Para la diputada boliviana Valeria Silva, en Latinoamérica no hay un descenso de las fuerzas progresistas, como algunos plantean, pero considera que es momento de actualizar y comunicar las posturas de la izquierda.

Con 28 años de edad, Silva es la más joven parlamentaria por el Movimiento Al Socialismo, y preside la Comisión de Política Internacional y Protección al Migrante de la Cámara de Diputados de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia.

Ella integra la amplia delegación que representará a la nación andino amazónica en el XXIV Encuentro Anual del Foro de Sao Paulo, que se celebrará en La Habana, Cuba, del 15 al 17 de julio.

En este evento, representantes de agrupaciones progresistas y de izquierda latinoamericanas y caribeñas tendrán la oportunidad de debatir estrategias y acciones que frenen los embates de la derecha en la región.

'Particularmente, rechazo aquellas hipótesis que plantean que el ciclo de la izquierda se ha terminado; considero que esa conjetura se cae tomando en cuenta, por ejemplo, los resultados de las últimas elecciones presidenciales en México, donde ganó Manuel Andrés López Obrador y el pueblo impuso lo que quería, una propuesta progresista', subrayó en entrevista ofrecida a Prensa Latina.

En su opinión, lo que está sucediendo con Lula da Silva en Brasil, con Cristina Fernández en Argentina y con Rafael Correa en Ecuador, 'son elementos que hacen pensar en la necesidad de actualizar la propuesta de la izquierda y comunicarla en una forma en que no sea esta la propuesta perdedora, ante la creatividad indiscutible que está teniendo la derecha en nuestros países'.

Y cuando hablo de actualizar la propuesta de la izquierda -aseveró- no me refiero a la negociación de principios ideológicos, porque eso, para los que somos de izquierda, es innegociable; sino a lo que está demandando la calle, las redes sociales, las nuevas generaciones.

Eso, dijo, tiene que ver básicamente con la soberanía que nosotros planteamos desde la izquierda, pero también vista desde la casa, desde las relaciones personales, amorosas, las docentes y todas las relaciones de poder que no necesariamente son las que se vinculan a las instituciones.

'La izquierda latinoamericana tiene esos retos. Hoy en día tenemos que unirnos más que nunca, porque está claro que la arremetida de la derecha contra los proyectos de los pueblos de nuestra región no ha cesado, no va a cesar', advirtió.

Actualmente, dijo, la derecha es más creativa que nunca, asume propuestas progresistas como suyas para finalmente capitalizarlas a favor de lo que siempre han querido: quitarle a la gente lo que le pertenece, al pueblo sus recursos, sus tierras, sus derechos.

Ante eso -acotó- le urge a la izquierda latinoamericana replantear la situación para volver a ganar la calle en los lugares en donde la hemos perdido.

'Creo que este es un momento en el que la izquierda y el progresismo tienen que jugarse absolutamente todo para recuperar el terreno y la gente que hemos perdido tras las artimañas de los agentes externos, que están en contra de nuestra soberanía', remarcó Silva.

A su juicio, la derecha hoy no solamente está utilizando los mecanismos tradicionales que tienen como conservadores de reprimir, discriminar, matar, golpear; si no que está empezando a renovar y a innovar su estrategia, también con medidas aparentemente progresistas que no terminan siendo otra cosa que un juego precisamente para llevar la conducción de los estados, apuntó.

En este contexto, Silva significó que la delegación boliviana 'llevará banderas en defensa de la paz y la seguridad, en defensa de un mundo sin muros, de soberanía y respeto a la democracia participativa, de reivindicaciones en pro de justicia internacional en el marco de lo que demanda el siglo XXI'.

Adelantó que particularmente, como bolivianos, llevarán a este espacio un pedido específico: 'el respaldo que necesitamos como sociedad, como país y como partido a nuestra demanda de reivindicación marítima', relacionada con el proceso interpuesto contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia donde Bolivia pide una salida soberana al océano Pacífico, arrebatada por una invasión en el año 1879.

Al respecto, consideró que Bolivia está atravesando uno de los momentos más históricos y definitivos para su política internacional, lo cual, refirió, 'tiene que ver con lo que el líder cubano Fidel Castro le deseó a nuestro país hace muchos años, pues fue uno de los impulsores de que Bolivia definitivamente haya decidido llevar la demanda marítima a La Haya'.

Vamos a llevar ese tema porque lo consideramos muy necesario, no solo para nuestro pueblo, sino para esta nueva forma de pensar que tiene que tener el siglo XXI respecto a las comunidades y el acceso a los recursos naturales, precisó Silva.

Aseguró que la delegación del altiplano participará en todos los espacios del Foro, donde expondrán sus experiencias, criterios y preocupaciones.

Vamos a estar presentes en todas las instancias, una presencia contundente, participativa, propositiva, para llevar las conclusiones del foro al mejor puerto posible, significó la diputada.

Al referirse a La Habana como sede de la edición XXIV del Foro de Sao Paulo, resaltó que ese es otro de los motivos por los cuales acuden a la convocatoria; 'porque se trata de Cuba, que para nosotros es la madre de las revoluciones, porque ha demostrado en términos objetivos y materiales que una revolución bien llevada es posible en el mundo', sentenció Silva.

 

        

Fuente: Prensa Latina

Frases

"Cuando un pueblo despierta, se llena de coraje y decide ser libre, jamás podrá ser derrocado"

Hugo Chávez Frias

Correos del Sur Nº77

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar