La delegación cubana, que este viernes asistía a la inauguración de la VIII Cumbre de las Américas, se retiró de la sala principal del Gran Teatro Nacional del Perú cuando el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, iba a intervenir en la ceremonia.

El viceministro cubano, Rogelio Sierrra Díaz, quien de inmediato se dirigió a la sala de prensa del evento para ofrecer declaraciones, dijo: “Estuvimos prestando atención y escuchando con mucha seriedad el discurso del presidente del Perú, Martín Vizcarra, a quien aprovecho la ocasión para desearle éxitos en su nueva gestión”.

“Pero cuando se anunció el uso de la palabra por parte del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, decidimos retirarnos de la sala”, afirmó.

El diplomático explicó que, en la tarde de ayer, Almagro pronunció palabras muy ofensivas sobre Cuba y sus autoridades y que la delegación cubana no tenía por qué admitir dichas declaraciones. Sencillamente en un acto de dignidad nos hemos retirado de esta sala”, precisó el vicecanciller.

La víspera, el Secretario General de la OEA se reunió con miembros de grupos mercenarios en el Hotel San Martín de Miraflores, en Lima, y pidió a los gobiernos latinoamericanos que se reúnen en la Cumbre de las Américas, “que hagan más para presionar al gobierno de Cuba”.

Rogelio Sierra insistió en que “Almagro y la desprestigiada OEA no tienen ninguna moral, ni ninguna autoridad para emitir juicios o juzgar a países de la región o a Cuba”.

Uno de los periodistas presentes en el pequeño salón, donde la presencia del viceministro cubano convocó a los medios, le preguntó a Rogelio por qué Cuba vino a la Cumbre si a Venezuela se le había retirado la invitación, dada la hermandad entre ambos países.

Categóricamente, el vicecanciller respondió que la solidaridad de la Isla con la nación bolivariana “no está en discusión”.

“Hay hechos que prueban fehacientemente nuestra amistad y defensa de Venezuela. Estamos aquí ejerciendo nuestro legítimo derecho de participar en un foro del cual deberíamos ser parte desde hace mucho tiempo”, recordó aludiendo a que Cuba no fue bienvenida en las Cumbres de las Américas hasta la séptima cita, en 2015.

“Hemos sido invitados a la Cumbre por el Presidente peruano y actuamos en consecuencia”, aseveró.

Antes de concluir, Rogelio aclaró “solo nos hemos retirado del acto inaugural, no tiene que ver con la realización de la Cumbre”.

Declaración íntegra de Rogelio Sierra Díaz, viceministro de Relaciones Exteriores

Nos hemos retirado por unos instantes de la sala en ocasión de la inauguración de la Cumbre. Estuvimos prestando atención y escuchando con mucha seriedad el discurso del presidente del Perú, Martín Vizcarra, a quien deseamos éxitos en su nueva gestión.

Pero cuando se anunció el uso de la palabra por parte del Secretario general de la OEA, Luis Almagro, hemos decidido retirarnos de la sala.

En la tarde de ayer Almagro pronunció palabras muy ofensivas sobre Cuba y sus autoridades. La delegación cubana no tenía por qué admitir esas declaraciones y sencillamente en un acto de dignidad nos hemos retirado de esta sala.

Almagro y la desprestigiada OEA no tienen ninguna moral ni ninguna autoridad para emitir juicios o juzgar a países de la región o a Cuba.

La solidaridad de Cuba con Venezuela no está en discusión. Hay hechos que prueban fehacientemente nuestra amistad y defensa de Venezuela. Estamos aquí ejerciendo nuestro legítimo derecho de participar en un foro del cual deberíamos ser parte desde hace mucho tiempo. Estamos actuando porque hemos sido invitados a la Cumbre por los peruanos y actuamos en consecuencia.

Solo nos hemos retirado del acto inaugural, no tiene que ver con la realización de la Cumbre.

En video, declaraciones del vicecanciller cubano

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar

Correos del Sur Nº70

 

Descargar