Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Ecuador: Portaaviones natural

Innumerables y coloridas son las atribuciones con las que el gobierno actual describe al Ecuador en estos días. Dentro de la cosmovisión cuántica, este país entra en la categoría de deudor oneroso y cumplidor de condiciones al pie de la letra, tierra de corruptos con denominación de origen, país del “si ustedes se hacen los tontos yo me hago el pendejo”, fracasados deportivos y más recientemente: portaaviones natural.

Entre una de las últimas decisiones promulgadas por el Ministerio de Defensa, consta la ampliación del aeropuerto de la isla de San Cristóbal, el cual pasaría a estar a disposición de las fuerzas armadas de E.E.U.U. en el marco del acuerdo en cooperación entre este país y Ecuador en materia de “seguridad y combate al narcotráfico”. Dentro del mismo, se prevé la construcción de capitanías en Posorja, Manta y Puerto Bolívar [1]. El propio Ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, aseveraba en declaraciones recientes, ante medios internacionales que: “Galápagos es para Ecuador como nuestro portaaviones, es nuestro portaaviones natural, porque, nos asegura permanencia, re abastecimiento, facilidades de interceptación y está a mil kilómetros de nuestras costas” [2]. Nada más lejano a que Ecuador tenga aspiraciones de convertirse en una potencia militar regional o incluso de peso geopolítico. Este “portaaviones natural”, como son también los intereses generados por los prestamos crediticios emitidos al Estado ecuatoriano, no están pensados para beneficio propio.

La historia respecto al interés estadounidense por las Islas Galápagos para fines militares se remonta hasta los días de Eloy Alfaro, cuando ante una aparente guerra con Perú, Ecuador pedía un préstamo a E.E.U.U. y estos últimos exigían la venta de las islas a cambio de apoyo financiero, en 1911. Este punto estratégico en medio del océano pacífico representa el mayor interés por parte de E.E.U.U. en materia logística militar en territorio ecuatoriano.

Simultáneamente, la semana pasada el gobierno daba a conocer los resultados de un estudio conducido en el marco del proyecto Cascabel, el cual estima vastos yacimientos minerales en el país. Según el estudio, Ecuador se convertiría en el tercer país con mayores reservas en oro, primero en plata y sexto en cobre a nivel mundial. Ahora, además de llegar a ser potencia minera, también seremos el primer país con portaaviones natural en el mundo [3].

Las conclusiones que pueden se pueden de estos hechos puntuales son vastas. Si ya se cargaron a las Galápagos, nuestro patrimonio natural más preciado, no se detendrán ante nada. Las élites políticas, poderes fácticos que operan dentro del Estado para vaciarlo de contenido, institucionalidad, liquidez y patrimonio, recrudecen el carácter clasista que en última instancia es representado por el Estado burgués: la dominación e imposición de la burguesía frente al resto de la sociedad. Las élites económicas e industriales, que bien cooperaron y lucraron con el correísmo, no tienen ahora por qué prescindir de demostrar y aplicar sus preceptos e intereses con toda la fuerza y magnitud posibles, anunciando medidas y paquetazos justo antes de la salida a feriados, como era de buena costumbre durante las décadas neoliberales a finales del siglo pasado. La depredación capitalista por minerales, recursos, rendimiento y militarismo financiero se viene sin precedentes y no parará ante nada para conseguir los réditos que busca. Esta lógica se basa en la explotación de humano y naturaleza a su libre conveniencia, para servir de fuente de apropiación y riqueza, además de fuente intrínseca de acumulación.

La verdadera magnitud de lo pactado entre el Estado ecuatoriano y sus acreedores foráneos no será entendible ni conmensurable, probablemente hasta que la condicionalidad haya terminado. Entre tanto, quedan cada vez más al descubierto las verdaderas intenciones que están detrás de las acciones del gobierno de Moreno. Las privatizaciones, la flexibilización laboral, las olas de despidos, la precarización y marginalización social y económica, así como  la enajenación de patrimonio nacional para fines militares foráneos están a la orden del día. La oligarquía impone intereses a su gusto y de manera desenfrenada entre la totalidad de la sociedad. Bajo estos signos, preparar la resistencia sería poco.

 

Referencias:

[1] El Universo: “Aviones de vigilancia de los Estados Unidos operarán en Galápagos”: https://www.eluniverso.com/noticias/2019/05/30/nota/7352517/ministro-defensa-anuncia-planes-incrementar-vigilancia

[2] Robaldino, José: “Galápagos es el nuevo portaviones de Ecuador al servicio de EEUU”, según publicación de HISPANTV”, en Pichincha Universal: https://www.pichinchauniversal.com.ec/galapagos-es-el-nuevo-portaviones-de-ecuador-al-servicio-de-eeuu-segun-nota-periodistica-de-hispantv/

[3] El Comercio: “Mina subterránea de plata más grande del mundo, en Cascabel”, https://www.elcomercio.com/actualidad/mina-subterranea-cascabel-explotacion-minera.html

 

          

Fuente: Revista Crisis

Frases

 

“Tenemos que unirnos porque el mundo lo acelera todo y sino aceleramos nuestra unidad, ese mundo se viene contra nosotros”

Hugo Chávez
 
 

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº112

 

Descargar

 

Cuadernos para la Emancipación

 

Descargar