Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Bolsonaro se enfoca en la política electoral y descuida a la gente

Por Dilma Rousseff

Según la ex presidente, el discurso infame de Bolsonaro revela su desprecio por la ciencia, la salud y la vida de las personas.

La declaración infame e irresponsable de cadena nacional Bolsonaro revela su desprecio por la ciencia, para la salud y la vida de las personas. Bolsonaro hace una apuesta en la oscuridad. Apuesta por mantener el apoyo de los estratos sociales que lo eligieron, y no solo su milicia. Por lo tanto, su discurso no incluye a la sociedad, solo la suya. Para él, no importa si los medios que lo apoyaron en las elecciones ya no creen en él, ni si los miembros del mercado ya no lo quieren con tanta intensidad como antes, o incluso si lo abandonan, incluso si los gobernadores que él ya apoyó están en contra de él. Las manifestaciones de Rodrigo Maia y Davi Alcolumbre, presidentes de la Cámara y el Senado, respectivamente, tampoco pesan sobre él. 

Y luego comienzan a aparecer algunos callejones sin salida. En el orden neoliberal que impuso, no hay dinero para la salud, para garantizar las pruebas generalizadas necesarias, respiradores para UCI, equipos para la protección de profesionales de la salud y camas suficientes. La acción estatal es esencial, rompiendo con este neoliberalismo de mente estrecha. El gobierno de Bolsonaro sigue sin propuestas, sin medidas económicas y sociales drásticas para contener el coronavirus y la crisis económica. Debemos invertir dinero en el SUS y en los hospitales para evitar que nuestra gente muera como moscas. 

Tan inepto como el discurso de Bolsonaro es el discurso de Rodrigo Maia defendiendo el recorte en los salarios de los funcionarios públicos como fuente de recursos, tanto para la crisis del coronavirus como para la resultante de la parálisis de la economía. Esto no resuelve nada. Todos los países emitirán deuda e imprimirán moneda de forma urgente, como ya lo están haciendo los Estados Unidos y otros. Consideran que, en un escenario drástico de caída de la demanda, no habrá inflación, sino probablemente una deflación brutal.

Al despreciar la gravedad y el poder mortal de la epidemia que está asolando el mundo; al no ofrecer recursos al SUS y hospitales; al no garantizar un seguro adecuado, no R $ 200.00, pero R $ 1,045.00, para trabajadores informales; al no garantizar el pago del seguro de desempleo a los ya despedidos y ahora a los que están desempleados; dándole la espalda a la inversión pública; al no expandir extraordinariamente los recursos para las micro y pequeñas empresas, Bolsonaro contribuirá a la muerte de miles o incluso millones de personas, tanto en el área de la salud como por las consecuencias económicas en los ingresos.

Bolsonaro se muestra como un psicópata electoral y pretencioso al no hacer nada y aún culpar a los gobernadores, la prensa y aquellos que usan la ciencia contra el virus . Tira los dados de un juego macabro: si la epidemia desaparece, dirá que tenía razón y que hacía un poco de frío; si aumenta, dirá que el aislamiento fue inútil. Entonces, en cualquier caso, apuesta por la muerte.

Está tratando de culpar a la depresión económica que seguramente ocurrirá en Brasil, y que afectará al mundo, en todos aquellos que no lo apoyan y en algunos a quienes considera enemigos porque, para él, amenazan su reelección e incluso su estabilidad en el cargo. 

Sin embargo, toda su evaluación tiene un problema: al tener un solo objetivo inmediato y a corto plazo, falla porque no parece darse cuenta de que la crisis será profunda y a largo plazo, y apenas está comenzando. Al ignorar la crisis política y de gobernabilidad que él mismo causa, Bolsonaro no tendrá el aliento, la competencia y, pronto, no tendrá el apoyo social y político para sobrevivir al colapso sanitario y social del que es autor, ya que contribuyó a la destrucción del sistema de salud. salud, incluida la expulsión de médicos cubanos que trabajaban en el país, y medidas para proteger a los más pobres. 

Centrado solo en su supervivencia política electoral, Bolsonaro descuida la supervivencia del pueblo y del país que debe gobernar. No admite lo que todos ya saben: autoridades mundiales, gobernantes sensibles, científicos y la mayoría de la población: la pandemia del coronavirus y sus consecuencias solo se superarán con la cooperación y la solidaridad entre las naciones, con medidas generosas para proteger a las víctimas, especialmente a la mayoría. pobres y vulnerables, y con fuertes inversiones públicas para preservar empleos, ingresos y fuerzas productivas.

El gobierno de Bolsonaro no tiene una respuesta económica y social amplia, efectiva e inmediata al colapso inminente de la economía, el desempleo, la pérdida de ingresos atroces por parte de los informales, el cierre de pequeñas y microempresas, la reducción de la demanda en todas las áreas, especialmente en servicio e industria. Sobre todo, no se da cuenta de que si permanece en la peligrosa negación del coronavirus y se aferra a las restricciones de la inversión pública, como el límite de gasto, y a las medidas absurdas y puntuales de Guedes, nos moveremos hacia la muerte, el hambre, el colapso y la inevitabilidad de un trastorno social grave. .

La apuesta de Bolsonaro, copiar a Trump, no funcionará porque no tiene un Banco Central dispuesto a imprimir divisas sin restricciones, como es el caso de la Reserva Federal, que está practicando  una flexibilización cuantitativa infinita, e incluso el acuerdo impuesto por los demócratas sobre Trump , en el Congreso, autorizando la colocación de US $ 2 billones en la economía estadounidense, para contemplar no solo a las empresas, sino al pueblo estadounidense, con un ingreso básico de emergencia. Tampoco Angela Merkel, quien defendió romper las restricciones clásicas de impuestos y deudas del gobierno alemán, libera inmediatamente recursos para apoyar la salud de las personas y la economía. La estrategia de Bolsonaro es pobre y a corto plazo. Pelear con los gobernadores es un crimen contra la federación. También es tonto.

Su inmovilidad lo atropellará debido a la duración y el tamaño, tanto de la crisis del coronavirus como de la debacle económica, que pretende evitar. Se necesitan medidas rápidas, amplias e integrales para proteger a las personas, la sociedad y la nación. El aislamiento social es necesario y las medidas económicas son esenciales. 

¡Gasto público en salud y economía!

.

* Brasil de Fato /  BdF Minas Gerais

Edición: Elis Almeida y Vivian Fernandes

 

_____

Fuente: Resumen Latinoamericano

Frases

 

“Tenemos que unirnos porque el mundo lo acelera todo y sino aceleramos nuestra unidad, ese mundo se viene contra nosotros”

Hugo Chávez
 
 

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº118

 

Descargar

 

Cuadernos para la Emancipación

 

Descargar