La oposición usó el desabastecimiento y las colas para adquirir alimentos como un argumento contra el Gobierno.

A través del empleo de estrategias propias del “golpe suave” de acciones y ataques fomentados desde el extranjero, y que se basan en el boicot la manipulación informativa, la movilización y la infiltración de gente violenta en manifestaciones, entre otras, la derecha venezolana logró alcanzar el poder legislativo.

Seis meses después, no hay ninguna muestra de que la derecha venezolana esté utilizando el poder político para mejorar la situación económica del país.

Plan desestabilizador impulsado por la derecha

Cuando Henrique Capriles y Nicolás Maduro se enfrentaron en las elecciones presidenciales el 14 de abril de 2013, Maduro obtuvo la victoria por más del  50 por ciento.  

Capriles no reconoció los resultados y acusó al pueblo y a la institución rectora de fraude, a pesar de que el Tribunal Supremo de Justicia del país, reconociera y diera por hecho la decisión del pueblo.

A partir de ese momento, se inició una secuencia de ataques a la gestión de Maduro y a la estabilidad del país.

http://www.telesurtv.net/export/sites/telesur/img/multimedia/2016/06/10/golpesuave.jpg_1661539323.jpg_1662462844.jpg

Las Guarimbas

Grupos violentos de la extrema derecha comenzaron a ejecutar sus planes golpistas mediante las "guarimbas" como estrategia insurrecional que implica el cierre arbitrario de calles, quema de basura, agresiones con objetos contundentes, alambres dispuestos a la altura del cuello y disparos, que suponen el encierro de los ciudadanos en sus casas por temor a perder la vida.

En el año 2014, los dirigentes de la oposición llamaron a través de una rueda de prensa y en redes sociales al sector opositor a lanzarse a las calles a partir del 23 de enero, estas acciones formarían parte de un plan denominado "La Salida".

Esta violencia provocó el deceso de 43 fallecidos y más de 850 heridos

La Guerra Económica

A mediados del 2015, la derecha venezolana, a través de empresas privadas, acentuó la guerra económica en Venezuela, afectando la vida de millones de venezolanos con el acaparamiento de alimentos y productos de la canasta básica, además de la reventa de enseres y artículos de primera necesidad, con el objetivo de responsabilizar al gobierno de los planes macabros contra el pueblo.

El Ejecutivo a su vez creó instancias y mecanismos que buscaban garantizar el suministro de alimentos a la población, así como el acceso a bienes y servicios para solventar las necesidades básicas. Entre otras medidas, se buscaba luchar contra el acaparamiento, el contrabando extractivo y la especulación en precios.

Injerencia extranjera

En el año 2015, una orden ejecutiva de la Casa Blanca declaró a Venezuela como una amenaza "inusual y extraordinaria" a su seguridad nacional. El Decreto, apoyado por la oposición, fue ratificado por el presidente de Estados Unidos en marzo 2016.

La comunidad internacional reaccionó y consideró que este decreto constituye una preparación del terreno por parte de Estados Unidos para una intervención, violando la soberanía de Venezuela.

La Guerra Mediática

Las redes sociales también han sido escenario de las arremetidas de la oposición contra el Gobierno de Nicolás Maduro. En marzo de 2015, las autoridades denunciaron una serie de imágenes manipuladas y tergiversadas por medios internacionales que intentaban hacer creer en el exterior que en Venezuela había represión y no libertad de protesta.

También, medios nacionales e internacionales han usado imágenes distorsionadas para informar acerca de la situación del país.

Una agenda diaria para hablar negativamente de Venezuela, situación sólo comparable con los preparativos de la invasión a Libia y Siria. El Gobierno Bolivariano no sólo se ha enfrentado a especuladores o acaparadores, sino contra toda una maquinaria de guerra global.

El Gobierno Bolivariano ha respondido a los ataques de la derecha con trabajo y beneficios para el pueblo, A través de medidas como el Decreto de Emergencia Económica, los 14 motores productivos, el Plan ataque al Gorgojo y el Sistema Popular de Distribución de Alimentos (CLAP)

Durante los años 2012 y 2013 se hicieron otros tipos de difusión sobre el mismo tema. Sin embargo, el foco sobre el desabastecimiento en el país explotó en los medios de comunicación a partir de 2014 como parte de una estrategia para generar una matriz de opinión desfavorable en torno a la administración de Ejecutivo Nacional y no como una guerra económica liderada por la oposición venezolana para debilitar las bases del Gobierno y las fuerzas populares que los apoyan.

El periodista y analista, Alejandro Fierro, en un artículo señala que  “El verdadero propósito de esa agenda es fabricar un clima de desestabilización y caldear el ambiente hasta el extremo, ante el temor de que los apoyos en las urnas, en un eventual referéndum revocatorio o en unas elecciones presidenciales, no sean tan mayoritarios como pregonan, máxime cuando han sido incapaces de reconducir la situación económica siquiera un mínimo, tal y como prometieron en la pasada campaña.

"Con esta incertidumbre, la oposición necesita de forma imperiosa una salida alternativa a unos comicios”. 

Fuente: TeleSUR

Frases

"Creo en los poderes creadores del pueblo"
          Aquiles Nazoa

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº99

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar