El poeta haitiano René Depestre escribió en “El neumático incendiado” que su país es “el primer productor mundial de desdichas y de zombis”. A este trágico ranking, ahora hay que sumarle las imposiciones del Fondo Monetario Internacional que han desatado la rebelión popular.

El último país del continente americano de habla castellana pendiente de independizarse, se encuentra sumergido en una crisis económica descomunal.

La diplomacia imperialista siempre se ha basado en mentiras, chantajes, amenazas y provocaciones. Invariablemente es el mismo escenario, raido de tanto uso, que en la actualidad se repite con la idea engañosa de un desocupación ilusoria de Haití con el fin de seducir a la opinión nacional e internacional.

Publicamos una reseña del libro “La oscuridad y las luces. Capitalismo, cultura y revolución” de Eduardo Grüner (Edhasa Bs. As.2010). El 22 de agosto será un nuevo aniversario de la revuelta de esclavos de 1791 que inauguró la revolución en Haití y su posterior declaración de la Independencia en 1804. Justamente el libro trata del entrelazamiento entre capitalismo y esclavitud en el caso haitiano.

Solicitamos encarecidamente que revea esta propuesta y que extreme las medidas para asegurar que Naciones Unidas, el conjunto de sus países miembros y sobre todo los que han impulsado esta misión y se han beneficiado de sus acciones, reparen al pueblo de Haití, a las víctimas directas, sus familias y comunidades, los daños y violaciones a los derechos humanos provocados por la MINUSTAH.

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar

Correos del Sur Nº71

 

Descargar