La candidata a senadora nacional pidió “no ser sectorizados” y que el Gobierno “está hipotecando el futuro de nuestro país”. Además, destacó el regreso de Juan Zabaleta a Unidad Ciudadana.

Camino a las elecciones generales del 22 de octubre, Cristina Kirchner encabezó un acto en Hurlingam junto al intendente Juan  Zabaleta, a quien reivindicó por haber decidido apoyar a Unidad Ciudadana luego de haber integrado el espacio que conduce Florencio Randazzo. La ex mandataria resaltó que Zabaleta “hoy está junto a nosotros, que no significa arrepentirse de donde estuvo, significa en política y sobre todo en nuestra historia, que los que han obtenido la voluntad popular son reconocidos”.

Desde el escenario, la candidata a senadora nacional habló del “decálogo de las mentiras del macrismo” y recordó que el Gobierno justificó el tarifazo en los servicios públicos al argumentar que “se estaba acabando la energía, que estábamos al borde del colapso y resulta que hace pocos días el Ministerio de Energía, que está comandado por Shell (en referencia a Juan José Aranguren, ex Ceo de la compañía  y actual ministro de Energía), informó que en 18 meses de gestión el país había importado más petróleo que en mis ocho años de gestión”.

La candidata a senadora por Unidad Ciudadana remarcó que “es mentira que no había energía. El problema es que vinieron para vaciar los bolsillos de los argentinos. Si se importa es porque no se está produciendo y eso significa menos puestos de trabajo, menos regalías para las provincias. Todo hace juego con todo: ahora le compran petróleo a Chile, a la British, que es Shell”. En este sentido, agregó que “el aumento de las tarifas es porque los dueños de las empresas son ellos. Y por eso las van a seguir aumentando”.

En esta línea, tradujo que cuano el Gobierno habla de “sinceramiento de precios, el resultado es la inflación más alta de la que se tenga memoria en alimentos; tipo de cambio atrasado, megadevaluación; shock de confianza, un ajuste implacable sobre toda la población; seguridad jurídica, regulación a favor de las empresas; pacto social, eliminación de paritarias y de cláusulas gatillo por inflación y, por último, percepción subjetiva, tarifazo”.

CFK también se centró en el aumento de la deuda externa, la cual asciende a 406.600 millones de pesos para 2018, lo que equivale a seis años de asignaciones universales por hijo, a cuatro veces el presupuesto de saludd y 46 veces el de industria. La candidata agregó que  el Gobierno “está  hipotecando el futuro de nuestro país. Por eso, en 2019 tenemos que poner en la Casa Rosada a alguien que los vuelva a representar a ustedes”.

Además analilzó que “algunos ponen más énfasis y prensa en criticar a Unidad Ciudadana que en denunciar estas cosas que le están pasando al pueblo argentino. No tenemos que ser sectorizados, tenemos que ser abiertos para ir y convencer. ¿Cuan grandes pueden ser las diferencias entre nosotros frente a una política neoliberal, frente a la persecución, frente al drama que está viviendo la sociedad?”.

 

Fuente: Página Popular

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº48