estadounidenses en cada esquina. La mejor opción es sentarse a la mesa de negociaciones, y reconocer que el oponente es poderoso y que cada Estado, ya tenga un gran poder o no, tiene intereses que deben ser respetados. Ciertamente, el mundo debería tratar de funcionar basándose en la búsqueda de un equilibrio de estos intereses.

Respondo a la segunda pregunta: este agravamiento no es de interés para Rusia. Está totalmente en desacuerdo con nuestros intereses, con los intereses de la Unión Europea y los de otros países también. Si analizamos el caso de la UE, el comercio entre China y la UE es absolutamente comparable con el comercio entre China y EEUU. Creo que también es necesario prestar atención a las aspiraciones cada vez más conocidas de la UE en lo que respecta a autonomía estratégica,  no sólo en el ámbito político-militar y de seguridad, sino también en el comercio y la economía. Por cierto, la UE también quiere comenzar a repatriar sus industrias y localizar la mayor cantidad posible de cadenas comerciales y distributivas en su territorio. En este sentido, está entrando en competencia directa con los estadounidenses.

Es poco probable que la UE apoye a EEUU en todos los aspectos en su deseo de desangrar a la economía china al “bombear” todos los procesos favorables al desarrollo a su territorio. Habrá muchas tensiones y enfrentamiento de intereses.

Hoy, a diferencia de 2014, cuando la UE, debido a la presión de EEUU, introdujo sanciones contra Rusia, hay signos de pragmatismo sólido de la UE hacia nuestro país. Específicamente, han anunciado públicamente que revisarán los notorios “cinco principios” que Federica Mogherini formuló hace varios años para guiar las relaciones con Rusia. También dicen que es necesario revisar todo su enfoque para que sea más coherente con los intereses de la UE.

El Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, dio una charla recientemente sobre la UE y China,  y sobre la UE y Rusia. Cuando se le preguntó por qué no imponer sanciones a China por Hong Kong y el tema de DDHH, dijo que las sanciones no eran un método para ser utilizado en las relaciones con China. Les preguntamos si, a diferencia de la relación con China,  las sanciones eran, en su opinión, un método que sí podía utilizarse en las relaciones con Rusia. Nuestros amigos europeos deben estar pensando en eso.  Es una pregunta difícil.

Creo que la Unión Europea y Rusia tienen interés en cooperar, pero no en detrimento de nadie más. Básicamente, no nos aliamos con otros para organizar algunas acciones contra un tercero. Preferimos el pragmatismo y el beneficio compartido. Creo que Bruselas hará algo para superar la miopía del período reciente. La encuesta sobre la política de la UE con respecto a Rusia prestará más atención al análisis de los beneficios reales inherentes a la promoción de las relaciones con Rusia y la EAEU (Unión Económica Euroasiática: Rusia, Bielorrusia y Kazajstán).

No veo ningún beneficio que Rusia pueda obtener de una guerra comercial entre Washington y Beijing.

El riesgo de una guerra nuclear

Pregunta: Usted ha mencionado las relaciones ruso-estadounidenses. Por supuesto, la seguridad internacional y la estabilidad estratégica dependen de ellos. La situación es bastante alarmante ahora debido a una profunda crisis en el régimen de control de armamento. Es posible que el último tratado clave en esta esfera expire en seis meses.  Creo que debemos admitir que la opinión pública no está presionando a las élites políticas para que mantengan el control de armas tanto como presionó durante la Guerra Fría, cuando se realizaban manifestaciones a gran escala, como bien recordamos. Las amenazas de mayor prioridad para el público ahora son la pandemia, el cambio climático y el terrorismo. Parece que hoy necesitamos pensar en alguna acción radical, posiblemente en conexión con la cumbre propuesta de los cinco estados nucleares, para crear condiciones que eviten que se desmantelen los mecanismos de control de armamento y lanzar la creación de un nuevo sistema de seguridad internacional y estabilidad estratégica adaptado a las condiciones del siglo XXI.

El miedo a una guerra nuclear ha pasado a un segundo plano. ¿Qué se puede hacer para cambiar esto, o se necesitará una nueva crisis de los misiles en Cuba para que el público tome conciencia de la amenaza del conflicto nuclear y comience a expresar su opinión?

Serguéi Lavrov: Estoy totalmente de acuerdo con usted.

Los riesgos nucleares han aumentado dramáticamente, y la situación en el ámbito de la seguridad internacional y la estabilidad estratégica se está deteriorando visiblemente. Las razones de esto son obvias para todos. Estados Unidos quiere recuperar la dominación global y lograr la victoria en lo que describe como rivalidad entre las grandes potencias. Ha reemplazado el término “estabilidad estratégica” con “rivalidad estratégica”.

Quiere ganar a cualquier precio. Está desmantelando la arquitectura de control de armas para tener la libertad de elegir cualquier instrumento, incluida la fuerza militar, para presionar a sus oponentes geopolíticos, y quiere poder usar estos instrumentos en cualquier parte del mundo. Esto es especialmente alarmante a la luz de los cambios en las doctrinas de las autoridades político-militares estadounidenses. Estos cambios han permitido el uso ilimitado de armas nucleares. Es notable que, como en otros temas de estabilidad estratégica, los estadounidenses han alegado una vez más que es la posición rusa la que permite el uso ilimitado de las armas nucleares, y la escalada en aras de la desescalada y la victoria. Recientemente han emitido comentarios sobre nuestras doctrinas, alegando que hay algunas partes secretas donde se estipula todo esto. Esto no es verdad. Mientras tanto, podemos ver que EEUU ha adoptado una serie de programas prácticos para dotar a sus doctrinas con nuevas capacidades militares y técnicas. Esto se refiere a la creación de ojivas nucleares de bajo rendimiento. Expertos y funcionarios estadounidenses están discutiendo abiertamente esto.

EEUU ya no cree que “en una guerra nuclear no hay ganadores”

En este contexto, estamos especialmente alarmados por el hecho de que los estadounidenses no hayan reafirmado, durante dos años, el principio fundamental de que no puede haber ganadores en una guerra nuclear y que, por lo tanto, nunca debe desatarse. A principios del otoño de 2018, presentamos al lado estadounidense nuestra propuesta escrita que se formuló como la confirmación de lo que el Comisario del Pueblo para Asuntos Exteriores, Maxim Litvinov, y el presidente de los Estados Unidos, Franklin Roosevelt, habían coordinado y las notas que intercambiaron. Les hemos recordado esta propuesta varias veces. Han respondido que lo están analizando. Por supuesto, plantearemos la cuestión de la inadmisibilidad de la idea de que se puede librar una guerra nuclear y ganarla,  en la próxima reunión cumbre de las cinco potencias nucleares. Es importante que nuestros argumentos no sean más débiles que los argumentos que se plantearon en los relevantes documentos soviético-estadounidenses del pasado.

El debilitamiento de estas formulaciones ha demostrado que a los estadounidenses les gustaría diluir el hecho de que no hay alternativa a este principio (que nadie puede ganar una guerra nuclear) y que no puede ser derogado.

La sociedad civil no está prestando suficiente atención a estas amenazas. Es vital atraer la atención del público sobre este problema, informar a la gente sobre los riesgos. Debemos contar no sólo con instituciones oficiales, sino también con la sociedad civil y su parte políticamente activa: las ONG y la comunidad académica y de expertos.

Hay que hacerlo en términos comprensibles, porque los tecnicismos a menudo son difíciles de entender, y la forma en que se presenta a la gente el análisis de esta situación, es muy importante. 

En cuanto a la opinión pública, no siempre determina la realidad. Durante la campaña electoral del presidente Donald Trump, la opinión  pública estaban en sintonía con sus planes declarados y sus llamados a normalizar las relaciones ruso-estadounidenses. Desde entonces, el público se ha olvidado y nadie está organizando quejas por el incumplimiento en este tema.

Conociendo a la parte negociadora de EEUU, no soy optimista sobre el nuevo START (Tratado de Reducción de Armas Estratégicas) , por ejemplo, pero es bueno que hayamos comenzado a hablar. Se celebrará una reunión del grupo de trabajo sobre espacio, nuclear y la transparencia de las armas, más las doctrinas nucleares en Viena entre el 27 y el 30 de julio.

EEUU no quiere renovar el tratado START III de control de armas

Pregunta: La extensión del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas es uno de los puntos críticos en la agenda de las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, principalmente en la esfera del control de armas. Si Rusia no logra llegar a un acuerdo con Washington para renovar este tratado antes de febrero de 2021, ¿qué hará después? Si hay una pausa en el diálogo con Washington en la esfera del control de armas, y si el tratado no se renueva, ¿en qué se convertirá el sistema de control de armas? ¿Serán posibles los formatos multilaterales de los que estamos hablando en el futuro?

Serguéi Lavrov: Parece que EEUU ya ha decidido no renovar este tratado. El hecho de que insista en que no hay alternativa a llevar el acuerdo al formato trilateral sugiere que todo ya ha sido decidido. Además de esto, quieren que las últimas armas rusas sean parte del acuerdo que, en general, no es nada menos que tratar de forzar una puerta abierta. Anteriormente les dijimos a los estadounidenses que cuando el Avangard (misil hipersónico intercontinental ruso, que puede alcanzar los EEUU en 15 minutos y maniobrar durante el trayecto, lo cual le da invulnerabilidad ante las contramedidas que lancen para detenerlo, se comenzó a desarrollar en 2003 y fue presentado en diciembre de 2019) y el Sarmat (misil balístico intercontinental pesado) se desplieguen por completo, estarán sujetos a las restricciones establecidas por el tratado mientras siga siendo válido. Los otros sistemas son nuevos. No encajan en las tres categorías cubiertas por START-3, pero estamos listos para comenzar a hablar sobre la inclusión de las armas que no son clásicas desde la perspectiva de START-3 en la discusión, por supuesto, dentro del contexto de una discusión basada en principios de todas, sin excepciones, variables que afectan la estabilidad estratégica de esa manera u otra. Esto incluye la defensa antimisiles (de EEUU) , donde ahora podemos ver que el argumento, de que fueron diseñados únicamente para detener la amenaza de misiles provenientes de Irán y Corea del Norte, era mentira.  Todo era únicamente en términos de contener a Rusia y China. Otros temas  incluyen las armas no nucleares de alta precisión conocidas como programa de ataque global instantáneo, los planes abiertamente promovidos por los estadounidenses y los franceses para lanzar armas al espacio, los desarrollos relacionados con el Tratado de Prohibición Completa de Pruebas, etc. Estamos listos para debatir sobre nuevas armas, pero hacerlo no con el fin de burlar a alguien o responder a las iniciativas de alguien, sino para reducir realmente la amenaza a la estabilidad y seguridad global.

Nuestras armas hipersónicas se desarrollaron en respuesta al despliegue global del sistema de defensa antimisiles de EEUU.

Hablando específicamente sobre el Tratado START-3, necesitamos una extensión tanto nosotros como los estadounidenses. Ellos creen que es algún tipo de estratagema, nuestra llamada para prolongar el Tratado por cinco años más sin condiciones previas. Rusia, dicen, ha modernizado todo su arsenal nuclear, y como EEUU recién está comenzando la modernización, “quieren atarnos de manos”. Esto no es así en absoluto. Necesitamos extender el Tratado START-3 tanto como los estadounidenses. Si se niegan a hacerlo, no insistiremos. Sabemos y creemos firmemente que podremos garantizar nuestra seguridad a largo plazo, incluso en ausencia de este Tratado. Creo que es prematuro discutir nuestras acciones si este Tratado expira sin renovación, pero de hecho estamos listos para cualquier giro de los acontecimientos. Si se rechaza la renovación, nuestras opciones pueden ser diferentes, pero puedo asegurarle que, en general, continuaremos el diálogo con los Estados Unidos sobre cuestiones estratégicas y nuevas herramientas de control de armamento.

Con respecto a las conversaciones multilaterales, ya dijimos en 2010, cuando firmamos START-3, que la firma de este tratado pone fin a la posibilidad de nuevas reducciones bilaterales y que, hablando de futuras reducciones, enfatizo este término , tendremos que tener en cuenta los arsenales de otras potencias nucleares y comenzar a buscar otras formas de discusión, si hablamos de reducciones. Si hablamos de control, creo que la vía bilateral ruso-estadounidense tiene mucho más que ofrecer. Perder todas las formas de control y transparencia probablemente sería algo irracional e irresponsable frente a nuestras naciones y a otras naciones también. Creo que el hecho de que haya un grupo de transparencia (este es un término amplio que incluye medidas de confianza y verificación) entre los grupos de trabajo ruso-estadounidenses que se reunirán pronto en Viena es una buena señal.

Eurasia contiene los centros mundiales más importantes

Pregunta: Los países euroasiáticos consideran a Rusia como un puente que puede conectar a la UE y los países asiáticos. ¿Cómo ve el papel de Rusia en este espacio?

Serguéi Lavrov: La situación en el continente Euroasiático se ve totalmente afectada por casi todos los factores globales. Aquí es donde se ubican algunos de los centros mundiales más importantes, incluidos China, Rusia, India y la Unión Europea, si hablamos del continente en su conjunto. Por varias razones, cada uno de estos actores tiene motivos a seguir una política exterior independiente de EEUU. Esto incluye a la UE.

Los llamados a la autonomía estratégica se extienden al área de desarrollo como tal. En Eurasia sentimos la influencia de las fuerzas que desearían reunir bloques basados ​​en intereses e intentar introducir elementos de confrontación en varios procesos. Cada vez vemos más tendencias centrípetas. Me refiero a la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático: Tailandia, Indonesia, Malasia, Filipinas y Singapur, Brunei, Vietnam, Camboya, Laos, Myanmar)  en el este y a la UE en el oeste de nuestro continente.

En el centro se encuentra la Organización de Cooperación de Shanghai y la Unión Económica Euroasiática. Nos gustaría promover enfoques unificadores, no divisorios en este espacio e intensificar la colaboración transregional basada en la igualdad, el beneficio mutuo, y lo más importante, nos gustaría darnos cuenta de las ventajas comparativas obvias de la cooperación en el continente a través de entidades de integración creadas en el Oeste, Este y Centro, con respeto por cada uno de estas asociaciones  y la búsqueda de formas naturales de colaboración. Este es el objetivo de lo que llamamos la Gran Asociación Euroasiática que el presidente Vladimir Putin sugirió establecer en la cumbre Rusia-ASEAN en Sochi hace unos años. Creemos que este es un plan de acción absolutamente realista.

Permítanme señalar entre paréntesis que hay enfoques opuestos. En su mayoría, son promovidos por Estados Unidos a través de los llamados conceptos del Indo-Pacífico destinados a socavar el papel sistemático central de la ASEAN en la región de Asia y el Pacífico. Me refiero a un intento de reunir un grupo de países que, abiertamente -porque ni siquera lo ocultan-  contengan el desarrollo de China.

Me gustaría identificar puntos de contacto entre todos los procesos de integración. Por supuesto, existe el concepto de la Ruta de la Seda  de China. La EAEU tiene un acuerdo con China que incluye la identificación de puntos de contacto y la armonización de cualquier proyecto que se implementará como parte de la integración de Eurasia y el proyecto de China. Por supuesto, hay un choque de intereses económicos en varios casos, pero la disposición de las partes a guiarse por los principios legales internacionales, el respeto mutuo y el beneficio mutuo hace posible acordar estos intereses económicos basados ​​en la búsqueda para el equilibrio.  Hemos invitado a la Unión Europea, a considerar cómo puede formar parte del desarrollo de nuestro espacio geopolítico y principalmente geoeconómico común con beneficios para sí misma y para los demás.

Oriente Medio y África

Pregunta: Oriente Medio y África del Norte siguen siendo una región problemática. Nuevas divisiones continúan apareciendo allí; persiste el potencial de conflicto y persisten los viejos conflictos que todos conocen. La situación humanitaria se agrava debido a las sanciones injustas de Occidente contra cierta parte de la región. Varias asimetrías están creciendo más profundamente. ¿Cuáles son los intereses estratégicos de Rusia en la región hoy? ¿Qué queremos lograr allí, dada la naturaleza de la era post-COVID en la que estamos entrando ahora?

Serguéi Lavrov: Tenemos muy buenas relaciones en esta región, posiblemente las mejores en la historia de las relaciones entre este país, y la región. Me refiero a las relaciones con todas las partes: los países árabes, independientemente del potencial de conflicto dentro del mundo árabe, e Israel. Procederemos promoviendo el contacto positivo con todos estos países y buscaremos comprender sus problemas y necesidades, y tomaremos esto en cuenta en nuestras relaciones no sólo con un país específico sino también con los países con los que este socio en particular tiene problemas.

Nuestro propio interés es principalmente evitar nuevas crisis militares y resolver viejas crisis para que Oriente Medio y África del Norte se conviertan en una zona de paz y estabilidad. A diferencia de ciertos países importantes fuera de la región, no tenemos ningún interés estratégico en mantener la región bajo un “caos controlado”. No tenemos tal interés en absoluto.

No estamos interesados ​​en diseñar enfrentamientos directos entre países de la región para crear un pretexto y un motivo para continuar, y a veces expandir, nuestra presencia militar allí. Estamos interesados ​​en promover el comercio, el beneficio económico, la inversión y otros lazos de beneficio mutuo con estos estados.

No quisiéramos que ningún otro país de la región tuviera el mismo destino que Libia, a la cual le robaron su Estado y ahora nadie sabe cómo remendar el país.

Esta es la razón por la que participaremos activamente en los esfuerzos para restablecer un enfoque legal internacional para evitar que otros tubos de ensayo llenos de pólvora pasen por allí y mientan sobre armas de destrucción masiva en otros países de la región, como está sucediendo en Siria. Algunos ya han comenzado a hablar sobre armas químicas “no descubiertas” en Libia. Todos estos son inventos. Cómo se inventan esas teorías  no es ningún secreto.

Fomentaremos el diálogo entre civilizaciones, algo que también es importante, teniendo en cuenta la población musulmana en la Federación de Rusia. Las repúblicas musulmanas de Rusia mantienen buenos lazos con los países del Golfo y otros países del mundo árabe. Nos gustaría apoyar y desarrollar todo esto. No ganaremos nada de que continúe el caos en la región.

El conflicto territorial ruso- japonés por las Islas Kuriles

Pregunta: Mi pregunta está relacionada con los cambios recientes en Rusia. La nueva redacción de la Constitución, que entró en vigencia, incluye una disposición según la cual cualquier acción -con la excepción de la delimitación, demarcación y remarcación de la frontera estatal de la Federación de Rusia con los estados adyacentes- destinada a enajenar parte del territorio ruso, así como los llamados a tales acciones, estarán prohibidos. Esto me lleva a mi pregunta: ¿Esto significa que nuestras conversaciones de años con Japón sobre la llamada disputa territorial se han vuelto anticonstitucionales porque contradicen nuestra Ley Fundamental? Hasta donde recuerdo, los términos “delimitación” y “demarcación” nunca se han aplicado a las Islas Kuriles, ¿o no?

Serguéi Lavrov: Sí, ha dado en el clavo. Nuestras relaciones con Japón se basan en una serie de acuerdos. La Federación de Rusia como estado sucesor de la Unión Soviética ha reafirmado su compromiso con todos los acuerdos firmados por la Unión Soviética. El presidente Vladimir Putin ha confirmado esto más de una vez. Esto incluye la Declaración de 1956 bajo la cual estamos listos para discutir y estamos discutiendo con nuestros colegas japoneses la necesidad de firmar un tratado de paz, pero no un tratado que se hubiera firmado al día siguiente después del último disparo, es decir, inmediatamente después de la terminación de la guerra, como quisieran algunos de nuestros colegas japoneses. El estado de guerra entre la Unión Soviética y Japón fue terminado por la Declaración de 1956, que prevé el fin del estado de guerra y la restauración de las relaciones diplomáticas. ¿Qué más necesitamos? En otras palabras, un tratado de paz que estamos negociando debe ser moderno y completo, y no debe reflejar la situación de hace 60-70 años, sino el estado actual de las cosas, cuando creemos que debemos desarrollar vínculos a gran escala con Japón. Este documento debe ser esencial e inclusivo, es decir, debe incluir temas de paz, amistad, vecindad, asociación y cooperación, y debe cubrir todas las esferas de nuestras relaciones, incluidos los lazos económicos, que están mejorando pero no en todos los sectores económicos. Debe recordarse que nuestros vecinos japoneses han impuesto sanciones a Rusia, aunque no son tan abarcadoras como las restricciones estadounidenses, pero de todos modos las han impuesto.

Un tratado de paz también debe abarcar temas de seguridad, porque Japón tiene una estrecha alianza militar con Estados Unidos, y declaró que Rusia era un enemigo.

Por supuesto, un tratado de paz integral también debe incluir nuestros puntos de vista sobre la interacción de la política exterior, donde, en pocas palabras, no estamos de acuerdo en todos los asuntos discutibles, pero sí en los lazos humanitarios y culturales y muchos otros factores. Hemos ofrecido un tratado en esos términos . Nuestros colegas japoneses no han respondido a esta propuesta hasta ahora.

Está claro que el resultado de la Segunda Guerra Mundial es el tema fundamental que debe determinar nuestras relaciones. Los funcionarios japoneses han declarado más de una vez que reconocen los resultados de la Segunda Guerra Mundial, excluyendo la decisión sobre las Islas Kuriles del Sur o los “Territorios del Norte”, como ellos le llaman.  Esta posición contradice la ley. La posición de Japón debe basarse en el hecho de que el país ratificó la Carta de la ONU, lo que esencialmente significa que las acciones tomadas por los países ganadores con respecto a los países enemigos están fuera de discusión.

Nuestros vecinos japoneses siguen diciendo que firmarían un tratado de paz tan pronto como se resuelva la disputa territorial, pero esto no es lo que hemos acordado hacer. Hemos acordado centrarnos en firmar un tratado de paz según lo estipulado en la Declaración de 1956.

Afganistán: EEUU, la OTAN y el narcotráfico

Pregunta: Hace una semana, preguntamos a expertos sobre el origen de las acusaciones estadounidenses de que la inteligencia militar rusa, el GRU, había ofrecido recompensas a los talibanes por matar a las tropas estadounidenses en Afganistán. Todos los analistas están de acuerdo en que la acusación podría tener sus raíces en razones internas, principalmente políticas.

El representante presidencial de Rusia en Afganistán, el diplomático Zamir Kabulov, señaló que en Estados Unidos hay una facción en contra de la retirada planificada de las tropas de Afganistán porque los servicios de seguridad estadounidenses se han involucrado profundamente en el tráfico de drogas en los últimos años. ¿Qué opina usted de este tema?

Serguéi Lavrov: Ya hemos respondido a Estados Unidos sobre la supuesta conexión de Rusia con los talibanes, quienes supuestamente fueron financiados para luchar contra las tropas estadounidenses e incluso ofrecer recompensas por el asesinato de su personal militar. Sólo puedo decirle una vez más que todo esto es una sucia especulación. Además, los funcionarios responsables de la administración estadounidense, incluido el Secretario de Defensa, han dicho que no saben nada al respecto.

Estas acusaciones encajan muy bien con la lucha política durante un año electoral en los Estados Unidos, parece que han sido inventadas para este propósito. Me gustaría repetir que no hay hechos para probar estas acusaciones. Lo que sí ocurrió a finales de los años setenta y ochenta, es que la administración estadounidense financió y armó a los muyahidines con armas que utilizaron contra los soldados soviéticos.

Como ya he dicho, nos gustaría que tanto Rusia como Estados Unidos extraigan lecciones de la experiencia que han acumulado en ese sufrido país sufrido y que ayuden a iniciar un diálogo intra- afgano junto con los otros países que podrían ayudar a calmar las tensiones,  principalmente podrían ayudar China, Iraq, Pakistán y otros vecinos de Afganistán. Hemos estado trabajando activamente para este fin.

En cuanto a EEUU, hemos estado actuando en el marco del proceso político afgano en virtud de los acuerdos propuestos por los Estados Unidos en su diálogo con los talibanes y el Gobierno de Afganistán.  Estamos utilizando nuestros canales para hacer posibles estos acuerdos. Existe un mecanismo de consultas entre Rusia, Estados Unidos y China, al que Pakistán a veces se une y al que Irán ha sido invitado. Sin embargo, Irán no ha respondido a la invitación debido a sus problemas con los Estados Unidos y las acciones que Washington ha estado tomando contra Irán en todo el mundo. Estas consultas son un mecanismo de cooperación que se está utilizando para definir las esferas donde se pueden enviar señales a todos las partes. Esto se está haciendo en el marco de la lógica del llamado formato de Moscú, que reúne a todos los vecinos de Afganistán sin excepción, así como a Estados Unidos, Rusia y China. Esto es más que adecuado.

Con respecto a las drogas de Afganistán y la posible participación de los militares estadounidenses en el negocio del narcotráfico, hemos recibido numerosos informes, incluso a través de los medios de comunicación, según los cuales se utilizan aviones de la OTAN para contrabandear opiáceos afganos a otros países, incluso a Europa. Los gobernadores de las provincias afganas en cuestión han declarado más de una vez que helicópteros sin identificación están volando en el área. Cabe señalar que el cielo sobre Afganistán está controlado por la coalición de la OTAN. Otros informes han mencionado, inclusive otras formas de contrabando de opiáceos.

Por supuesto, no podemos verificar dicha información con total seguridad, pero se ha informado con tanta frecuencia que no podemos ignorarla. Si se usaran aviones de combate en Afganistán (como mencioné, sólo podrían ser aviones de la OTAN), los vuelos sólo pueden ser realizados por personal militar o de inteligencia. Estas circunstancias deben investigarse, en primer lugar en los Estados Unidos. Los estadounidenses tienen agencias que se encargan de supervisar el cumplimiento de las leyes estadounidenses. En segundo lugar, las investigaciones también deberían llevarse a cabo en el país donde se despliega personal militar, es decir, Afganistán. Esto es exactamente lo que dijo el diplomático ruso Zamir Kabulov.

Por cierto, los hechos confirmados muestran que durante los 20 años del despliegue de los Estados Unidos y otros miembros de la coalición en Afganistán, el volumen de drogas de contrabando a otros países, incluidos Europa y nuestros vecinos, así como a Rusia, ha aumentado varias veces. Ni Estados Unidos ni los otros miembros de la coalición de la OTAN están luchando seriamente contra este negocio de las drogas. Por cierto, el Inspector General Especial para la Reconstrucción de Afganistán John Sopko (la principal autoridad de EEUU que supervisa el plan de reconstrucción en Afganistán) señaló en un informe reciente que hay plantaciones de opio justo al lado de las bases de la OTAN.

Este es un hecho establecido. Y seguramente es ilegal desde el punto de vista de los Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico.

Hemos tratado regularmente de llamar la atención del Consejo de Seguridad de la ONU sobre este tema, y también lo hicimos a través de canales bilaterales cuando instamos a nuestros socios a combatir el narcotráfico.

Respondieron que el mandato de la misión de la OTAN en Afganistán no incluía control sobre las drogas, que sólo estipulaba controlar actividades antiterroristas. Pero es un hecho bien conocido que el negocio de las drogas se utiliza para financiar el terrorismo y es la mayor fuente de fondos para las organizaciones terroristas. Pueden sacar sus propias conclusiones.

La OMS y la pandemia

Pregunta:Pronto comenzará una sesión extraordinaria de la Asamblea General de la ONU sobre el combate de la pandemia, convocada por el Movimiento de Países No Alineados (NAM). ¿Qué importancia tiene esta sesión?  ¿Cree que la ONU tardó en responder a la pandemia? ¿Qué opina de los principios del Movimiento de los Países No Alineados en estas condiciones?

Serguéi Lavrov:

No creo que tengamos ningún motivo para creer que las Naciones Unidas tardan o han tardado en responder a los desafíos de la infección por coronavirus. La Asamblea General de la ONU se reunió dos veces en una etapa temprana de esta situación. Se adoptaron dos resoluciones dedicadas a los objetivos de la comunidad internacional en la lucha contra la infección por coronavirus. Más recientemente, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó una resolución sobre COVID-19. No pudimos hacer esto durante mucho tiempo porque los estadounidenses se opusieron fuertemente a mencionar el papel de la Organización Mundial de la Salud en el documento. Finalmente, encontramos palabras que permitieron mencionar este papel, que fueran aceptadas por EEUU y garantizar la aprobación del consenso.

Recordemos que la Asamblea Mundial de la Salud, por cierto, con la participación de los estadounidenses, celebró una sesión especial en mayo. La OMS adoptó una resolución apoyada por EEUU en la que el papel de la OMS se reflejó objetivamente. En esa sesión se acordó que tan pronto como se completaran todos los programas principales para la pandemia, se realizaría una evaluación internacional de las lecciones que aprendimos del trabajo de la OMS en esta área. Es una evaluación científica objetiva de profesionales independientes.

El Movimiento de los Países No Alineados es nuestro socio más cercano. Somos un país invitado regularmente a las cumbres y reuniones ministeriales del NAM. Esta organización fue creada en un contexto histórico completamente diferente, en el apogeo de la Guerra Fría, cuando los países en desarrollo que formaron este movimiento querían enfatizar el principio de neutralidad con respecto a los dos bloques militares. Sin embargo, el Movimiento de Países No Alineados sigue siendo un factor importante en la política internacional incluso después de la Guerra Fría. Creo que esto es bueno, ya que continúan los intentos de improvisar ciertos bloques nuevamente. Es importante que esta neutralidad, no alineamiento, y enfoque en el avance de los principios del Derecho Internacional se conserven en el centro de las actividades del NAM.

Se celebró una cumbre del Movimiento de Países No Alineados en Bakú (Azerbaiyán) en octubre de 2019, y asistimos como invitados. Confirmamos nuestro apoyo para fortalecer la multipolaridad y el respeto a los principios de la Carta de las Naciones Unidas. También se adoptaron declaraciones del NAM en apoyo de Palestina y Bolivia.

Ucrania no cumple los Acuerdos de Minsk aprobados por la ONU

Pregunta: ¿Puede confirmar que se dio un ultimátum a Kiev, en las conversaciones sobre los acuerdos de Minsk, diciéndoles que redacten enmiendas a la Constitución de Ucrania sobre el estatus especial del Donbass lo antes posible? Si es así, ¿por qué esta demanda se ha vuelto tan difícil ahora siendo que estos acuerdos ya tienen cinco años?

Serguéi Lavrov: No hubo demandas ni ultimátums. Estamos tratando de asegurar, en cooperación con la OSCE, el diálogo directo que Kiev debe llevar a cabo con Donetsk y Lugansk. Conceptualmente, estamos luchando por un solo objetivo: estamos pidiendo a nuestros colegas ucranianos que reafirmen su compromiso total con los Acuerdos de Minsk, ya que fueron redactados, firmados y aprobados por el Consejo de Seguridad de la ONU. Cuando se nos dice que Kiev está comprometida con los Acuerdos de Minsk, pero que es necesario establecer primero el control del ejército ucraniano y los guardias fronterizos en toda la frontera, esto no tiene nada que ver con los Acuerdos de Minsk. Este es un intento deliberado de engañar al público. Cuando se nos dice, al más alto nivel, que los acuerdos de Minsk deben ser preservados para continuar las sanciones contra Rusia, nos gustaría saber si Ucrania está principalmente interesada en estos acuerdos debido a las sanciones, por qué los firmó, y si todavía está comprometido con lo que está escrito en ellos en lugar vincularlo inadecuadamente con las sanciones. La mayoría de los miembros de la UE consideran que esa relación es incoherente. Hablé con los ministros de Asuntos Exteriores de Francia y Alemania. Nos gustaría que nuestros homólogos franceses y alemanes continúen expresando sus puntos de vista sobre esto como participantes en el Cuarteto de Normandía. (N.de la E: el Cuarteto de Normandía es un grupo diplomático de alto nivel integrado por los presidentes y los ministros de Exteriores  de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania, para resolver el conflicto bélico en el este de Ucrania. Se reunió por primera vez en 2014, del trabajo de este grupo se llegó a los Acuerdos de Minsk, bajo el auspicio de la OSCE). Todos los días, escuchamos las declaraciones oficiales de Kiev que simplemente descartan los acuerdos que el Consejo de Seguridad de la ONU reafirmó después de las conversaciones en Minsk.

Por todo esto, continuamos manteniendo una conversación pragmática con miras a coordinar pasos específicos para promover todos los aspectos de los Acuerdos de Minsk: seguridad, cuestiones socioeconómicas, humanitarias y políticas. En la reunión reciente y bastante productiva de los asistentes de líderes de los Estados del Cuarteto de  Normandía, los participantes llegaron a una serie de acuerdos sobre otro intercambio de prisioneros, etc. Se negoció también la presentación por parte de Ucrania del documento que contendrá enmiendas a la Constitución para reflejar el estado especial de Donbass en línea con los Acuerdos de Minsk.

Se llegaron a acuerdos y se suponía que debían formalizarse, pero la delegación ucraniana rechazó todo lo acordado en Berlín. Siempre hemos insistido en que los acuerdos de Minsk deben llevarse a cabo en su totalidad y con la debida sucesión de acciones. No es que estemos perdiendo la paciencia, pero la paciencia ayuda si hay una comprensión clara de lo que viene después. El presidente Vladimir Zelensky llegó al poder bajo el lema de una paz rápida en el Donbass. Sin embargo, en este momento, no tenemos idea de cuál es la actitud de su administración con respecto a las acciones que debe realizar en virtud de los Acuerdos de Minsk.

El libro de John Bolton, el G7 y el G20

Pregunta: El ex asesor de seguridad nacional de los Estados Unidos, John Bolton, escribe en sus memorias que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no estaba contento con las sanciones sobre Siria. ¿Sabe algo sobre esto? ¿ Se está considerando la participación de Rusia en el formato extendido del G7?

Serguéi Lavrov: No he leído las memorias de John Bolton, pero estoy familiarizado con algunas partes de su libro. Bolton tiene su propia visión de las relaciones entre Rusia y los Estados Unidos, de la misión de los Estados Unidos en el mundo y la visión de los Estados Unidos sobre el orden mundial y lo que debería ser. Todo autor quiere que su libro se venda bien, y en EEUU prácticamente todos los que sirven en el gobierno durante uno o dos años, después escriben un libro, para lograr ventas es necesario hacerlo interesante, y los “temas candentes” son útiles para eso. Dejaré todo esto en la conciencia del Sr. Bolton, tanto su presentación de este material como los detalles de los temas delicados.

También dejaré en su conciencia su evidente embellecimiento de las acciones estadounidenses en diferentes situaciones.

En cuanto al G7, creo que ya hemos dicho todo lo que queríamos decir sobre este tema. Rusia era miembro de pleno derecho del G8. El G8 no se reunió en 2014 y no se debió a ninguna acción de nuestra parte, sino que nuestros socios de Europa, EEUU  y Japón, decidieron no celebrar este evento en su totalidad. Fue su elección. El presidente Vladimir Putin dijo en uno de sus comentarios que, como antes, estaremos encantados de recibir a todo el G8 en la Federación Rusa. Si nuestros colegas no quieren, nadie puede obligarlos.

En cuanto al G7, por la lista de países invitados a asistir – según lo mencionado por el presidente Donald Trump- muestra que el G7 ya no puede lograr mucho por sí solo. Pero incluso los países mencionados no harán ningún cambio radical porque la lista está incompleta, y los problemas serios del mundo y las finanzas mundiales difícilmente pueden resolverse de manera efectiva. Aparentemente, es la necesidad de involucrar a los principales actores en los mercados financieros, económicos y productores de materias primas mundiales, lo que ha  provocado la reanudación y la mejora de las actividades en el G20. Este es un mecanismo inclusivo que se basa en el consenso y los principios de igualdad. Creemos que el formato G20 obviamente debe ser preservado, alentado y utilizado activamente si queremos hablar sobre las causas subyacentes de los problemas económicos actuales en lugar de su uso en disputas de política exterior o cualquier otro tipo de retórica.

Elecciones en EEUU

Pregunta: Siempre dice que Rusia está lista para trabajar con cualquier presidente elegido por el pueblo estadounidense. ¿Puede predecir el desarrollo de las relaciones bilaterales si el ex vicepresidente de los Estados Unidos, Joe Biden, gana? ¿Cree que algunos analistas tienen razón al creer que podría revisar algunas de las decisiones del presidente Donald Trump, que no benefician a Rusia, como la retirada del Tratado INF y el Tratado de Cielos Abiertos?

Serguéi Lavrov: No hacemos comentarios sobre campañas electorales. Esto lo hacen los medios de comunicación en todos los países. La campaña electoral en los Estados Unidos está creando mucho interés en todo el mundo. Esto es comprensible, pero la posición oficial de Rusia es que   la elección del jefe de Estado depende del pueblo estadounidense. Este es un asunto interno de los Estados Unidos.

En cuanto a cómo un resultado u otro podrían afectar las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, si razonamos de una manera perfectamente abstracta, podemos citar a algunos analistas que han comentado sobre cómo esto influirá en las conversaciones sobre desarme. Hay una opinión que probablemente está respaldada por algunos hechos, de que los demócratas son menos propensos que los republicanos a destruir los acuerdos sobre estabilidad estratégica y desarme que se han alcanzado en las últimas décadas.

Pero no hemos olvidado que se lanzó una importante campaña contra Rusia durante la administración demócrata de Barack Obama. Muchos elementos de esta campaña, incluidas las sanciones, son ahora un elemento de consenso de ambos partidos.

No quiero adivinar.  Esta situación es impredecible. Permítanme repetir, es el pueblo estadounidense quien debe tomar su decisión.

Defecto estructural en el sistema electoral de EEUU

La Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la OSCE que se encarga, entre otras cosas, de supervisar las elecciones, ha llevado a cabo dicha supervisión de forma remota y distribuyó un informe que se presentó recientemente en el Consejo Permanente de la OSCE. El informe contiene muchos comentarios críticos sobre la correlación de los procesos electorales con las leyes estadounidenses. No entraré en detalles. Pueden  leer este informe ustedes mismos. Pero el informe menciona, en particular, que por una variedad de razones, al menos 2 millones de ciudadanos estadounidenses están privados del derecho de voto al que tienen derecho por ley. Curiosamente, el informe señala que existe un defecto estructural en la legislación electoral de Estados Unidos, en particular, un proceso electoral de dos etapas.

Al principio, la gente elige el Colegio Electoral que luego elige al presidente. El informe también señaló que la creación de los distritos electorales es injusta para los diferentes grupos étnicos. Esta es una observación indicativa en nombre de la OSCE. Hemos hablado de esto por mucho tiempo. También recuerdo que cuando Condoleezza Rice era Secretaria de Estado de los Estados Unidos, se quejó de nuestras elecciones. Le respondí que si tenía quejas específicas, teníamos estándares internacionales y observadores y muchos otros mecanismos y todo el proceso sería analizado. Le recordé que en los EEUU un candidato puede ganar un voto popular, pero un candidato diferente puede ser elegido presidente debido a las diferentes cuotas de votos en los distritos electorales y el Colegio Electoral. Esto es lo que sucedió en el año 2000 cuando los votos de Florida fueron contados por tanto tiempo. Finalmente, este proceso fue detenido por la Corte Suprema. George Bush Jr se convirtió en presidente de los Estados Unidos y Alexander Gore aceptó su derrota. Rice me dijo entonces que saben que esto es un problema, pero este es su problema y lo resolverán ellos mismos. Probablemente responderán al informe de la OSCE de la misma manera.

En cuanto a las perspectivas y la proyección de esta u otra decisión sobre tratados, incluido el Tratado de Cielos Abiertos, de acuerdo con el calendario actual y su propia decisión anunciada sobre la retirada, se supone que EEUU finalizará su participación en el tratado el 22 de noviembre o dos semanas y media después de las elecciones. No importa quién se convierta en presidente, la nueva administración asumirá sus deberes el 20 de enero. Por lo tanto, es probable que esta decisión no sea revisada si el tratado expira.

Si la nueva administración, demócrata o republicana, decide regresar al tratado, las conversaciones tendrán que comenzar desde cero. Por lo tanto, en la conferencia extraordinaria de los signatarios del Tratado de Cielos Abiertos que se celebró en línea el 6 de julio de este año, instamos a todas las partes restantes del tratado a intentar preservarlo. Estamos preparados para continuar con él, pero tomaremos nuestra decisión final sobre si debemos seguir siendo parte de él después de analizar todas las consecuencias de la decisión de los Estados Unidos de retirarse, que es poco probable que se revise. Es final e irreversible como estamos viendo, en mi opinión. Esto también se confirma por lo que sucedió con el Tratado INF. La decisión fue anunciada. Esto fue seguido por intentos de persuadirlos para que lo conservaran pero fue en vano.

Pere repito lo que ya he dicho: estamos listos para una situación en la que no quedará nada del sistema de control de armas debido a la línea persistente de los EEUU para eliminar todos estos acuerdos.

Pero también estamos preparados para no comenzar desde cero, sino para continuar nuestros contactos con los estadounidenses en todos los temas de estabilidad estratégica. Estoy seguro de que todos los miembros de la comunidad internacional apoyarán este enfoque. Dicho esto, también mantendremos la puerta abierta para las conversaciones multilaterales. Permítanme repetir que estas conversaciones deben basarse en el entendimiento común, la participación voluntaria y una formación equilibrada de participantes.

Frases

 

“Tenemos que unirnos porque el mundo lo acelera todo y sino aceleramos nuestra unidad, ese mundo se viene contra nosotros”

Hugo Chávez
 
 

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº125

 

Descargar

 

Xi Jinping: Tres discursos

 

Descargar