No tenemos que obedecer órdenes extranjeras porque somos un país libre y tenemos la capacidad de apoyarnos entre nosotros mismos y hacer que Venezuela salga adelante, sin que EEUU se entrometa en los asuntos de Venezuela y meta sus narices donde no le corresponde.

Alegría Catalán, estudiante de la Universidad Experimental de la Gran Caracas (UNEXCA).

Los aportes que la Revolución Bolivariana ha dado a la juventud venezolana son incontables. En la educación, con la creación de las universidades, fue posible que personas que no tenían acceso u oportunidad de estudiar pudiesen profesionalizarse. Además, se mejoró la calidad y se incrementó la cantidad de instituciones educativas.

Alegría Catalán. Foto: Luis Laya.

En casi todas las carreras egresamos profesionales integrales. En la época de mi mamá era impensable que entrara a estudiar una carrera y gratuita menos. A mis 22 años, ya voy por mi segunda carrera.

Como jóvenes tenemos que entender que está en nuestras manos el futuro y el desarrollo del país, de nosotros depende y somos quienes debemos dar la cara en cada una de las áreas en las que nos hemos desempeñado.

Frente a la amenaza de invasión por parte de EEUU hacia Venezuela, que es real y está latente, debemos seguir trabajando, salir a la calle y seguir dando la lucha en cada una de las trincheras laborales y académicas. Desde las tribunas antiimperialistas o mediante debates generamos el conocimiento y conocemos esta realidad. Alegría Catalán.

El 12 de febrero, se conmemora el Día de la Juventud en Venezuela, debido al aniversario de la Batalla de La Victoria, ganada en 1814, por José Félix Ribas, quien dirigió un batallón conformado por seminaristas del Seminario Santa Rosa de Limay estudiantes de la Universidad de Caracas, durante la Guerra de Independencia.

La batalla empezó antes de las 8:00 de la mañana, pasaron las horas y a las 5:00 de la tarde, aún no se definía un vencedor.

Fue durante esta contienda que Ribas animó a sus tropas con su famosa proclama: “En esta jornada que será memorable, ni aun podemos optar entre vencer o morir: ¡necesario es vencer! ¡Viva la República!”.

Llegada la noche, resistiendo los ataques de Francisco Tomás Morales, Vicente Campo Elías llega con refuerzos de aproximadamente 220 soldados, atribuyendo el empuje necesario para Mariano Montilla, Manuel Cedeño, los hermanos Padrón y Ribas, en la obtención magnánima de La Victoria.

Se estima que unos 100 patriotas murieron, entre ellos el coronel Rivas Dávila. Esta batalla marcó la historia venezolana, por lo difícil que fue obtener la victoria, considerando la desventaja numérica del Ejército patriota, ante los realistas, que sobrepasaban los 2 mil hombres.

Carlos Goncálvez, asistente en el Concejo Municipal de Caracas.

Carlos Goncálvez. Foto: Luis Laya.

Desde que el Comandante Hugo Chávez asumió el Gobierno, la juventud ha sido beneficiada, teniendo nuevas oportunidades, a través del estudio, la educación, el trabajo, ahora con la Gran Misión Chamba Juvenil, impulsada por el Presidente Nicolás Maduro, entre otros logros.

Los jóvenes también se han tomado en cuenta para ser protegidos por todos los programas sociales que ofrece el Gobierno Nacional, para la mayor suma de felicidad social.

El pueblo de Venezuela, en especial los jóvenes y las mujeres, está gobernando, porque no es solo el Presidente Nicolás Maduro, es el pueblo quien está al frente de esta nación. Los jóvenes estamos aquí apoyando nuestra Patria, a nuestro hermano venezolano, a que el presupuesto de la nación sea dado en beneficio del niño necesitado, de la mujer, las pensiones y las ayudas técnicas de los abuelos. Nosotros los jóvenes estamos siendo promotores y defensores de los derechos humanos del pueblo y de la soberanía de la nación.

Hoy estamos en la calle rechazando categóricamente cualquier manera la injerencia sobre nuestro país, por parte de los EEUU, la Unión Europea y sus lacayos. Carlos Goncálvez.

Una mezcla de coraje, buena estrategia y el oportuno auxilio de Vicente Campo Elías, le concedieron a Ribas  el milagro de la victoria. Al enterarse de esto, el Libertador Simón Bolívar le dio el título de “Vencedor de los tiranos”.

El Día de la Juventud conmemora el valor y resistencia de los jóvenes que acompañaron a Ribas, inexpertos en armas, pero decididos en aferrarse a la vida y defender a su país del colonialismo español.

Gina González, facilitadora de calle en materia de género del Instituto Nacional de la Mujer.

Gina González. Foto: Luis Laya.

El mejor aporte que ha hecho la Revolución a la juventud ha sido su incorporación directa al ala política, atendiendo a sus necesidades.

Uno de los primeros logros fue la creación de las universidades alternativas a la Central de Venezuela, como la Bolivariana, la UNES (Universidad Nacional Experimental de la Seguridad), Unefa (Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Bolivariana), entre otras tantas.

También la creación de los comités, asambleas, y la organización de los movimientos de la sexodiversidad, para evitar la violencia hacia los sectores más jóvenes, visibilizando las luchas feministas, porque aunque eso siempre ha existido, somos nosotros los que hemos roto el hielo, y construyendo desde allí, desde la revolución, rompiendo con la heteronorma, los patrones arcaicos, racistas, clasistas, sexistas y educativos. Se nos ha dado la oportunidad de llegar a otros espacios políticos, el aporte a la comunicación, la guerrilla comunicacional, la cultura, la música, el teatro.

Empoderarnos y desarrollar el Estado Comunal es el aporte que podemos hacer como jóvenes. Que el poder sea nuestro tomando los espacios en la comunidad, en la calle, desarrollando las políticas públicas desde las instituciones.

Tomar los espacios en las instituciones, renovarlas, relevar a las antiguas clases políticas desgastada, construir en colectivo -desde nuestras luchas-, nuevas formas de vida desde nuestra identidad como pueblo y nación, en este momento cuando estamos ante el asecho del imperialismo estadounidense, es determinante. Gina González.

El 10 de febrero de 1947, la Asamblea Constituyente decretó el 12 de febrero como el Día de la Juventud, para dar a conocer estos hechos tan significativos y ejemplarizantes de la historia nacional. El Presidente Joaquín Crespo, el 13 de febrero de 1895, erigió un monumento en honor a Ribas, en La Victoria, estado Aragua, donde se llevó a cabo la batalla.

Hoy, la juventud venezolana recuerda la hazaña de aquellos jóvenes patriotas en La Victoria, y como en los tiempos de la Independencia, están nuevamente, al frente de la lucha antiimperialista, desde cada una de sus trincheras, defendiendo la libre autodeterminación y la soberanía de Venezuela, ante una nueva amenaza imperialista y neocolonialista que se cierne contra el país, dirigida por Estados Unidos.

Joel Avendaño, trabajador de la Alcaldía de Caracas.

Joel Abendaño. Foto: Luis Laya

La juventud, y en general, todos los sectores de la población, hemos recibido muchos beneficios de la Revolución Bolivariana.

Por ejemplo, antes un deportista no tenía los medios para salir a competir a otro estado, mucho menos a otro país, ahora tiene todo el apoyo del Gobierno para su práctica deportiva.

Por eso llamo a los jóvenes al estudio, para dejar de ser incultos, para poder entender lo que está ocurriendo dentro de su propio país e internacionalmente.

Los venezolanos no hemos tenido muchas veces la capacidad de entender que nuestro país es rico en muchas provincias, y no hemos entendido como se maneja actualmente la Presidencia, un cargo municipal o parroquial.

No tenemos que obedecer órdenes extranjeras porque somos un país libre y tenemos la capacidad de apoyarnos entre nosotros mismos y hacer que Venezuela salga adelante, sin que EEUU se entrometa en los asuntos de Venezuela y meta sus narices donde no le corresponde.

Todos los países han pasado momentos coyunturales, en los que la economía puede variar en un momento dado. Debemos mantener la calma y saber que cada sector del país está haciendo su aporte, para seguir adelante y que esta situación que enfrentamos, de acoso internacional, no pase a mayores.

 

          

Fuente:  Prensa MINCI

Frases

"Escuchad mi última voz... Os pido... Os ruego, que permanezcan unidos para que no seáis los asesinos de la patria y vuestros propios verdugos..."
          Simón Bolívar

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº96

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar