El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva completa hoy dos meses de prisión política en la Superintendencia de la Policía Federal (PF) en Curitiba, en vísperas del lanzamiento nacional de su precandidatura electoral.

Fundador y líder histórico del Partido de los Trabajadores (PT), Lula fue condenado sin pruebas a 12 años y un mes de cárcel en un proceso que sus abogados de la defensa consideran plagado de ilegalidades y con un claro propósito político: excluirlo de la contienda en las urnas prevista para octubre próximo.

El ex dignatario fue preso el 7 de abril último, después que el tribunal de apelaciones de Porto Alegre dispusiera la ejecución anticipada de la pena -aún sin agotar los recursos en todas las instancias judiciales, como establece la Constitución- y el juez federal Sergio Moro ordenara su inmediato arresto.

Desde entonces, centenares de manifestantes permanecen apostados en las inmediaciones de la PF en Curitiba en la vigilia democrática Lula Libre y numerosas personalidades pasaron por allí a testimoniar su solidaridad y respaldo al ex dignatario.

Entre ellas, el Premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel, promotor de una campaña para otorgar ese distingo a Lula en 2019 que hasta mediados de mayo último consiguió la adhesión de más de 256 mil personas.

A fines del propio mes, más de 300 académicos e intelectuales lanzaron el manifiesto ‘Lula da Silva es un prisionero político. Lula Libre!’, que expresa profunda preocupación con las circunstancias en las cuales el ex presidente brasileño fue juzgado y preso.

‘Sobran evidencias de que Lula da Silva fue víctima de una guerra jurídica (lawfare), o sea, abuso de poder judicial para fines políticos. Por tanto, la comunidad internacional debe considerarlo y tratarlo como un preso político’, subraya el documento.

Señala también que, inadvertidamente, el propio juez Moro admitió que no tenía jurisdicción sobre el caso de Lula, por lo que en términos más simples, puede decirse que en este proceso el magistrado escogió al reo y actuando como investigador, promotor y juez lo condenó por ‘actos de oficio indeterminados de corrupción’.

Tal sentencia no encuentra sustentación legal ni constitucional, ni resiste cualquier escrutinio jurídico lógico y razonable, ‘siendo completamente Kafkiana’, apunta el manifiesto de los intelectuales.

Según confirmó el PT, el lanzamiento nacional de la precandidatura presidencial de Lula será realizado un día después que este cumpla dos meses como preso político. El acto tendrá lugar mañana en Contagem, el tercer municipio más poblado del Estado de Minas Gerais, ubicado en la región metropolitana de Belo Horizonte.

Aún encarcelado, Lula continúa liderando todas las encuestas de intención de voto con miras a los venideros comicios. De acuerdo con el más reciente sondeo, realizado por el Instituto Vox Populi, el ex dignatario es respaldado por un 39 por ciento de los posibles votantes

En un escenario estimulado (cuando a los entrevistados se les ofrecen los nombres de los aspirantes), Lula consiguió 27 puntos de ventaja sobre el segundo colocado, el precandidato de la extrema derecha Jair Bolsonaro (Partido Social Liberal), quien obtendría el respaldo de solo un 12 por ciento de los electores.

Mientras, en la intención de voto espontánea Lula también aventajó con holgura a los demás contendientes y conseguir un 34 por ciento de los votos, en tanto Bolsonaro alcanza apenas un 10 por ciento.

 

        

Fuente: Prensa Latina

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar

Correos del Sur Nº68

 

Descargar