El domingo 11 de marzo toda Cuba será escenario de la segunda etapa del proceso de comicios generales 2017-2018, el cual culminará en abril con la elección de los miembros del Consejo de Estado y el presidente del país.

A propósito de las cercanas votaciones Prensa Latina conversó con el vicepresidente de la Comisión Electoral Nacional (CEN), Tomás Amarán, quien hizo referencia a las fortalezas de los comicios en esta isla caribeña.

‘Las elecciones en Cuba tienen muchos elementos que las distinguen, y reconocerlos es motivo de orgullo. Uno de los asuntos más relevantes es la propia participación de los ciudadanos en la dirección del proceso’, dijo el funcionario.

‘Que las mesas y comisiones a todos los niveles estén integradas por personas del pueblo de manera voluntaria, sin cobrar un centavo por realizar ese trabajo, es algo distintivo y digno de reconocimiento’, consideró.

Amarán también mencionó la manera en la que los candidatos son propuestos y nominados: directamente por el pueblo o las organizaciones de masas sin la mediación en el proceso de propaganda individual, campañas o interés económico.

‘Es significativo que no haya partidos políticos imponiendo candidatos. Aquí estos son lo mismo un obrero, un trabajador por cuenta propia, un artista o un deportista, que un científico, un militar, un médico o un académico’, señaló.

Todos ellos -agregó- se presentan en centros de trabajos, barrios y comunidades, donde intercambian criterios con los ciudadanos. Además, los candidatos están en igualdad de condiciones y nadie puede incidir en la decisión del elector, incluso los miembros de las mesas tienen la instrucción de actuar con sumo cuidado para que los votantes no interpreten favoritismo alguno durante la explicación del procedimiento.

‘Las fortalezas de nuestro proceso son muchas, pero, por supuesto, sobresalen la participación masiva y activa del pueblo en cada fase, la transparencia y el total apego a la ley’, comentó Amarán.

Mientras que en otros países se recurre a instituciones internacionales o personalidades para velar por la legalidad y democratización de las elecciones, en Cuba son los jóvenes y los estudiantes los encargados de esa labor.

Al respecto, la coordinadora de los colaboradores de la CEN, Lisandra Esquivel, dijo a Prensa Latina que, en el caso cubano, el hecho de que esas figuras sean estudiantes es muy importante, pues evidencia la participación de los jóvenes en todos los procesos políticos del país.

Esquivel, profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, explicó que desde las elecciones parciales de 2015 se insertaron, junto con el trabajo propio de la CEN, las figuras de los supervisores y colaboradores del proceso.

En el caso específico de los colaboradores, su función es contribuir al perfeccionamiento del sistema electoral cubano, al convertirse en veladores de la legalidad en cada una de las etapas, desde la nominación de candidatos hasta la selección de la mesa electoral en todos los niveles, agregó.

A nivel nacional, este grupo de unos 17 mil alumnos está conformado por estudiantes universitarios y de la enseñanza media superior, quienes participaron en programas de capacitación. En esta capital la cifra asciende a los mil 26 colaboradores.

En cuanto a la figura de los supervisores, Esquivel precisó que estos sí tienen formación jurídica, pues todos son graduados de la carrera de Derecho y se desempeñan como profesores universitarios o juristas.

La coordinadora puntualizó que los supervisores controlan la actividad de las autoridades electorales, mientras que los colaboradores sirven como medio de retroalimentación para los integrantes de la CEN.

CARACTERÍSTICAS DE LOS COMICIOS 

Según Amarán, durante la jornada del 11 de marzo funcionarán más de 24 mil 400 colegios, entre ellos 143 especiales para posibilitar el voto a quienes, por distintas razones, no puedan hacerlo en la circunscripción donde residen.

El especialista apuntó que lo anterior es posible debido a que ese domingo se realizarán dos elecciones: la de diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular y la de delegados a los órganos provinciales.

‘Al tratarse de comicios con perspectivas nacionales, el voto podrá realizarse en un lugar distinto a donde se reside, si no es posible regresar al mismo antes del cierre de los colegios’, detalló.

El vicepresidente de la CEN agregó que también fueron creados 92 distritos electorales en aquellos municipios cuya población excede los 100 mil habitantes. Estas instancias, dispuestas con el objetivo de agilizar el proceso, trabajarán como si fuesen comisiones electorales municipales.

Igualmente mencionó otra diferencia con la votación para los delegados de cada municipio realizada en noviembre: en esta ocasión los electores pueden votar por uno, varios o todos los candidatos.

Por otra parte, señaló que las más de 188 mil autoridades electorales en las estructuras a todos los niveles han participado en un extenso proceso de capacitación.

TODO A PUNTO 

Con el objetivo de que el día 11 el proceso se realice de manera exitosa, la CEN realizó el 4 de marzo una prueba durante la cual verificó el funcionamiento de todos los aspectos y recursos contemplados en el despliegue nacional. En ese ensayo general únicamente dejaron de participar los pioneros (estudiantes de primaria y secundaria) encargados de custodiar las urnas y los electores.

La prueba se hizo en dos momentos. En el primero de ellos se comprobaron todos los medios, recursos, aseguramientos, el personal, los medios de comunicación y los de computación que serán desplegados el domingo 11.

Luego se realizó un cierre y se dio paso de inmediato a un ejercicio que incluyó a las estructuras electorales de todos los niveles, desde las mesas hasta la nación.

En ese momento se trabajó con situaciones y partes simulados a modo de ensayo del procesamiento de la información, la realización del escrutinio, la tramitación de los resultados desde los colegios hasta las circunscripciones y de ahí a las instancias superiores.

Igualmente, en los distritos y comisiones electorales municipales se verificó el computo de los datos recibidos y se concluyó con el proceso de validación de los resultados.

Una vez terminada la validación del proceso de los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, se procedió con la de los delegados provinciales. Por último, las comisiones electorales en los distritos y municipios reportaron las incidencias y problemas detectados en la jornada.

De acuerdo con la presidenta de la CEN, Alina Balseiro, la prueba se realizó de manera exitosa, pues los objetivos se cumplieron satisfactoriamente.

 

Alina Balseiro, presidenta de la Comisión Electoral Nacional cubana

Se activó la estructura del sistema, desde la CEN hasta las mesas electorales, y en todos los colegios estuvieron presentes los colaboradores y supervisores incluidos en el proceso, dijo en conferencia de prensa.

Balseiro indicó que solo en el 2,95 por ciento de los colegios hubo dificultades relacionadas con teléfonos, transporte, fluido eléctrico y ausencia de alguna autoridad electoral.

En ese sentido, ratificó la realización de encuentros con representantes de todas las provincias para dar solución a las deficiencias y garantizar el éxito de las votaciones.

Aunque en las comprobaciones y verificaciones frecuentes realizadas por la CEN se señalan dificultades de tipo organizativo, en Cuba no existe evidencia de ilícitos u otros hechos que hagan dudar de la calidad de los comicios, concluyeron las autoridades.

Del mismo modo, aseguraron que hay mucha confianza en el buen desarrollo del proceso, con elevados niveles de disciplina, organización, trasparencia y profesionalidad.

 

       

Fuente: Prensa Latina

Frases

“Una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas.”

Fidel Castro

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº86

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar