(+) La apología al terrorismo que hizo Donald Trump con Oscar Pérez en Miami

(+) Trump se da un baño de anticomunismo en Miami

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha declarado que "se acerca un nuevo día para América Latina", durante un discurso pronunciado este lunes en la Universidad Internacional de Florida (FIU, por sus siglas en inglés).

"Mi corazón está en Venezuela", dijo el inquilino de la Casa Blanca. "En Venezuela y en todo el hemisferio occidental el socialismo está muriendo y la libertad, la prosperidad y la democracia están renaciendo", subrayó Trump. "Pasando la página del socialismo […] no habrá vuelta atrás", añadió el mandatario estadounidense.

Trump acusa a su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, de no ser un patriota de Venezuela, mientras tilda a varios miembros del Ejército venezolano de ser corruptos, asegurando que sabe "dónde están los millones de dólares que robaron".

Los militares, ante una encrucijada

"Pueden optar por aceptar la generosa oferta de amnistía de Guaidó. No deben seguir las órdenes de Maduro para bloquear la ayuda humanitaria", dijo el inquilino de la Casa Blanca, dirigiéndose a los oficiales del Ejército venezolano, a los que advirtió que si eligen el segundo camino "no encontrarán salida" y "lo perderán todo".

Por otro lado, explicó que desde Washington se busca una transición pacífica en Venezuela, si bien —aseguró— "todas las opciones están sobre la mesa".

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) ha ratificado su lealtad al presidente Maduro y el respeto a los preceptos de la Constitución venezolana. En este sentido, el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, calificó la semana pasada de "craso error" llamar a la FANB a "irrumpir contra la legalidad, contra la Constitución". "Eso es un acto de estupidez" e "infantilismo político", sostuvo.  

El pasado 10 de febrero el diputado opositor Juan Guaidó hizo un llamamiento a los militares venezolanos para que permitan la entrada de la "ayuda humanitaria", uno de sus principales objetivos, que el presidente constitucional, Nicolás Madurocalifica de "show" destinado a vulnerar la soberanía del país.

"Si quieren ayudar a Venezuela, liberen el dinero que tienen les tienen bloqueado", aseveró el mandatario venezolano, planteando la posibilidad de que EE.UU. brinde esa ayuda al pueblo de Cúcuta (Colombia) —donde previamente llegó un envío de ayuda humanitaria solicitado por Guaidó—, que sufre preocupantes condiciones sociales y económicas.

Caracas acusa a la Casa Blanca de imponer sanciones contra Venezuela que han implicado pérdidas millonarias muy superiores a lo que ahora se pretende entregar.

El pasado lunes el líder opositor declaró que la primera parte de la llamada "ayuda humanitaria" internacional —por un valor de 20 millones de dólares— ya ha sido entregada. Posteriormente, el propio Guaidó anunció que el próximo 23 de febrero ingresará en Venezuela la "ayuda humanitaria" solicitada por la dirigencia opositora de ese país suramericano, invitando a los venezolanos a realizar una "caravana" en las zonas fronterizas para recibir la ayuda. Por el momento esta se encuentra en Cúcuta y Roraima (Brasil).

El 15 de febrero Washington envió, en aviones militares, un cargamento con "ayuda humanitaria" a una zona fronteriza entre Colombia y Venezuela. Un día después llegó a Cúcuta un camión de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) con el segundo lote de "ayuda humanitaria" para Venezuela. Además, el domingo de la semana pasado Guaidó anunció la llegada a esa misma localidad de tres aviones de EE.UU. con "ayuda humanitaria para más de 25.000 venezolanos". Por su parte, el Gobierno de Venezuela sigue bloqueando el ingreso de la supuesta ayuda, señalando que es una provocación.

- La crisis política de Venezuela estalló después de que Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional —que se encuentra en desacato desde 2016 y cuyos actos son nulos, según varias sentencias del Tribunal Supremo de Justicia venezolano—, se autoproclamara "presidente encargado" de su país a finales de enero y fuera reconocido como tal por EE.UU. y otras naciones latinoamericanas y europeas.

- Por su parte, Caracas denunció que la oposición venezolana encabeza "un golpe de Estado" con el respaldo de EE.UU., y acusó a Washington de llevar a cabo "guerras injustas", así como de "arrasar con poblaciones civiles inocentes" y "bloquear economías".

 

Trump se da un baño de anticomunismo en Miami

http://media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2019/02/trump-discurso-miami-venezuela2.jpg

“Socialismo” y “comunismo” estuvieron entre las palabras más repetidas por el presidente Donald Trump en su discurso de este lunes en Miami, lugar que utilizó de plataforma para incitar la sublevación de los militares en Venezuela y demostrar el supuesto fracaso de las ideas progresistas en el mundo entero.

En total el presidente mencionó “socialismo” en 29 ocasiones y “comunismo” seis veces, en una intervención de menos de cerca de 30 minutos, lo que resulta inusual desde el fin de la Guerra Fría.

Antes de dirigirse al auditorio, Trump saludó especialmente a los senadores por la Florida Marco Rubio y Rick Scott, al representante Mario Díaz-Balart, al Embajador en la OEA Carlos Trujillos y su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton.

Durante los últimos meses, ese grupo ha convencido al presidente de asumir una postura más agresiva hacia América Latina, en particular contra Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Al parecer, lograron instalar en la mente de Trump la idea de que poner fin a la oleada de transformaciones progresistas y de izquierda en América Latina luciría bien en el currículum de política exterior de un presidente señalado por su falta de experiencia e incapacidad para conducir los asuntos globales.

Trump fue a Miami a darse un baño de retórica anticomunista y antisocialista que recuerda mucho las posiciones reaccionarias de Bolton y de Rubio, dos republicanos que han hecho carrera en Washington con una política de línea dura contra la Revolución Cubana y todos los gobiernos que se oponen al dominio estadounidense.

Trump repitió varias de las tesis que defiende Bolton desde hace años, como que la Revolución Bolivariana se sostiene exclusivamente por el apoyo de Cuba y no por el respaldo de millones de personas que fueron beneficiadas por los cambios introducidos desde el ascenso del Comandante Hugo Chávez al poder en 1999.

También dijo que Maduro, quien obtuvo más de seis millones de votos en las pasadas elecciones presidenciales, era una “marioneta cubana” y no un “patriota venezolano”, categoría que reservó para militares traidores que incumplieron su deber constitucional y atentaron contra la población civil.

Trump presentó en medio del discurso a Aminta Pérez, la madre del policía sublevado Óscar Pérez, quien fue ultimado junto a otros seis integrantes del grupo Resistencia en El Junquito, a 40 minutos de Caracas, donde hizo una fuerte resistencia armada y se negó a entregarse.

Aprovechó también para hacer un nuevo llamado a los militares que se mantienen leales al gobierno constitucional para que se subleven.

“Hoy tengo un mensaje para todos los funcionarios que están ayudando a mantener a (el presidente Nicolás) Maduro en el cargo. Los ojos del mundo están sobre ustedes”, dijo.

“Pueden elegir entre aceptar la generosa oferta de amnistía del (autoproclamado) presidente Guaidó y vivir su vida en paz con sus familias y sus compatriotas, o pueden elegir el segundo camino: seguir apoyando a Maduro. Si eligen este camino no encontrarán un refugio, no habrá una salida fácil. Lo perderán todo”.

Como parte de las amenazas, dijo que prefería “una transición pacífica”, pero no descartó la posibilidad de emplear una opción militar contra Venezuela.

Reportes de fuentes públicas y medios de prensa confirman que Estados Unidos despliega fuerzas militares en puntos fronterizos con Venezuela, bajo el supuesto paraguas de una acción de envío de “ayuda humanitaria”, a pesar de que es Washington quien mantiene bloqueado los ingresos venezolanos para comprar medicinas y alimentos esenciales para la mayoría de la población.

Prometió que “se avecina un nuevo día para América Latina” y arremetió contra lo que llama “el eje del mal”: Caracas, Managua y La Habana.

Aprovechando su presencia en Florida, uno de los Estados clave para las elecciones presidenciales del 2020, Trump asoció el supuesto desastre económico en los países socialistas de América Latina con las ideas que defiende un sector del partido Demócrata y aseguró una vez más que “Estados Unidos nunca será socialista”.

 

La apología al terrorismo que hizo Donald Trump con Oscar Pérez en Miami

Como un acto de apología al terrorismo podrían ser calificadas las palabras del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hacia el terrorista venezolano Oscar Pérez, expolicía de ese país quien disparó y lanzó granadas contra dos edificaciones públicas el 27 de junio de 2017, tras robar un helicóptero de la policía científica venezolana, y luego realizó otros actos de índole terrorista. Trump lo tachó de “valiente oficial de policía venezolano” y “persona extraordinaria y grandiosa”. Sus palabras se emitieron en la ciudad de Miami, en un acto con la comunidad de venezolanos que viven en ese país, en lo que pareciera un intento de ganarse a los habitantes del estado de Florida con miras a las elecciones de 2020.

En su discurso, Trump dijo sobre Pérez: “Es un valiente oficial de policía venezolano, ustedes conocen la historia. En junio de 2017, Oscar piloteaba un helicóptero sobre la ciudad de Baruta con un banderín que hacía referencia al artículo 350 de la Constitución de Venezuela”, señaló Trump, omitiendo que Pérez realizó un ataque armado en el que lanzó granadas y efectuó disparos contra instituciones públicas donde laboraban civiles desarmados.

“Oscar dijo que quería entregar y dar esperanza al pueblo, que él amaba al pueblo, luchaba por el pueblo y el pueblo amaba a Oscar. Pero a Oscar lo balearon y fue asesinado por estos matones venezolanos, ustedes ya conocen la historia: las fuerzas de seguridad de Venezuela, que terriblemente lo decimaron”, señaló.

El presidente estadounidense añadió: “Oscar entregó su vida por la libertad de su pueblo, y el día de hoy tenemos libertad gracias a personas extraordinarias y grandiosas como Oscar”.

Trump estuvo acompañado por la madre de Pérez, quien también habló y pidió “justicia” para con su hijo, lo cual fue aclamado por los asistentes.

¿Quién fue Oscar Pérez?

El 27 de junio de 2017, Oscar Pérez se valió de su condición de inspector adscrito a la División de Transporte Aéreo del Cicpc, para hurtar un helicóptero de ese organismo y, desde él, ejecutar un ataque armado contra las sedes del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y el Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz (Mpprijp) en Caracas.  Él y sus acompañantes dispararon 15 veces contra el edificio del Mpprijp en la avenida Urdaneta, donde se efectuaba una fiesta con motivo del día del Periodista, y luego se lanzaron cuatro granadas contra el TSJ, donde funcionaba una escuela que, afortunadamente, ya había sido desocupada.

Es de destacar que la actitud de muchos medios al ocurrir el ataque, fue restarte importancia e incluso insinuar que Oscar Pérez trabajaba para el gobierno y realizaba un autoatentado.

Posteriormente, el 6 de agosto de 2017 el exoficial militar Juan Carlos Caguaripano lideró un grupo que realizó un ataque armado contra el Fuerte Militar Paramacay, en la ciudad de Valencia, estado Carabobo, con el fin de sustraer armas. Tras el ataque, realizo principalmente por civiles, fueron capturadas 18 personas. Oscar Pérez afirmó en un video en redes sociales que tuvo relación con la operación.

Posteriormente, el 18 de diciembre de 2017, Pérez se atribuyó el ataque a un Comando de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) ubicado en Laguneta de la Montaña, en San Pedro de Los Altos, estado Miranda, donde él, acompañado de un grupo de hombres en pasamontaña, sometieron a efectivos y robaron 26 fusiles, armas y municiones. Pérez publicó un video en su cuenta en Twitter en el que muestra cómo extrajeron las armas.

Dos policías son asesinados por el grupo de Pérez cuando gestionaba su entrega

El 15 de enero de 2018, Oscar Pérez y su grupo terrorista fueron cercados en una casa en El Junquito, al oeste de Caracas. Mientras se negociaban las condiciones para su entrega, “abrieron fuego contra los funcionarios encargados de su captura e intentaron hacer detonar un vehículo cargado de explosivos, con el lamentable saldo de 2 funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) fallecidos y 5 gravemente heridos”, señaló un comunicado del Ministerio para las Relaciones Interiores.

“Nuestros efectivos fueron alevosamente atacados por los violentos cuando se estaba negociando las condiciones para su entrega y resguardo. Los integrantes de esta célula terrorista que hicieron resistencia armada fueron abatidos y cinco criminales fueron capturados y detenidos”, indicó el comunicado. Entre los fallecidos estuvieron el propio Oscar Pérez.

El 18 de enero, Diosdado Cabello difundió detalles de lo que había ocurrido. “Decían una cosa a los que iban a negociar, pero en las redes sociales decían otra”, señaló Cabello en torno a los videos que Pérez y su grupo compartieron en Instagram a través de una cuenta, EquilibrioGV, actualmente cerrada. Decían: “Ya nos vamos a entregar”, pero en las redes sociales decían: “Nos están masacrando”, señaló Cabello.

Una de las personas asesinadas por el grupo de Pérez era Heyker Vásquez, funcionario de inteligencia y miembro del colectivo Las Tres Raíces del 23 de Enero. Cabello señaló que a Vásquez “lo mandan a buscar ellos” (la gente de Oscar Pérez), para que los ayude en la negociación. “Ellos lo mandan a buscar porque Díaz Pimentel (uno de los miembros del grupo de Oscar Pérez) es de 23 de Enero y conoce a Heyker. Él fue a hablar 2 veces con ellos para que se entregaran. Le pidieron cigarrillos a Heyker, él les llevó cigarrillos y le dijeron: ‘Dile a tu jefe que nos vamos a rendir’”.

Cabello explicó que, producto de la negociación, los efectivos policiales iban en dos vehículos al sitio para detener al grupo armado. Cuando se bajan del carro, “su mismo amigo, Díaz Pimentel, lo asesinó apenas se bajó del carro, con un tiro en el pecho. Y le lanzaron granadas a los 2 vehículos donde iba la gente que iba a detenerlo. ¡Nunca manifestó una voluntad verdadera de rendirse!”, acusó.

Aún cuando muchos periodistas y opinadores opositores inicialmente afirmaban que Oscar Pérez trabajaban para el gobierno y que el ataque del 27 de junio era un “autoatentado”, los medios internacionales se encargaron de limpiar su reputación y convertir al expolicía en un “héroe”, tal y como en el pasado se hizo con Orlando Bosch, Luis Posada Carriles y otros terroristas involucrados en hechos terribles, como el atentado a un avión de Cubana de Aviación el 6 de octubre de 1976, en el que mueren 73 personas.

 

         

Fuente: RT/Cuba Debate

Frases

"Escuchad mi última voz... Os pido... Os ruego, que permanezcan unidos para que no seáis los asesinos de la patria y vuestros propios verdugos..."
          Simón Bolívar

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº96

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar