Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Contra todo pronóstico, el No se impuso en el plebiscito sobre el acuerdo de paz en Colombia. Pero fue por un pelo y con 63 por ciento de abstención. La diferencia entre las dos opciones no llega a 54 000 votos. Estadísticamente, un empate técnico. De modo que no es rigurosa la afirmación de que “Colombia votó por la guerra”. No caigamos en las trampas del sentido común “democrático” impuesto por las clases dominantes y su maquinaria propagandística.

El triunfo del NO al Acuerdo de Paz entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército Popular (FARC-EP) sorprendió no solo a los colombianos sino a toda la comunidad internacional.

Hacerle el juego a la extrema derecha del Centro Democrático, y del uribismo que buscan romper los Acuerdos y volver a barajar las cartas, como si esto fuera un juego de naipes entre amigos de barrio, y no la posibilidad real de acabar una guerra de más de 50 años. 

La sociedad colombiana se hunde cada vez más en un estado de incertidumbre, zozobra y miedo que amenaza guerra civil. Esta nunca ha sido descartada por quienes hoy aparecen nuevamente triunfantes con el No en el plebiscito, el Centro Democrático y su populista y manipulador vocero, Alvaro Uribe Vélez, por una diferencia pírrica, la misma extrema derecha restauradora que transita a lo largo de la historia hoy con su discurso venenoso del miedo y el fanatismo religioso sobre los acuerdos alcanzados.

Al igual que la extrema derecha colombiana, HRW estaba más interesada en poner en la cárcel a supuestos violadores de los derechos humanos que en poner fin a la guerra.

Postales para NO OLVIDAR

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº137

 

Descargar

 

Resumen Latinoamericano: Octubre

 

Descargar

 

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015