Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

[LA TERTULIA] Las revoluciones de colores en Latinoamérica: Agenda para el golpismo

Por La Pupila Insomne

Transcribimos la videoconferencia “Revoluciones de colores en América Latina”, tema de “La Tertulia” de la Unión de Periodistas de Cuba, en la que participaron Karima Oliva y Edwin Madrigal. Moderada por Iroel Sánchez y celebrada en la Casa de la Prensa.

Iroel Sánchez: Como siempre, desde la Unión de Periodistas de Cuba los jueves a la una de la tarde. Estaremos hablando de “¿Revoluciones de colores en América Latina?”, porque se trata de saber si exactamente son revoluciones de colores, si son otra cosa, qué similitudes tienen con estos procesos que ocurrieron a inicios de este siglo en las repúblicas ex soviéticas, qué pensamos en este sentido.

Para eso yo quería que me acompañara en primer lugar Gustavo Borges Revilla, desde Venezuela, lo habíamos anunciado, Gustavo tiene un imponderable de última hora que no le ha permitido estar aquí, pero quiero de todos modos referirme a algo que él dijo en el Foro de São Paulo cuando se reunió aquí en La Habana en julio de 2018, él dijo una frase muy inquietante, dijo: “Si no sabemos lo que es la Open Society Foundation de Georges Soros tenemos el debate perdido”, algo que en este contexto yo creo que tiene un sustrato muy iluminador sobre el papel de esta organización en todos estos procesos, tanto en su escenario original como después en América Latina; Gustavo también dijo en aquella ocasión que deberíamos tener en cuenta lo que había ocurrido en el caso de Venezuela, las guarimbas en el año 2017 en Venezuela, sabemos todo lo que desencadenó, violencia, incendios, muertes, quema viva de personas, ha sido bastante difundido, incluso nuestra compañera Rosa Miriam Elizalde, vicepresidenta primera de la UPEC, quien siempre nos acompaña aquí, nos ayuda con la tecnología, ha publicado un grupo de estudios sobre estos temas y los ha seguido de cerca, también artículos periodísticos, del papel tanto de los financiamientos estadounidenses y de estas organizaciones llamadas no gubernamentales, con la sinergia que hacen, con el uso manipulador de las tecnologías de la información y las comunicaciones.

En el caso de Nicaragua, que fue escenario de un proceso como este en 2018, justo mientras intervenía Gustavo en ese Foro de São Paulo, también hay determinadas regularidades, y también en el caso de Cuba, países, que los tres fueron sancionados por Estados Unidos buscando dañar su economía, y de hecho han sufrido ese daño, tienen una situación de crisis económica sin eliminar factores internos, sí es cierto que han sufrido sanciones que han sido implementadas fervorosamente por el gobierno norteamericano.

Está el hecho de una agresividad muy intensa en el último año por la administración de Donald Trump, también coincide en esas regularidades que hay en esos tres países, hay unos fondos con el objetivo de provocar cambios en el régimen en esos países.

Entonces teniendo todos esos antecedentes yo preferiría que comenzara Edwin, que es máster en comunicación, que es filólogo y periodista, y que además estuvo en nuestra Tertulia inaugural, que nos permita conocer más sobre esto, exactamente qué pasó en el 2018 en Nicaragua, qué relación guarda con estos elementos que yo apuntaba, cómo se gestó eso, qué se ha podido saber de cómo se originó, si hubo también decisiones del gobierno sandinista que influyeron en eso y que fueron utilizadas para movilizar inicialmente como un detonante, y que después todo eso se alimentó y se encendió, qué papel jugaron determinados grupos de jóvenes llamados autoconvocados.

Edwin Madrigal: Muchas gracias compañeros, muchas gracias, Iroel, un abrazo a todos. Desde Nicaragua nosotros hemos vivido en carne propia lo que significan estas maniobras estadounidenses para derrocar a gobiernos democráticos, elegidos democráticamente, pero que son gobiernos que no están a favor de las políticas imperialistas, a favor de las políticas neoliberales, que son gobiernos de corte social, de corte progresista, que son gobiernos del pueblo realmente movilizado.

Y sin dudas nosotros desde el 2007 en Nicaragua hemos vivido cambios trascendentales con el gobierno del comandante Daniel, el gobierno del Frente Sandinista, el que ha implementado una gran cantidad de programas sociales que han venido a mejorar sustancialmente la vida de las familias nicaragüenses, programas de empleo, programas de vivienda, de empredimientos, de calles, de productividad, y sin dudas toda esta cantidad de programas ha desarrollado al país, que venía alcanzando un desarrollo económico importante sólo superado en la región por Panamá, entonces cómo esa gran obra económica en Nicaragua también venía viéndose de cierta manera con malos ojos por aquellos que ya no podían poner sus manos en los recursos del pueblo, que son los grandes empresarios, los grandes capitales, que son las oligarquías de siempre y los políticos tradicionales, que de una u otra manera habían perdido las elecciones con nosotros una y otra vez, con medios que tienen un eje, uno editorial, y ejes semánticos en contra de nuestros pueblos, que nos comienzan a decir que viven en dictadura, que no hay libertades sociales, que no hay libertades individuales, cuando en Nicaragua se puede respirar paz y tranquilidad.

Entonces este eje, esta construcción comunicacional, también es apoyada por medios de comunicación en Estados Unidos, que ya los conocemos, como la Univisión, la CNN, y medios internacionales como El País, que son cajas de resonancia hacia Europa, hacia Estados Unidos y hacia América Latina.

Y sin dudas, bueno, esta construcción se vino haciendo, se vino haciendo, y Estados Unidos trazó una ruta, una estrategia importante en Nicaragua, y es que los políticos tradicionales, los partidos de turno, son derrotados por el Frente Sandinista, que tiene una base sólida, una base militante y una base de simpatizantes que siempre votan por el Frente Sandinista gracias a esa obra de progreso, a esa obra de participación y protagonismo.

Entonces optaron por las organizaciones no gubernamentales, ONG’s que trabajan con jóvenes, que trabajan temas ambientales, y a través de este sinnúmero de pantomimas, ¿verdad?, de trabajo social o voluntariado, comenzaron a canalizar y a desviar fondos de la USAID y de otros organismos para comenzar a preparar en redes sociales, en liderazgo, etcétera, a diferentes movimientos supuestamente de organizaciones no gubernamentales, y a financiar una gran cantidad de medios de comunicación opositores en Nicaragua; mientras más hablaban de Daniel Ortega, mientras más mal hablaban del Frente Sandinista, más los iban a financiar, entonces detrás de eso obviamente la embajada norteamericana tuvo la estrategia, la estrategia de Washington, en una guerra que nosotros le llamamos de baja intensidad, que estaba ahí de manera silenciosa, pero estaban trabajando, estaban trabajando, políticamente derrotados pero estratégicamente ellos seguían trabajando con un objetivo en particular, implementar un golpe de estado como el que se vio.

El golpe de estado comenzó a trazarse, como les digo, con estas estrategias, con universidades privadas para captar a jóvenes, captar liderazgo, y comenzar a construir una matriz de opinión poco a poco, poco a poco; ellos querían arrebatarle al gobierno banderas ambientalistas, por ejemplo, y entonces se montaban en luchas ambientalistas para criticarnos, entonces no les daba efecto porque el gobierno atendía esas situaciones, les daba respuesta, y entonces ya la bandera ya no la podían sacar, entonces bueno, atendían otras banderas de género, no les daba resultado porque el gobierno atendía esos problemas, bueno, sacaban cualquier bandera, pero ellos son unos camaleones ideológicos, unos camaleones políticos para sus intereses, el verdadero fin era derrocar al gobierno revolucionario, entonces este es el modus operandi, hasta que bueno, se implementaron una serie de reformas al sistema de seguro social en Nicaragua y eso detonó una serie de protestas que ellos quisieron captar, inmediatamente vino el presidente Daniel, derogó esas reformas, que en un primer instante fueron un poco antipopulares, y sin dudas las protestas seguían financiadas por Estados Unidos, pero además, con una estrategia interesante, captar a delincuentes, a jóvenes  que de alguna manera no se les había podido llegar, financiarlos, dotarlos de drogas, dotarlos de dinero, y dotarlos de armas también, para generar bloqueo de calles, destrucción, intimidación a militantes, pinta de casas, creo que todo esto son los mismos medios, las mismas formas de hacer.

Y nosotros nos dimos cuenta que es el mismo somocismo que derrocamos en 1979 haciendo lo mismo hoy, el somocismo es odio, el somocismo es terrorismo, el somocismo son estos políticos frustrados que no quieren ver al pueblo gobernando, entonces es lo mismo, ¿qué usan ellos?, la violencia, intentar desaparecer al pueblo, entonces intentaron todo esto durante un mes de zozobra.

Y esto se terminó una vez que el comandante Daniel, como bien lo mandata la Constitución, a través de la policía comenzó a limpiar estas calles de los bloqueos. Habían dicho que estaban siendo oprimidos cuando hay fotografías de las armas de alto calibre que tenían, de la drogadicción, y además, hay confesiones de ellos mismos, de toda la violencia que orquestaron, intimidaron, cómo asesinaron, dirigieron grupos terroristas; claro, había cabecillas intelectuales que no se metían en esto, y había los cabecillas violentos, que eran los que hacían el trabajo sucio; y así operaron, y así construyeron una matriz de opinión para decir que en Nicaragua había una dictadura y que se asesinaron a miles de jóvenes, y nadie habla de los miles, de los cientos de sandinistas que ellos asesinaron, que ellos violentaron, que ellos mancharon de pintura, desnudaron, etcétera, torturaron, compañeros y compañeras que sufrieron en carne propia.

Sin embargo, en la estrategia de Washington, que para los golpes suaves, el manual de Gene Sharp, es alrededor de un mes poder provocar que un gobierno pueda ser derrocado, pero no contaban que el sandinismo tiene años de lucha, el general Sandino desde 1926, que logramos sacar a los estadounidenses, a los marines yanquis de Nicaragua, el sandinismo es identidad en el pueblo nicaragüense, y no puede ser destruido, ni asesinado, ni quemado.

Entonces estos políticos instantáneos, artificiales, creyeron que el sandinismo estaba destruido, derrocado, se envalentonaron, y una vez que la militancia sandinista comenzó a salir a las calles comenzaron a atemorizarse, comenzaron a correrse, a exiliarse en otros países, ahora dicen que son exiliados, se corrieron porque son delincuentes, esa es la verdad, y tienen que pagar sus actos delincuenciales en Nicaragua.

Entonces yo lo veo desde este punto de vista, la militancia más adulta, es decir, nuestros padres, nuestros abuelos, los que lucharon contra Somoza, los que defendieron la revolución en contra de la contra financiada por Ronald Reagan, los que vivieron en carne propia el bloqueo indiscriminado, la recesión, la guerra de agresión, esos compañeros y compañeras adultos nunca claudicaron, y los jóvenes hijos de esos adultos, nietos de esos adultos, tampoco claudicaron, entonces esa militancia, esa savia nueva, también se enfrentó a ese golpismo y logró vencer el golpismo.

Ahora hay condiciones bien complejas en las que estamos viviendo, y sobre todo un año 2020 complicado con pandemia, a nosotros nos ha tocado vivir dos huracanes categoría cuatro y categoría cinco seguidos, si lo hubiéramos vivido con otro gobierno no hubiéramos tenido la movilización de ayuda increíble que sólo lo hace la revolución, ¿verdad?

Entonces hemos vivido en revolución, hemos logrado mejorar las condiciones en todas esas dificultades de golpismo, de pandemia, de desastres naturales, y ellos siguen con su idea, considerar derrocar al gobierno; ahora están con el eje, con el eje comunicacional de que las elecciones no pueden ser legítimas si no hay condiciones, lo mismo que en Venezuela, vamos a elecciones en el 2021, presidenciales, y las encuestas, todas las encuestas, incluso las de ellos, dicen que el gobierno del Frente Sandinista, el Frente Sandinista de Daniel Ortega va a arrasar en estas elecciones, porque ellos no tienen candidatos, no tienen liderazgo, son impuestos por el gobierno estadounidense y por sus estrategias, son Magdalenas que se preocupan más por Donald Trump, que perdió las elecciones, que por su propio país; entonces no tienen una estrategia ni un plan para el pueblo, su única estrategia y su único plan es la destrucción, es el saqueo, es el terrorismo, es la muerte, porque ellos simbolizan la muerte, ese tipo de gente simboliza la muerte, y el robo y el saqueo al pueblo, al pueblo de Nicaragua y a nuestros pueblos, porque son iguales, son copias en cada uno de nuestros países.

Iroel Sánchez: Gracias, Edwin. Yo escuchándote me percataba de algunas cosas, por ejemplo, que Karima, que no la presenté, Karima Oliva, doctora en Ciencias, psicóloga, que también estuvo en una de nuestras primeras Tertulias y que nos acompaña hoy, cubana, ha escrito sobre eso, sobre el uso de causas no atendidas suficientemente para enfrentarlas al gobierno revolucionario.

Tú hablabas de algunos elementos, de resultados del gobierno sandinista, a mí me llama mucho la atención que al lado de un país como Honduras, que es uno de los países más violentos del mundo, donde más muertes violentas ocurren, Nicaragua tenga una situación absolutamente diferente a Honduras, el narcotráfico, todo lo que sabemos, el Triángulo Norte, y Nicaragua ha logrado mantener una vía, ha logrado mantener una paz social.

Tú hablabas también, y yo me acuerdo, de que en ese momento se llamó mucho al diálogo, la palabra diálogo, y entonces trataron de hablar con el presidente Ortega, con la dirección del Frente Sandinista, y había ahí unos voceros, que yo vi algunas partes de ese llamado diálogo, donde se notaba muy claro la agenda del gobierno norteamericano en algunas intervenciones, y es una palabra que en estos días también en un sentido a veces manipulado ha resonado en Cuba, y el hecho de cómo esta, una causa que puede ser justa en un primer momento, como tú mencionabas en Nicaragua este tema de las jubilaciones, de las pensiones, y un manejo inadecuado, impopular, por parte inicialmente del gobierno, que se rectificó de inmediato, de todos modos esa agenda se fue ampliando, se fue ampliando con el objetivo de un derrocamiento del gobierno.

Todos esos elementos, varios de ellos han sido también abordados por Karima Oliva en artículos en el periódico Granma, en otros, también espacios en las redes sociales, en su perfil en Facebook, ella ha seguido muy de cerca estos acontecimientos de las últimas semanas en Cuba, se pueden en vivo leer en la prensa cubana, en distintos sitios web y también en su perfil en las redes sociales.

Y en ese sentido, Karima, volviendo a esos análisis que tú has hecho, a la luz de esto que nos acaba de exponer Edwin, ¿qué tú apuntarías de cómo tú has visto la situación de Cuba en estos últimos días?, ¿qué te ha hecho pensar lo que Edwin nos acaba de decir? Gracias.

Karima Oliva: Bueno ante todo muchísimas gracias, Iroel, nuevamente por la invitación, es un gusto siempre compartir en La Tertulia; hola, Edwin, un gusto también, pues, compartir contigo este espacio.

Yo escuchándote, pues, hay muchos puntos en coincidencia con lo que hemos estado viviendo en Cuba en los últimos días, no sé si has estado tú al tanto de lo que ha pasado a raíz de los hechos en San Isidro, y bueno, evidentemente también estamos en Cuba frente a una agenda para el cambio de régimen que no es nueva, o sea, llevamos ya sesenta años en esto, y el presidente que más avanzó para un restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, que fue Barack Obama, incluso él mismo reconocía que la agenda era, o sea, que el objetivo era el mismo aunque los métodos fueran diferentes, quiere decir que estamos igual ante un intento prolongadísimo de un cambio de régimen en el país, ¿no?, de restauración del capitalismo y de poner en el poder a un gobierno pues aliado a los intereses de los Estados Unidos.

Lo que sí hemos visto en las últimas décadas, en los últimos diez años fundamentalmente, pues una consolidación de lo que vendría siendo una guerra de cuarta generación o el intento de un golpe blando, y que si teníamos dudas sobre eso con lo que ha pasado en San Isidro pues ya las dudas están despejadas, no nos puede quedar duda a nadie de que realmente hay una agenda para un golpe blando y para un cambio de régimen en Cuba.

Y a mí me gustaría, pues, apuntar en este sentido, por lo tanto, voy a ser lo más concreta posible, que cuando pienso en San Isidro lo que veo es que se ha puesto de relieve una diversificación de la contrarrevolución en Cuba y una diversificación de esta agenda, a tono con lo que decía Obama, justamente de conseguir lo mismo con otros métodos.

Para mí hay tres direcciones de trabajo fundamentales en este sentido, que tienen que ver en primer lugar, y coincido, y veo que coincido mucho con lo que tú también estabas narrando, Edwin, con la creación de una plataforma de medios digitales pagados, privados, que están totalmente comprometidos con esta agenda para el cambio de régimen.

En segundo lugar, y muy relacionado con esto primero, con la fabricación de una sociedad civil mediática, que hay cuestiones que son muy interesantes con relación a esta sociedad civil; primero, que intentan presentarse como la voz del pueblo de Cuba, y esto es muy interesante porque recientemente el pueblo de Cuba, un ochenta y seis por ciento de la población cubana aprobó una Constitución socialista, y esta sociedad civil mediática, fabricada y financiada desde Estados Unidos, que pretende un cambio de régimen para la restauración del capitalismo, pasa por encima de esta Constitución, y además, se dicen voceros de las mayorías en Cuba.

Y otro elemento muy interesante en la sociedad civil es que también tienen ya líderes de opinión, y hay una cualidad muy particular, porque son líderes de opinión que tienen cierto arraigo dentro de determinados sectores de la intelectualidad cubana, ¿por qué?, porque son periodistas salidos de nuestros medios de comunicación, son intelectuales y académicos salidos de nuestras universidades, de nuestros centros de investigación, y tienen determinado incluso prestigio dentro de determinados sectores, e influencia dentro de determinados sectores de la intelectualidad cubana.

Y un tercer elemento, muy relacionado con estos dos primeros, tiene que ver con la fabricación de matrices de opinión, tú también lo comentabas, que yo veo que estas matrices de opinión tienen dos características esenciales, la primera, están creadas para administrar los descontentos que existen relacionados a determinados temas y dirigirlos en contra del gobierno, en contra del socialismo, en contra del sistema político; y la segunda característica es que estas matrices de opinión intentan promover en Cuba un pensamiento liberal, o sea, los valores de un pensamiento liberal, en definitiva, el liberalismo es la ideología del capitalismo, ¿no?

Entonces en este sentido yo creo que todos estos procesos se han venido dando, y es lo que hemos visto en los últimos días a raíz de San Isidro, pues vemos que están participando estos actores o estos personajes que pudiéramos identificar más como una disidencia o una contrarrevolución tradicional, que es fácil vincularlos a los Estados Unidos, fácil vincularlos a algunas figuras del establishment norteamericano, e incluso a algunas figuras de la mafia norteamericana miamense, cubano-americana miamense, que tienen un discurso más de odio, pero también vemos ya cómo se unen y se articulan otros actores mediáticos que no son estos precisamente, y en un sentido yo creo que tienen una postura que yo categorizaría como muy oportunista, en el sentido que aprovechan todas las contradicciones que van surgiendo en la sociedad cubana para fabricar matrices de opinión muy contrarias a la gestión del gobierno, muy contrarias al socialismo, y digo oportunistas porque justamente el capitalismo que quieren restaurar complicaría aún más y agudizaría aún más estas contradicciones, por lo tanto, es una manipulación de los descontentos que hay en torno a estas contradicciones.

Iroel mencionaba que en Cuba también hay temas que están siendo explotados, te escuchaba y resonaba mucho contigo, porque uno de ellos es precisamente la cuestión del género, por ejemplo, la cuestión de la violencia del género, otra tiene también que ver, por ejemplo, con las causas en defensa de los animales, otro tiene que ver, por ejemplo, con los problemas vinculados a las cuestiones de racismo, de la racialidad dentro de la cultura cubana.

Entonces hay toda una serie de problemáticas que tienen un conjunto de características, ¿cuáles son estas características?, pues son problemáticas que existen dentro de la sociedad cubana. La Revolución ha hecho muchísimo en el enfrentamiento a estas problemáticas, se han conseguido avances importantes, pero todavía hay trabajo pendiente por hacer; las organizaciones trabajan en torno a ellas, pero no tienen una agenda para producir contenidos, fabricar contenidos y posicionarlos mediáticamente, lo cual hace que haya como una especie de vacío mediático que se aprovecha muy bien por los actores mediáticos, por estos medios digitales, para crear la idea de que no se hace nada en Cuba en torno a estos problemas, de que los grupos vulnerables están abandonados por la Revolución, están abandonados por el estado, de que las instituciones en Cuba son negligentes, o sea, se tiende a construir una realidad paralela a la realidad concreta en las redes sociales, y no es que no haya que, pues, abordar con mayor sistematicidad estos problemas en la práctica, lo que realmente manipular los descontentos en torno a ello para crear una plataforma que posibilite la reinstauración de un sistema que los agravaría es realmente algo muy oportunista.

En el otro sentido yo también creo que es una postura deshonesta, deshonesta en el sentido de que se evade todo el tiempo discutir la cuestión que es medular, o sea, cuál es el sistema que queremos en Cuba, cuál es el tipo, el modelo de sociedad que queremos en Cuba, puesto que se anclan todo el tiempo discursivamente en esta retórica de la pluralidad política, de los derechos, de las libertades, con una perspectiva incluso asumida por algunos actores mediáticos, estos ya abiertamente hacia la socialdemocracia, o sea, es un pensamiento que busca claramente la restauración del capitalismo, y uno se pregunta, ¿qué socialdemocracia en Cuba, en América Latina?, Siglo xxi, Estados Unidos con un programa que continúa siendo el mismo de dominación de nuestra región; o sea, hemos visto cómo los gobiernos, estos gobiernos de corte progresista, de izquierda en la región, cómo intentaron llevar hacia adelante agendas para humanizar un poco el capitalismo sin romper sus bases estructurales, de alguna manera para cambiar las tendencias de distribución de los ingresos, y hemos visto qué pasó, cuán difícil realmente es intentar humanizar un sistema que nos está diciendo en estos momentos que estamos viviendo en escala global, y más aún en nuestra región, lo que pasa realmente, cómo son acotados, cómo son limitados todos estos derechos, todas estas libertades, dentro del capitalismo.

Entonces en ese sentido yo creo que hay muchos puntos de coincidencia, y yo creo que en Cuba estamos obligados, ¿sí?, a mirar un poco más a la región y poder comprender cómo se están dando todos estos procesos, y poder también prepararnos, no sólo en una postura defensiva sino también en una postura poder también de crear una cultura, un deconstruir todos estos discursos que ofensiva, de creación también, de colocación de nuestras matrices de opinión, de intentar de alguna manera manipular nuestras realidades, y sobre todo también la cultura para hacer frente también en la lectura de las redes sociales, en el uso de las redes sociales, a todos estos intentos de golpe blando, de manipulación de nuestras realidades, de cambio de régimen, a los intereses de los Estados Unidos. Eso es por ahora, lo que quería compartir.

Iroel Sánchez: Gracias, Karima. Yo oyéndote pensaba en un personaje como Felipe González y como el Partido mal llamado Socialista Obrero Español, lo que ha significado para los trabajadores y para los sectores más humildes en España, todo ese engaño, fue el partido que llevó a la OTAN ese país, y cómo personas, becarios, una vieja técnica en Estados Unidos, como Javier Solana, primero ministro de Cultura, después ministro de Defensa, y después Secretario General de la OTAN durante la guerra de los Balcanes, que destruyó a Yugoslavia, entre otras cosas en nombre de la libertad de expresión, bombardeó la televisión de Belgrado, en una solicitud que consta que hizo a la OTAN el presidente, nada menos José María Aznar, presidente del gobierno español entonces, y cómo este becario de la Fundación Fullbright, de la beca Fullbright del Departamento de Estado, y que fue presidente de los estudiantes extranjeros en Estados Unidos en la década del sesenta, bueno, hace todo un giro, escribe un panfleto que decía “a la OTAN de entrada no”, a liderar la OTAN, ese camaleonismo político, recordando aquí un poquito de estas trayectorias camaleónicas que en nombre de las libertades, en nombre de los derechos, vemos comúnmente describir algunos personajes para terminar sirviendo al mayor enemigo de los derechos, que es el imperialismo norteamericano, de los derechos de la humanidad.

Entonces ambos han mencionado un tema que me parece también muy importante en estos escenarios, y que cuando Sharp escribió su estrategia no tenía el protagonismo que tiene hoy, que es la internet, las redes sociales en internet, y es muy importante porque hoy más que relacionarnos con internet nos relacionamos con intermediarios de internet, tanto a través o de un buscador como Google, que es una empresa monopólica norteamericana, como otro intermediario como Facebook, que también lo es, y ambos nos dicen lo que debemos ver y lo que no debemos ver, y buscamos y vemos a través de ellos.

Entonces yo recuerdo, por ejemplo, que Rosa Miriam ha estudiado mucho el papel de estas redes, ha escrito sobre eso, en los procesos de las guarimbas en Venezuela, en la inducción, la inducción de las personas hacia determinadas actitudes, incluso de desplazarse físicamente hacia determinados lugares, ya no sólo en redes sociales abiertas como Facebook, sino a través de grupos de Telegram, grupos de WhatsApp; recuerdo que de eso habló el presidente bielorruso también a raíz de los acontecimientos este año allí.

Y todas estas articulaciones que han venido induciéndose, porque no hay espontaneidad, hay máquinas y hay dinero para provocar, como yo decía, que unas cosas tengan una visibilidad en determinados lugares por determinados perfiles de personas, determinadas edades, determinados intereses que se pueden conocer desde su propio comportamiento en las redes sociales, y a partir de ahí también cómo eso se articula con medios de comunicación especialmente financiados hacia nuestros países, y con personas que trabajan aquí para grandes medios de comunicación globales, The Washington Post, El País, CNN mencionaba Edwin, o sea, hay distintos elementos que funcionan como una máquina de castigo o de terror en un lado, tratando de neutralizar determinado tipo de expresión, impedir la visibilidad o impedir por el terror que esas expresiones tengan alguna circulación amplia en las redes; y por otro, un discurso seductor desde otros medios, desde estos medios del discurso liberal, que habla de libertades en abstracto, de derechos en abstracto, y no condiciona eso con determinadas condiciones, repito, disculpen la redundancia, económicas y sociales que hoy, como creo que Karima decía con razón, fuera del socialismo y de estos procesos de cambios progresistas están prohibidas para la gran mayoría en los países de Nuestra América.

¿Entonces cómo se ha articulado, cómo se ha jugado este papel, Edwin, cómo jugaron este papel estos grupos para hacer determinadas acciones terroristas?, que aquí en Cuba se intentaron afortunadamente sin muertes, pero se pagaron, lo hemos visto en la televisión en estos días, se pagaron cocteles molotov contra determinadas instalaciones, piedras contra determinadas instalaciones, para tratar de llegar a una situación de caos que en Nicaragua llegó mucho más lejos, una violencia que costó vidas, como también vimos en Venezuela, donde se llegaron a quemar vivas a personas sólo por cómo iban vestidas, por parecer chavistas, cosa impresionante; entonces, ¿cómo operó esto de la inducción desde las redes sociales que ustedes vivieron allí en esos días?

Edwin Madrigal: Bien, Iroel, aquí se preparó una estrategia violenta, pero también que iba de la mano con una estrategia en redes sociales, y que era preparada también para dar legitimidad a través de plataformas informativas y medios de comunicación, o sea, todo lo que se grababa, todo lo que se exportaba desde redes sociales también iba a las páginas de diarios digitales tanto dentro de Nicaragua como fuera, y entonces eran los “protestantes pacíficos”, ¿no?, reclamando un derecho, publicando un Facebook live, publicando tuits, publicando fotos, y la gran mayoría eran noticias falsas y cuentas bootstrolles, que ya sabemos que existen y que ya se han hecho investigaciones sobre esto no solamente aquí, también en Bolivia, una gran cantidad de cuentas falsas, laboratorios que se crearon, personas que administraban entre trescientas a cuatrocientas cuentas que publicaban lo mismo, que replicaban, que daban compartir, y que daba la sensación psicológica que te abrumaba, que vos decías: “Bueno, son reales, mira cuánta gente está en contra de este proceso”, y que podía darte una imagen ficticia de que bueno, todo el mundo, todo el mundo estaba en contra de algo, y era irreal, o sea, comenzaron con las noticias falsas; hoy tienen menos efecto, hoy son menos porque bueno, el financiamiento también se les ha caído, porque el gobierno revolucionario ha implementado leyes en contra del lavado de activos, en contra de esa canalización de dinero, que bueno, hemos aprendido también, porque estas cosas nos hacen aprender, porque sin dudas nosotros, nuestros corazones revolucionarios son buenos, y el de ellos no, son maliciosos, y sin dudas han, hemos aprendido a ser más hábiles también, y más astutos.

Hoy por hoy las redes sociales en Nicaragua están tomadas por el sandinismo. Hay una canción de los años setenta de Amparo Ochoa que habla sobre la toma del palacio nacional en Nicaragua, que la hizo el guerrillero Edén Pastora, y habla de que  hasta por las cerraduras se meten los sandinistas, entonces esa estrofa nosotros decimos que los sandinistas tenemos que estar en todos lados, y así tenemos que ser los revolucionarios; y las redes sociales, obviamente, como bien lo decíamos, son un instrumento de Estados Unidos que nosotros no controlamos, nosotros no programamos, no podemos llegar al código fuente, pero bueno, podemos hacer la lucha ahí, estar ahí, y sin dudas hoy por hoy las hemos tomado, y aquel sentimiento abrumante, que parecía que estaban por todas partes, pero era ficticio, hoy se las han tomado los adultos también sandinistas, los jóvenes sandinistas, están en las redes, están en todas partes, hacen desde su forma de ser, desde su identidad hacen promoción y divulgación también ideológica, y política también, en sus redes.

Entonces hemos sabido desmontar plataformas que insultaban, que propalaban información personal, que manipulaban; y bueno, la estrategia también se llevó por delante la credibilidad de medios de oposición que parecían que eran creíbles,  porque hoy por hoy vendieron toda su credibilidad a las noticias falsas, a las calumnias, a hablar de equidad de género, y todos los días ofenden con una misoginia política a Rosario Murillo, por ejemplo, entonces son falsos, son mentirosos, todos los días, ellos están en contra de todas las mujeres sandinistas, de todas las mujeres sandinistas, y todos son de una increíble falta de respeto, de libertinaje mediático que hay, que existe a través de caricaturas manipuladas y de todo.

Entonces hoy por hoy se ha logrado, pues, disminuir ese tema, las redes sociales las hemos sabido usar más y mejor, y sin dudas estamos ahí, o sea, se desmontan las estrategias de Washington todos los días, lo hemos visto en Venezuela con el monigote de Guaidó, cada día es insostenible, cada día es insostenible estas estrategias, y ellos van buscando nuevas formas seguramente, son creativos, porque hay que reconocer que son creativos para la maldad, para la maldad lo son, y entonces bueno, también nosotros tenemos que estar un paso también al frente y aprender, y seguir aprendiendo, y ver qué descartamos, y volver a aprender.

Y las redes sociales son hoy por hoy un arma de combate, nos botan una cuenta, volvemos a hacer otra, porque bueno, es increíble además, y nosotros nos preguntábamos cómo una gran cantidad de periodistas de ellos tienen el chequin azul en Twitter y apenas tienen diez, cuatro seguidores, y nosotros tenemos cuarenta, cuarenta mil, y no tenemos el cheque azul, realmente van acuerpados también por una estrategia que tiene que ver con todas esas empresas que sin dudas deben de pasar la lista  a esto, “Pónganle el chequin a estos”, para crearles cierto perfil de credibilidad, entonces ahí también van de la mano con ciertas figuras mediáticas que antes estuvieron en la revolución y que ocupan lo que fueron de la revolución para estar en contra de nuestro gobierno, como escritores que son grandes, como Sergio Ramírez o Gioconda Belli, pero que son hoy contrarrevolucionarios y que usan, nunca se han quitado la figura de revolucionarios para estar en contra del gobierno sandinista, y van por el mundo diciendo que son de izquierda, pero no lo son, se vendieron al capital, se vendieron a Washington, se sientan con la iglesia católica, o sea, son una mezcla extraña, porque incluso el sacerdote ideológico de la oposición, que es Silvio Báez, que está ahora en el Vaticano, lo decía en unos audios que se filtraron de él en unas reuniones políticas, él decía que no importa que sean delincuentes, que sean narcotraficantes, que sean abortistas, que sean lesbianas, que sean no sé qué, no importa, el objetivo es sacar al gobierno, no importa que se mezclara todo esto, era extraño, pero así son porque no tienen ideología.

Iroel Sánchez: Gracias, Edwin. Recordando algo que tú decías, yo creo que en América Latina no se puede ser de izquierda sin ser antimperialista, y a veces tú ves gente pagada por Estados Unidos que dice que es de izquierda, y uno se asombra adónde se puede llegar en la simulación, lo que pasa es que en nuestros países el término de izquierda tiene un arraigo, tiene una legitimidad popular, y sobre todo en países con una historia de insurrecciones populares, de revoluciones triunfantes es muy difícil hacer política sin ser de izquierda,  pero es una anomalía ser de izquierda, decirse de izquierda y ser pagado por el gobierno de los Estados Unidos, o ser de izquierda y asumir asumir una agenda liberal, que es lo que peor que le puede pasar a las mayorías en nuestros países.

Entonces ya vamos casi cerrando. Karima, en esta perspectiva que Edwin abordaba yo te pediría ya ser un poquito proactivos y que también abordaras este tema de cómo se han usado las redes sociales, pero ser un poquitico proactivos, que también Edwin lo dijo, ¿cómo organizarnos en este escenario?, que es para quedarse, el escenario no va a cambiar, lo que va a hacer es incrementarse el uso de este escenario, nosotros no lo podemos prohibir ni cerrar, sino que tenemos que también convertirlo en un escenario de lucha ideológica, y de exposición, y de articulación de las fuerzas antimperialistas y de las fuerzas anti neoliberales. Entonces te doy la palabra, Karima, gracias.

Karima Oliva: Bueno, yo creo que el reto por delante es grande, porque ahora también está de moda decir que como hay mayor conectividad de cubanas y cubanos a internet pues ahora sí, finalmente van a tener, pues, acceso a mayores fuentes de información, van a tener acceso, a tener un instrumento en sus manos para que los grupos, vulnerables, pues tengan voz y puedan ser escuchadas sus demandas.

Y realmente yo creo que hay que romper un poco el mito también de que internet, inherentemente en internet pues hay mayores libertades y demás, cuando es todo lo contrario, pudiera ser todo lo contrario, en el sentido de que las plataformas por las cuales navegamos, los motores de búsqueda, como tú decías anteriormente, pertenecen a empresas, a grandes empresas privadas además, aliadas también a los intereses de los Estados Unidos, y hay toda una serie de algoritmos muy sofisticados para el control y la vigilancia de nuestras subjetividades, entonces en ese sentido yo creo que es muy ingenuo pensar que ahora sí.

Yo creo que internet puede ser un instrumento válido, como lo estaba diciendo Edwin, pero tendríamos nosotros que desarrollar una cultura muy crítica en su uso, y atemperarnos mucho a fabricar contenidos, a posicionar contenidos, a establecer articulaciones.

Yo creo que hay un reto muy grande en las instituciones y las organizaciones en Cuba, en que dentro de sus agendas de trabajo también puedan incorporar esta perspectiva de fabricar contenidos mediáticamente, de abordar los temas mediáticamente, qué es lo que se hace, cuáles son los enfoques con los que se trabaja, yo creo que eso de alguna manera pues restaría mucha fuerza a quienes intentan manipular las problemáticas sociales para crear descontentos en contra de la Revolución, yo creo que hay por ahí un camino de una mayor articulación entre los medios digitales cubanos, oficiales y no, que tienen una perspectiva realmente de izquierda, y en ese sentido hay que ser también optimistas, porque surgen muchas iniciativas en medios digitales, incluso de muy jóvenes, que están, pues, abogando por la defensa de la Revolución, del socialismo.

En medio de esta coyuntura, y no quería dejar de mencionarlo, de los hechos que se desencadenan a raíz de San Isidro, pues se da la tángana del Trillo, no sé si Edwin estuvo al tanto de eso, un grupo de jóvenes, de jóvenes con un pensamiento de izquierda, verdaderamente de izquierda, porque aquello también es como una carta de presentación para también sacar adelante agendas de todo tipo, jóvenes con un pensamiento verdaderamente de izquierda, revolucionarios, pues tuvieron la iniciativa de abrir, de dar la posibilidad de un diálogo, pero en defensa de la Revolución; y es muy interesante cómo estos medios que se la pasan pidiendo un diálogo, y pluralidad, y diversidad, y apertura a todas las posturas políticas y demás, hicieron prácticamente caso omiso de este, de este hecho, de que un grupo de jóvenes cubanos pues tuvieran un gran poder de convocatoria, además, porque ahí no estuvieron sólo jóvenes, estuvieron diferentes sectores de la población cubana representados, y levantaron sus voces en defensa del socialismo y en defensa de la Revolución; hicieron caso omiso, o por lo contrario, atacaron esta iniciativa, diciendo que no, que no había sido una iniciativa espontánea, porque es que el lugar de la espontaneidad es exclusivo de ellos, ¿verdad?, o sea, todo lo que tenga que ver con la defensa de la Revolución y el socialismo pues es dogmático, pues cómo es que un grupo de jóvenes de manera espontánea van a salir en defensa de la Revolución, se la han pasado tanto tiempo diciendo que la Revolución pues está agotada,  y de buenas a primeras jóvenes salen en su defensa.

Entonces yo creo que esta articulación entre las iniciativas que puedan salir espontáneamente del pueblo verdaderamente revolucionario, comprometido con la defensa del socialismo, los medios oficiales, los medios que no son oficiales pero tienen una agenda también a favor de la defensa del socialismo en Cuba porque comprenden que no puede haber mayor democracia, o sea, que no puede haber una profundización de la democracia al margen de la defensa del socialismo en Cuba, porque comprenden lo que es el capitalismo realmente; entonces yo creo que hay que trabajar para una mayor articulación.

Y también pasó una cosa muy interesante; por ejemplo, también a raíz de los hechos de San Isidro la televisión cubana comienza de una manera mucho más directa también a denunciar lo que está pasando, y a poner en evidencia pues todo lo que hay detrás, de estos hechos, y es también interesante cómo inmediatamente por una parte; parte del pueblo pues dice qué bueno que me lo están contando, o sea, qué bueno que me lo están explicando, que yo encuentro también, pues, en la televisión una explicación para todo esto, todo este runrún de las redes sociales y de lo que pasó en San Isidro, y quiénes son y demás, pero también hay una reacción por parte de estos medios para el cambio de régimen muy negativa, o sea, han comenzado linchamientos de las figuras que en la televisión cubana están pues documentando todo lo que está pasando.

Entonces yo creo que hay que seguir trabajando muchísimo en ese sentido de transmitir más, de brindar más información, y sobre todo también de avanzar hacia una cultura también de observar todos estos movimientos anticapitalistas en la región.

La Revolución cubana tiene un arsenal importantísimo, desde el punto de vista también cultural, de resistencia cultural, ideológica, ante los intentos de dominación ideológica del capitalismo, pero en la región también hay movimientos muy interesantes con un marcado énfasis anticapitalista,  hay un giro del pensamiento en América Latina, hay todo un conjunto de movimientos de feminismos que también son feminismos descoloniales, que son feminismos anticapitalistas, entonces yo creo que se está produciendo mucho también por estos movimientos, por estos grupos.

Y creo que también nosotros tenemos que dialogar más con todas estas perspectivas, trabajar más a lo interno, yo creo que la queja, decía Martí: “La queja es la prostitución del carácter”, no podemos quejarnos, quejarnos, tenemos que trabajar en articulaciones, en producir contenidos, en llevar hacia adelante, pues, una perspectiva contrahegemónica, y en no tener miedo a decir las cosas, a llamar las cosas por su nombre, porque también los que en esta coyuntura defendemos la Revolución y defendemos el socialismo, somos blanco de muchos estigmas, de que si somos dogmáticos, si somos ortodoxos, hasta estalinistas nos han dicho, , entonces tú dices, bueno, ¿cómo estalinistas quienes estamos defendiendo de alguna manera un sistema que es una alternativa ante el mayor genocida, diría Ernesto Che Guevara de la historia? Entonces yo creo que no hay que tener miedo, y hay que de alguna manera pues articularnos, trabajar colectivamente dentro de Cuba y también con América Latina y todos los que en el mundo pues estén enfrentando esta pandemia, que no tiene que ver únicamente, que no es el COVID, que es peor aún que el COVID, que es el avance del neoliberalismo y todo lo que representa para nuestros pueblos.

Iroel Sánchez: Gracias, Karima. Resumiendo lo que han dicho tú y Edwin, articulación, cultura crítica y participación en la producción de contenidos, las estrategias que nos pueden hacer triunfar frente ante esta nueva situación en que están los enemigos de nuestros pueblos, que han tratado de, como dijo Trump desde el primer día, “la troika de la tiranía”, Nicaragua, Venezuela, Cuba, lo lograron temporalmente en Bolivia, pero ahí están de regreso nuestros compañeros bolivianos; y acaba de celebrarse también una Cumbre del ALBA, donde Ralph Gonsalves, uno de los más importantes e inteligentes líderes caribeños habló también de un ALBA comunicacional, y nunca mejor dicho, y nunca más necesario.

Entonces gracias a ustedes por estar aquí en La Tertulia compartiendo sus argumentos, sus razones y sus miradas, ha sido otra vez un placer, también le agradecemos su participación a la UPEC, que nos ha acogido, a Rosa Miriam, que está aquí junto a nosotros.

Los invitamos para vernos el próximo jueves a la una de la tarde en otra Tertulia desde la Unión de Periodistas de Cuba, la casa de la prensa. Un abrazo y un saludo todos.

 

_____

Fuente: La Pupila Insomne

Postales para NO OLVIDAR

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº141

 

Descargar

 

Resumen Latinoamericano: Noviembre

 

Descargar

 

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015