Mientras se decidía la suerte del expresidente de Brasil en la Corte, generales retirados y en actividad lanzaban veladas advertencias a los jueces. Además, documentos de la CIA revelaron los crímenes de la dictadura.

La presión nada indirecta de otro general brasileño terminó por "convencer" a los jueces del Supremo Tribunal de Justicia brasileño de que no había que concederle la libertad al expresidente Lula da Silva. Esta decisión se produce justo cuando se conocieron documentos del Departamento de Estado que prueban que el exdictador Ernesto Geisel no sólo conocía las violaciones a los Derechos Humanos que cometió el régimen instaurado en 1964 –dato siempre minimizado– sino que personalmente ordenó el asesinato de varios militantes opositores.

Frases

“Una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas.”

Fidel Castro

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº86

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar