A Venezuela la pretenden arrinconar con una excusa de doble rasero: la abstención como recurso narrativo para la injerencia. Un relato que se inventó en Washington y que ahora se instrumentaliza para golpear a las instituciones venezolanas.

Henri Falcón y Javier Bertucci, los dos más cercanos competidores que tiene Nicolás Maduro en la intención de voto según algunas encuestadoras, plantean en sus programas de gobierno la necesidad de recurrir a instancias de financiamiento como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) o directamente al gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU.), y en el caso de Falcón, incluye además la dolarización de la economía venezolana.

Mientras se decidía la suerte del expresidente de Brasil en la Corte, generales retirados y en actividad lanzaban veladas advertencias a los jueces. Además, documentos de la CIA revelaron los crímenes de la dictadura.

(+) FMI: una relación tóxica de seis décadas

El Fondo Monetario Internacional publicó esta mañana un documento que da la pauta de las exigencias que fijará a cambio del préstamo que negocia el Gobierno.

(+) Cuando la Argentina le dijo “chau” al FMI: En 2006, Néstor Kirchner pagó la deuda con el Fondo para evitar los condicionamientos

La agencia estadounidense de calificación financiera Moody´s se sumó a las advertencias internacionales —deuda, riesgo cambiario, inflación— sobre el futuro de la economía de Argentina debido a las políticas económicas del presidente Mauricio Macri.

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº65