El Gobierno venezolano señaló la ilegalidad del TIAR, acuerdo del cual se retiró en 2012, y acusa a la OEA de querer justificar una intervención militar.

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, denunció este miércoles la decisión de un pírrico grupo de Gobiernos que pretenden activar el ratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) en la Organización de Estados Aéricanos (OEA).

"Resulta doloroso que países que fueron invadidos por tropas estadounidenses y cuyos pueblos fueron masacrados en aplicación del TIAR, hoy avalen un crimen semejante contra un país hermano, en una sesión permanente de la OEA a todas luces irrita y nula", sostiene el comunicado de Cancillería.

En la asamblea de la OEA, 12 países votaron a favor para la aplicación de la iniciativa contra Venezuela, aludiendo que representa "una amenaza a la seguridad de la región" tras acusaciones de Colombia del resguardo de grupos armados en el territorio, una acusación que Venezuela rechaza al señalar la falta de pruebas y afirma que se trata de una excusa para una intervención militar.

Además, desde el año 2012 y ejerciendo su soberanía, el país suramericano se retiró del TIAR junto a naciones adscritas en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

El mecanismo del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) es un acuerdo firmado en Río de Janeiro (Brasil), en septiembre de 1947, para la defensa mutua entre los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"La República Bolivariana de Venezuela hace un llamado a los países y pueblos de la región, a rechazar firmemente las pretensiones de este pequeño grupo que desde el seno de la OEA amenazan la paz e integridad del país y de todo el continente", sostiene el comunicado.

Aunque se insista en la aplicación del TIAR, esta iniciativa viola flagrantemente la soberanía del país, debido que en el artículo 236 de la Constitución en su cardial 4 expresa que son atribuciones y obligaciones del presidente "dirigir las relaciones exteriores de la República y celebrar y ratificar los tratados, convenidos o acuerdos internacionales".

"Venezuela seguirá apegada a la carta de las Naciones Unidas, el respeto al Derecho Internacional, la practica del multilateralismo y la diplomacia de paz y en la búsqueda del diálogo en medio de la diversidad, convivencia y el bienestar de nuestros pueblos", concluye Cancillería

 

Comunicado:

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela denuncia de manera categórica ante la comunidad internacional y los pueblos del mundo la infame decisión de un pequeño grupo de Gobiernos de la región que, alineados a los intereses del Gobierno supremacista de los Estados Unidos, invocaron la activación de un nefasto instrumento de la historia de nuestro continente como es el caso del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). 

Es necesario recordar que el TIAR fue impuesto a nuestra región por Estados Unidos en el marco de la Guerra Fría, y su propósito fue legitimar intervenciones militares en América Latina por razones ideológicas. Así sucedió en Guatemala en 1954, en Cuba en 1961, en República Dominicana en 1965, en Granada en 1983 y en Panamá en 1989. También es importante resaltar que, cuando existió una verdadera agresión de una potencia extra continental contra un país latinoamericano, como es el caso de Argentina en 1982 por parte del Reino Unido, los Estados Unidos traicionaron al continente y obviaron su activación, alineándose con su socio de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Resulta doloroso que países que fueron invadidos por tropas estadounidenses y cuyos pueblos fueron masacrados en aplicación del TIAR, hoy avalen un crimen semejante contra un país hermano, en una sesión del Consejo Permanente de la OEA a todas luces írrita y nula. Será la historia y los pueblos de la Patria Grande los que se encarguen de juzgar esta indigna actitud.

El 14 de mayo de 2013, el Estado venezolano denunció el infame instrumento imperial y junto a otros países de nuestra región se desvinculó para siempre del mismo. Por esta razón la República Bolivariana de Venezuela no acepta ni reconoce ninguna obligación derivada de este Tratado, vergonzosa herencia del neocolonialismo en América Latina y el Caribe.

La República Bolivariana de Venezuela hace un sentido llamado a los países y pueblos de la región, a rechazar firmemente las pretensiones de este pequeño grupo de países que desde el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA) amenazan la paz e integridad de Venezuela y de todo el continente.

Venezuela seguirá apegada a los principios de la Carta de las Naciones Unidas, el respeto del derecho internacional, la práctica del multilateralismo y la diplomacia de paz, y en la búsqueda del diálogo en medio de la diversidad, la convivencia y el bienestar de nuestros pueblos.

Caracas, 11 de septiembre de 2019

 

          

Fuente: TeleSUR/MPPRE

Frases

"Quien realmente vive no puede no ser ciudadano, no tomar partido. La indiferencia es apatía, es parasitismo, es cobardía, no es vida. Por eso odio a los indiferentes".

Antonio Gramsci

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº107

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación 

 

Descargar