Con su negativa a avalar el acuerdo de convivencia democrática, producto del diálogo con el Gobierno de Venezuela, realizado en República Dominicana, la oposición venezolana dio la espalda al país a pesar de los más de 300 llamados a las conversaciones hechos por el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Conforme al politólogo y sociólogo argentino Atilio Borón, la negativa de la oposición a firmar un acuerdo destinado a acabar con la crisis política y económica es un “sabotaje a la democracia en Venezuela”.

El catedrático sudamericano señala directamente al Gobierno de los Estados Unidos como principal responsable en el fracaso de las conversaciones debido a las continuas presiones ejercidas sobre los representantes de la oposición.

El pretexto utilizado por la oposición radicó en la exigencia de que las elecciones presidenciales fuesen monitoreadas por el denominado Grupo de Lima, colección de países cuyos gobiernos siguen ciegamente las órdenes emitidas por Washington para atacar a Venezuela.

Algunas de esas naciones latinoamericanas, dígase México, Argentina, Perú y Colombia, sirvieron de escala a la reciente gira del secretario norteamericano de Estado, Rex Tillerson, con el objetivo de promover más sanciones y estrechar el cerco contra el Gobierno de Maduro.

Para la Casa Blanca, la única solución aceptable pasa por la destitución del mandatario venezolano y un ‘cambio de régimen’, aun si esta opción entraña el peligro de una guerra civil e ingentes costos humanos y económicos.

“En otras palabras, el modelo es Libia, o Irak, y de ninguna manera una transición pactada entre el Gobierno y la oposición, o menos todavía, aceptar la supervivencia del Gobierno bolivariano a cambio de algunos gestos de moderación por parte de Caracas”, sostiene el catedrático argentino.

Tras meses de debatir varios puntos de vital importancia en el actual contexto político-económico venezolano, las facciones opositoras volvieron a ceder ante las presiones externas y sencillamente se retiraron de la mesa de conversaciones quedando más desacreditadas que nunca.

El Gobierno de Venezuela refrendó el pasado 7 de febrero el pacto, el cual precisaba en su primer punto el compromiso de las partes a trabajar conjuntamente para que fueran revisadas y suprimidas las sanciones unilaterales de carácter económico y financiero contra el país suramericano.

_______________________________

Dando una vez más cumplimiento a su funesta misión Estados Unidos acaba de sabotear un acuerdo laboriosamente alcanzado entre el gobierno y la oposición venezolana en los diálogos de Santo Domingo.  La carta que el 7 de Febrero hizo pública el ex presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero revela su sorpresa -y, de modo más sutil, su indignación- ante la "inesperada" renuncia por parte de los representantes de la oposición a suscribir el  acuerdo cuando estaba todo listo para la ceremonia protocolar en la cual se anunciaría públicamente la buena nueva . Como revela en dicha carta RZ dice que luego de dos años de diálogos y discusiones se había llegado a un acuerdo para poner en marcha "un proceso electoral con garantías y consenso en la fecha de los comicios, la posición sobre las sanciones contra Venezuela, las condiciones de la Comisión de la Verdad, la cooperación ante los desafíos sociales y económicos, el compromiso por una normalización institucional y las garantías para el cumplimiento del acuerdo, y el compromiso para un funcionamiento y desarrollo plenamente normalizado de la política democrática." ( https://www.aporrea.org/oposicion/n320777.html )

 

       

Fuente: HispanTv

Frases

“La mejor defensa es el ataque, ¡la humanidad tiene que ir a la ofensiva!”

Hugo Chávez Frias

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº85

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar