Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Sondeos expresan capacidad de rearticulación hegemónica del MAS-IPSP

Por Romina Guadalupe Pérez Ramos

Los resultados de las encuestas expresan la capacidad de la rearticulación hegemónica del Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político de la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP).

Los Resultados de las Encuestas.

El día 11 de octubre, se publicaron las últimas encuestas, que ratifican el triunfo electoral del Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político de la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) en primera vuelta, quedando en segundo lugar Comunidad Ciudadana (CC), y, en tercer lugar, Creemos. La tendencia del voto válido (VV) en todas las encuestas realizadas por diferentes empresas se aproximan al mismo resultado, como se observa en la gráfica siguiente.

La tendencia histórica del voto de las cuatro últimas elecciones nacionales, también verifica, que el MAS-IPSP, ha logrado un porcentaje promedio de 9.25% más de lo que establecieron las encuestas. En esta elección de 2020, si aumentamos ese porcentaje, el MAS-IPSP, ganara al menos con más de 50%.

La siguiente gráfica muestra la diferencias de los datos (redondeados) de las encuestas de VV desde (2005-2019), y los resultados obtenidos después del escrutinio[1]. En 2005 existe una diferencia de 17%, en 2009 de 10%, en 2014 la proyección es mayor en 2% que el resultado; y en 2019 de 10%.

Con la proyección de VV de las últimas encuestas, y considerando la diferencia porcentual de la tendencia histórica que se constata entre encuestas y resultados (2009-2019), el MAS-IPSP puede asumir nuevamente el gobierno con la legitimidad  de origen de los votos del soberano; siempre y cuando no se produzca una convulsión social en el país, debido a los “falsos positivos” que está preparando el gobierno de facto con sectores de las Fuerzas Armadas (FFAA), la Policía, grupos irregulares, plataformas; y otras “ayudas” que fue a gestionar el ministro de gobierno, Arturo Murillo a EE.UU con Mike Pompeo,  y Almagro, a objeto de evitar y desconocer  el triunfo electoral de Luis Arce Catacora, ya que el golpe de Estado no se produjo para devolverle el poder del Estado al MAS-IPSP;  sino para instalar  a un gobierno servil  a  los intereses extranjeros de EE.UU; a las políticas y recetas del FMI y BM;   y  entregar a la voracidad de las transnacionales los recursos naturales, junto con las empresas estratégicas del Estado, menoscabando de esta forma nuestra soberanía,  y en esta dirección, ya avanzó el gobierno de facto de la autoproclamada Jeanine Añez.

La rearticulación hegemónica del MAS-IPSP.

La rearticulación hegemónica del MAS-IPSP, se produce gracias a la acumulación de fuerzas que se visibiliza en la multitudinaria movilización y la protesta popular que estalló en agosto de 2020. El resultado de esta protesta popular, ha permitido que el proceso electoral retorne al cause constitucional, una vez para que la fecha de las elecciones se define por Ley y de forma inamovible para el 18 de octubre del presente año.  En este logro, también jugó un rol importante el único poder constituido que le queda al MAS-IPSP en este contexto: la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) [1].

En este sentido, los movimientos sociales, y sus estructuras orgánicas que son el cimiento del armazón general[2] del MAS-IPSP, demostraron de manera fáctica su capacidad contestataria al gobierno golpista; y a partir de la mencionada movilización,  es que el MAS-IPSP,  retoma  su  hegemonía  en  la dirección y  conducción de los sectores sociales mayoritarios de la sociedad, que mantienen vínculos orgánicos y políticos con el MAS-IPSP,  por ser su instrumento político.

Por esta condición, la de ser el instrumento político de las mayorías nacionales, tiene  la capacidad de conducir y dirigir con legitimidad a los movimientos y sectores sociales que están organizados, a través de sus propios “aparatos de hegemonía” [3] de los cuales enunciaremos al menos cuatro: el político, e sindical, de información y el cultural. A nivel político tenemos: al propio MAS-IPSP[4]. A nivel sindical, la Confederación Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB); la Confederación de Mujeres Originarias Indígenas Campesinas de Bolivia – Bartolina Sisa; Confederación Sindicalista de Comunidades Interculturales de Bolivia (CSCIB); Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB); Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ); la Confederación de Juntas vecinales, de Gremiales, de trabajadores de cuenta propia, y otras fuerzas sociales urbanas organizadas en torno a las “Organizaciones Sociales de Mujeres por la Revolución Democrática y Cultural”, la de profesionales, como “Profesionales por el Cambio”,   “Simón Bolívar” y otros, la de los jóvenes con diferentes nominaciones, como “Columna Sur” y  “Generación Evo” entre otros,  así como la Central Obrera Boliviana (COB), la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia que operan desde   “sociedad civil”. A estos se añaden otros “aparatos de hegemonía” como son las radios comunitarias de estas organizaciones, que interactúan  en el marco de las  propias lenguas y diversidad cultural,  y funcionan reproduciendo  la cosmovisión de los pueblos indígenas originarios y campesinos  y la filosofía del  “vivir bien” que  se  define como una política del Estado Plurinacional durante el gobierno de Evo Morales. El papel de las radios comunitarias es fundamental porque las comunidades indígenas, campesinas e interculturales, se comunican y organizan a través de la radio;  por eso, han sufrido la arremetida del gobierno de facto que clausuro a 53  radios comunitarias acusándolas de “soliviantar, la sedición, terrorismo y violencia”, arremetiendo contra  la libertad de expresión[1].

El Nivel cultural, posiblemente es el mas importante de la construcción de hegemonía del MAS-IPSP, porque se fortalece con la diversidad social y cultural  que existe en el Estado Plurinacional de Bolivia,  y que le  permiten ejercer su supremacía  frente al  bloque anti-MAS,  carentes  de esta representación social. Si seguimos los aportes teóricos de Gramsci y postulamos que el proceso de articulación hegemónica es fundamentalmente cultural; se puede afirmar que las vinculaciones  que ha efectuado el MAS-IPSP entre la cultura y lo político;  es lo que le  ha permitido -en sus catorce anos de gobierno,  y en esta disputa electoral-, dirigir y conducir a la sociedad;  mientras que las elites políticas de los partidos de la derecha conservadora, no logran  articular hegemonía a nivel nacional, porque en primer lugar discriminan a los 36 pueblos indígenas originarios y campesinos (PIOC) que existen en el Estado Plurinacional;  es más,  lo desconocen  y niegan. Carlos Mesa de CC, en el programa “uno decide” de Unitel,  planteo “recuperar Republica” ,  y  Sánchez Berzain  operador político Anti MAS-  radicado en Miami,  planteo “lo que se necesita para volver a la Republica es una decisión ejecutiva que ponga en vigencia la CPE de 1967” [2] ; es decir,  un retroceso constitucional, que desconoce de facto a la nueva Constitución Política del Estado (CPE) aprobada en la Asamblea Constituyente el 10 de diciembre de 2007 y ratificada por un Referendo el 7 de febrero del 2009,  la misma que  da nacimiento al Estado Plurinacional de Bolivia. 

Asimismo la elite política conservadora, a lo largo de la  vida republicana ha desconocido los derechos de los PIOC, que  por su  ideología y mentalidad neocolonial, los ha discriminado, en térinos políticos, económicos, sociales y culturales;  y ésta es una de las razones por las cuales, esta élite  política desplazada del poder del Estado por 14 años,  durante el cual  ha sido  gobernada por un Jefe de Estado indígena,   que hizo justicia  al  hacer prevalecer los derechos 

históricos  culturales de los PIOC, incorporándolos además a la administración y toma de decisiones del Estado, a nivel del Órgano Ejecutivo, Legislativo y Judicial.  Por eso,  la élite política conservadora irrumpe a través del golpe de Estado, y persigue políticamente a la dirigencia del MAS-IPSP.   La ideología y mentalidad  colonial,  ha expresado su intolerancia y discriminación, también en este proceso electoral emitiendo  enunciaciones  discriminatorias,  cuando se refieren  a  los PIOC,   y a los dirigentes de los movimientos sociales como “salvajes” (Jeanine Añez), “bestias humanas” (Presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz),  “raza maldita” (Cabildos de Santa Cruz), y durante el golpe de Estado,  han quemado  y sacado  de las plazas públicas y recintos de los órganos del Estado,  a  un símbolo  cultural de importancia  para los PIOC  como es la wipala,  que  desde la nueva CPE 2009, se la reconoce como un  símbolo patrio,  que  expresa  la diversidad cultural,  y representa la memoria histórica de la resistencia y lucha  de los PIOC[1] .

Asimismo, en el presente proceso electoral, los programas de gobierno de CC y Creemos, así como los discursos, no incorporan ni se reconocen con los PIOC,  pese a que existe en el padrón electoral (PE) una auto identificación étnica cultural.Por ejemplo, en La Paz, que ocupa el primer lugar en el PE, con un numero de 1.923.305  de votantes inscritos (27.35%) de los cuales, 820 000 se han identificado como aymaras; Carlos Mesa, siendo un candidato que “representa” a La Paz,   no ha logrado un porcentaje significativo de intención de voto en este departamento,  debido también a que a lo largo de su campana, no ha efectuado interpelaciones inclusivas  en relación  a la población aymara,  tampoco a  incorporado símbolos  aymaras como una forma de inclusión con este colectivo de identificación,  ni tiene  en su programa  gobierno  propuestas para  satisfacer las  demandas insatisfechas de los aymaras;  es más,  culturalmente se aleja de ellos, ya  que en cierre  de su campana efectuada el 13 de octubre, coloca al líder indígena aymara Evo Morales Ayma, como su  principal opositor relacionándose  con  él a través de la exclusión y de forma antagónica,  al  plantear que “somos los únicos que podemos derrotar a Morales” ; y en idioma ingles,  afirmó “Morales,  never in the life” (…) “tenemos  que evitar que Morales disfrazado de Arce vuelva (…) “cerraremos la puerta para que el pasado no vuelva”[2].    

Todo  esto, puede explicar el por qué  Carlos Mesa tiene una brecha significativa con el MAS-IPSP en La Paz,  y también explica la baja votación que tiene en el área rural,  donde el MAS-IPSP  obtuvo en las encuestas de VV el  51,9% ; CC 16.4% y Creemos 7.7%[1].  Sin embargo, la encuesta “rural”  de octubre de 2020,  si se compara  con la tendencia histórica, incrementaría al MAS-IPS  cerca del 22%,  y disminuiría a los otros en la proporcionalidad porcentual que corresponde.

Por último, como ya mencionamos, Gramsci ya se refería que la cultura misma, es un espacio de hegemonía, y que lejos de ser un proceso de imposición desde el “exterior” de lo social y de la cultura, es un proceso en el que una clase se hace hegemónica,en la medida en que logra representar intereses diferentes de las clases populares y, además, en la medida en que los sectores populares se reconocen “adentro” del proceso hegemónico, lo asumen, lo hacen propio,y se representan en él. Consiguientemente, el MAS-IPSP logra ser hegemónico porque ha logrado representar a los diferentes intereses de las clases populares, y éstos se reconocen y representan en este instrumento político, que les es propio.

El tema que se ha tratado, es básicamente para entender el por qué es MAS-IPSP logra el porcentaje de VV con el cual hemos iniciado este artículo ya que las encuestas no se explican por si mismas mirando a los números fríos, sino que son resultado también de un proceso de construcción de hegemonía.

Teherán,  13 de octubre de 2010

Romina Guadalupe Pérez Ramos estudió Sociología en la UMSS, Diplomado en Ciencias Políticas (CESU-UMSS), en Altos Estudios Nacionales y en las Universidades de Bolonia y de Copenhague. Es socióloga y se ha desempeñado como embajadora extraordinaria y plenipotenciaria del Estado Plurinacional de Bolivia ante la República Islámica de Irán (10/06/2019 al 15/11/2019), diputada nacional (2015-2020), titular de la Secretaría de Relaciones Internacionales y Protección al Migrante, gestión legislativa (2019-2020) y primera vicepresidenta de la Cámara de Diputados, gestión legislativa (2017-2018).

_______________________________________________

1. Para las elecciones de 2005, se toman como referencia datos de 1085-2005. En: http://americo.usal.es/oir/opal/elecciones/Elecc_BOLIVIA2006_Garcia.pdf . Para análisis del 2009 se tomo  el estudio de ose Rafael Vilar (2009) “De encuestas y elecciones en Bolivia 2009”. PDF. En: https://www.kas.de/c/document_library/get_file?uuid=387224b7-0c30-8e48-9a11-bbb84dad5a60&groupId=252038.

Para la de 2014, solo se tomo la proyección de VV de Unitel,  porque en las  publicaciones difundidas de las empresas encuestadoras, solo muestran la intención de voto.   En:  https://www.unitel.tv/noticias/conozca-los-resultados-de-la-cuarta-encuesta-electoral-2014/  ; https://codecam.wordpress.com/author/codecam/page/7/

Para el 2019 de Wikipedia porque saca un porcentaje  de votos validos de  todas las encuestas por ano de elección. Cf. https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Encuestas_de_intención_de_voto_para_las_elecciones_generales_de_Bolivia_de_2019 ; los resultados de comparan  con la pagina web del Órgano Electoral Plurinacional.

2. Cf. Romina Pérez (2020. “Crisis Política y  el proceso electoral en Bolivia”. Parte de 1-4.  Hispantv, OPINION. En: https://www.hispantv.com/noticias/opinion/474895/bolivia-elecciones-golpe-estado-anez

3. El armazón general de los partidos políticos “constituye el marco general de la actividad de los miembros, la forma impuesta a su solidaridad; determina los mecanismos de selección de los dirigentes y los poderes de éstos. Explica a menudo la fuerza y la eficacia de algunos partidos, la debilidad y la ineficacia de los demás”. Duverger, Maurice (1979: 34-35). “Los partidos políticos”. FCE. México.

4. Para el concepto de “aparatos de hegemonía” remito a GRAMSCI, A. Quaderni del carcere. Einaudi. Turín. Pág. 866. (Citado por ACANDA, J.L. Sociedad Civil y Hegemonía. Véase ACANDA, J. L. Sociedad Civil y Hegemonía. Ed. Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura Cubana Juan Marinello. La Habana. 2002. Pág. 133-135.Ob. Cit. Pág. 283-284).

5. El MAS-IPSP, como organización política,   es parte del sistema político del cual forman parte los distintos partidos, pero también se diferencia de éstos,  porque  es parte de los sistemas políticos  y de derecho consuetudinario de las organizaciones indígenas originarios y campesinos que han sido reconocidos e incorporados al Estado Plurinacional,  y  en las formas de democracia que el Estado adopta:  la forma 1. Directa y  participativa, por medio de (…) la asamblea, el cabildo  (…) 2. Representativa (…). 3.  Comunitaria, por medio de la elección, designación o nominación de autoridades y representantes por normas y procedimientos propios de las naciones y pueblos indígena originario campesinos, entre otros. (Art 11 CPE). El MAS-IPSP también designa a sus autoridades por medio de este mecanismo, ya que las candidaturas para las elecciones nacionales, son electas mediante la democracia directa y participativa, y comunitaria en congresos, asambleas, y/o ampliados  por las organizaciones sociales;  y  posteriormente,  son incorporadas a las listas para terciar electoralmente mediante la democracia representativa. Esta forma de funcionamiento distingue y diferencia al MAS-IPSP  de las otras organizaciones políticas.  Es  mediante estas prácticas sociales y políticas  que el MAS-IPSP  también elige a sus instancias de dirección nacional a nivel de la organización territorial del Estado, es decir a nivel nacional, departamental, municipal y comunitaria. Las instancias de dirección  están compuestas por los ejecutivos de las diferentes organizaciones sociales,  sean estas sindicales, interculturales, urbanas, comunitarias y/o de bases que se reconocen mutuamente como legítimas y ponen en funcionamiento el armazón general del MAS-IPSP.

6. Cf. http://www.jujuydice.com.ar/noticias/actualidad-9/censura-en-bolivia-jeanine-aniez-cerro-53-radios-comunitarias-47498

7.  Cf.  https://www.facebook.com/OyeChocoBolivia/videos/2913513885537029/  ;  https://www.paginasiete.bo/nacional/2018/11/25/mesa-plantea-recuperar-la-institucionalidad-republicana-201243.html

8. El significado de la Wiphala es complejo,  representa la cosmogonía de los pueblos del Tahuantinsuyo. Simboliza dos valores fundamentales de los pueblos indígenas originarios andinos (PIOC): el Pachakama, un principio de orden Universal, y la Pachamama, que refiere a la Madre Tierra, al cosmos. Se enlaza en los valores de la solidaridad, la hermandad y la comunidad, es decir con la cultura de los pueblos indígenas originarios y campesinos (PIOC). Actualmente, la wiphala se ha convertido en símbolo de la resistencia indígena frente a las prácticas políticas, económicas, sociales y culturales  de dominación. Asimismo, es símbolo de la diversidad cultural o, de la igualdad y la unidad en la diversidad.

9. Cf. https://www.facebook.com/ComunidadCiudadanaCocha/videos/833716080733461

10. Cf. https://tuvotocuenta.org.bo

 

_____

Fuente: HispanTv

Postales para NO OLVIDAR

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº134

 

Descargar

 

Resumen Latinoamericano: Septiembre

 

Descargar

 

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015