Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

La decisión del gobierno de Donald Trump de incluir a Cuba en su lista de países “patrocinadores del terrorismo” días antes de concluir su mandato le deja una piedra en el camino al presidente electo Joe Biden. Cuando asuma el 20 de enero Biden tendrá que lidiar otra vez con la relación entre Estados Unidos y Cuba, una cuestión política siempre complicada a nivel externo e interno. Siendo vicepresidente de Barack Obama acompañó el “deshielo” entre ambos países, que Trump anuló de un plumazo en 2017 imponiendo todo tipo de restricciones, desde el envío de remesas por parte de familiares hasta el virtual cierre de su representación diplomática en la isla.  

El régimen de Trump anuncia su nuevo plan para “ayudar” al pueblo de Cuba y sanciona el envío de remesas desde Estados Unidos, con el pretexto de que estas ayudan a los militares. Más de 400 oficinas de la Western Union tuvieron que cerrar en la isla, en virtud del cálculo imperial que ofrece a los cubanos como corderos de sacrificio para ganar votos en Florida, sin que nadie explique cómo se puede parapetar la “democracia” sobre el dolor de las familias, ni por qué tanta gente en Miami se presta al colaboracionismo abierto con el verdugo de sus padres, abuelos y hermanos.

“Obsesión criminal” es una conocida película de terror y la estación en la que está detenida la administración Trump respecto a Cuba. El gobierno de Estados Unidos volvió a golpear al pueblo cubano al sancionar la empresa de finanzas y seguros American International Service (AIS), que procesa envíos de remesas a la isla. Con esas tarjetas de débito los familiares de los emigrados y los trabajadores que manejan pequeños negocios privados, pueden realizar pagos en comercios, gasolineras y otros establecimientos del país, incluyendo las tiendas en moneda libremente convertible que empezaron a operar en julio.

Hacia fines de agosto circuló la noticia que la Brigada Médica Cubana en Guatemala debía irse del país. Ello causó las más diversas reacciones. No faltó quien apoyara la medida, amparándose en un mal entendido nacionalismo y en un visceral anticomunismo heredado de la ya fenecida Guerra Fría. Pero por otro lado, numerosas fueron las voces que salieron en defensa del personal sanitario caribeño. Hasta el mismo gobierno, para nada sospechoso de comunista, la ponderó muy satisfactoriamente.

La transformación educativa que lideró fue capaz de convertir un pueblo, donde eran comunes los analfabetos totales y analfabetos funcionales, en protagonista de hazañas científicas, culturales y militares, que solo pueden nacer de un desarrollo masivo de las inteligencias que el capitalismo invisibilizó con la exclusión clasista de una república idealizada por sus enemigos, pero constatada por él y sus compañeros en sus más dolorosas inequidades.

Postales para NO OLVIDAR

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº142

 

Descargar

 

Resumen Latinoamericano: Diciembre

 

Descargar

 

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015