(+) Brasileños recordarán golpe contra Dilma con protestas contra la Red Globo

Militantes del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo ocuparon por unas horas el departamento que el juez Moro le adjudica al ex mandatario. “Si el departamento es de Lula, el pueblo podrá quedarse”, desafiaron.

Luiz Inácio Lula da Silva envió su primera carta dirigida a los militantes acampados frente a la Superintendencia de la Policía Federal donde está preso desde el 7 de abril. “Yo los escuché a ustedes cantando, estoy muy agradecido por la resistencia y la presencia de ustedes en este acto de solidaridad”, dice el primer párrafo de la misiva escrita en la celda de quince metros cuadrados en el cuarto piso del reclusorio en Curitiba.

“Tengo la certeza de que no está lejos el día en el que la Justicia valdrá la pena”.

“Continúo desafiando a la Policía Federal de Lava Jato, al Ministerio Público de Lava Jato, a (Sergio) Moro a que prueben el crimen que alegan que cometí”, sobre un presunto soborno de la constructora OAS.

La carta fue divulgada en la noche de ayer por el Comité Popular en Defensa de Lula y la Democracia, que funciona debajo de toldos y entre los fogones montados en el barrio curitibano Santa Cándida, a unos doscientos metros de prisión.

Se espera que hoy Lula reciba una decena de senadores, en la primera reunión política desde que está en cautiverio. La jueza federal, Carolina Lebbos, que la semana pasada había prohibido un encuentro con nueve gobernadores, ayer autorizó la reunión con los legisladores.

Este antecedente alimenta la expectativa de que el próximo viernes Lula pueda reunirse con el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, que ya presentó su solicitud para ingresar a la Superintendencia Regional de la Policía Federal de Curitiba.

El argentino ya recogió más de doscientas mil firmas en respaldo de la candidatura del líder brasileño al Nobel de la Paz.

Ocupación relámpago

En las primeras horas de la mañana el Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST) ocupó un departamento en el balneario Guarujá, que es la piedra de toque del proceso sustanciado por Moro.

Pese a carecer de pruebas y basado en delaciones premiadas (generalmente forzadas), Moro condenó a Lula por haber recibido como forma de “propina” el inmueble de la constructora OAS, una de las empresas envueltas en la causa Lava Jato.

En su sentencia de 218 páginas el afamado juez, que ayer viajó nuevamente  a Estados Unidos, admitió que el imputado no es propietario del “triplex”, al cual entraron sin permiso decenas de militantes sin techo, en su mayoría jóvenes.

Los ocupas llegaron bien temprano al Edificio Solaris frente a la playa Asturias, de la popular ciudad balnearia en el litoral sur de San Pablo.

Había poca gente en un predio que suele estar repleto durante la temporada estival. 

Esta circunstancia facilitó el desplazamiento de los muchachos que subieron sin problemas hasta el último piso y luego ingresaron en el inmueble desocupado. El cual nunca fue vendido por la constructora OAS, según demostró, con documentos, el abogado Cristiano Zanin Martins, defensor del ex tornero mecánico que cumple una condena de doce años y un mes de prisión.

La acción fue transmitida en tiempo real por el MTST a través de las redes sociales. Poco después de iniciada la conexión, el tema ya se había instalado en las portadas de los portales de medios dominantes y en los blogs alternativos.

Un periodista de la radio Jovem Pan bramó “estos delincuentes tienen que ir presos, es un atentado a la propiedad privada, ¿donde está la policía?”.

El relato de la eficaz acción propagandística por Internet estuvo a cargo de una chica mientras recorría con su celular los cuartos vacíos repitiendo que “esta es una ocupación política”.

En una de las piezas había al menos tres camas cuchetas, sencillas, en el último piso una parrilla.

La cronista sin techo mostraba a sus compañeros de la cintura para abajo para preservarles la identidad.

Los activistas colgaron un pasacalles en lo alto del edificio y otros en el ingreso, donde poco después llegaron vehículos policiales.

“Si el departamento es de Lula el pueblo podrá quedarse, ¿si no lo es por qué está preso?”, desafiaron los manifestantes Sin Techo, movimiento liderado por Guilherme Boulous.

 “Esta ocupación viene a revelar la farsa judicial, Lula fue preso sin ninguna prueba, en una condena política, que tiene como objetivo retirarlo del proceso electoral” dijo Boulous. La medida duró menos de cuatro horas; los jóvenes se retiraron cuando llegó la policía y no hubo detenidos.

A pesar de su arresto y virtual aislamiento Lula continúa como favorito para los comicios del 7 de octubre con el 31 por ciento de las intenciones de voto, más del doble de Jair Bolsonaro, el capitán retirado del ejército y popular diputado por Río de Janeiro.

Psicólogo y candidato presidencial por el Partido Socialismo y Libertad,  Boulous estuvo la semana pasada en el campamento montado frente a la Superintendencia de la Policía en la sureña Curitiba.  

Y antes de ello, el sábado 7 de abril, había acompañado a Lula cuando se presentó ante a la policía después de dos días de atrincheramiento en el Sindicato de los Metalúrgicos en San Bernardo do Campo.

 

Los movimientos populares brasileños recordarán hoy los dos años del inicio del golpe parlamentario-mediático-judicial contra la presidenta constitucional Dilma Rousseff con protestas contra la Red Globo, partícipe activa en todo ese proceso.

En las principales ciudades del país tendrán lugar manifestaciones de calle frente a la sede de las emisoras afiliadas a la Globo, para condenar también las maniobras que esta cadena realiza para excluir al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva de las elecciones de octubre próximo.

Las demostraciones, organizadas por los frentes Brasil Popular y Pueblo Sin Miedo, recordarán además el vigésimo segundo aniversario de la todavía impune masacre de Eldorado de los Carajás, en el estado de Pará, en la cual fueron asesinados 21 campesinos.

En el acto de cierre de la cuarta etapa de la caravana Lula por Brasil, en marzo último, el fundador y líder histórico del Partido de los Trabajadores (PT) insistió en que su condena a 12 años y un mes de cárcel es fruto de una mentira construida por la Red Globo, a la cual acusó de ser la principal diseminadora de odio en el país.

Por otra parte, los Comités por la Anulación del Impeachment - un proceso cuyo inicio admitió la Cámara de Diputados el 17 de abril de 2016 - anunciaron días atrás que en ocasión de conmemorarse los dos años del nefasto suceso organizarían un acto frente a la sede del Supremo Tribunal Federal (STF).

Además, dos de los representantes de esos colectivos, Marcelo Neves y Giselle Mathias, ofrecerán una conferencia de prensa para dar a conocer los resultados de la Acción Popular por la Anulación del Impeachment iniciada hace 10 meses y que, según anticipó el diario digital Brasil 247, recolectó ya unas 70 mil firmas de apoyo.

Esta iniciativa busca presionar a la Corte Suprema para que discuta la nulidad del juicio político seguido contra Dilma Rousseff y que desconoció la soberanía de los 54,5 millones de votos recibidos por la mandataria electa en el pleito de 2016.

Por coincidencia, los dos años del inicio del golpe coincidirán con el enjuiciamiento en el STF de una denuncia ofrecida por la Procuraduría General de la República contra el senador Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), reconocido como líder de la campaña por la destitución de Dilma.

Candidato presidencial derrotado en las urnas en 2016, Neves - quien es acusado de corrupción pasiva y obstrucción de la justicia - pudiera finalmente hoy terminar el día como reo de la justicia.

       

Fuente: Página12

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar

Correos del Sur Nº71

 

Descargar