Fidel expresó en varias ocasiones, que la cultura era la primera trinchera de lucha de los pueblos.

Sobre esa idea magistral de Fidel, reflexionamos en este primer artículo en CubaDebate, que me honra con este privilegiado espacio, de prestigiosos intelectuales y personalidades del mundo.

También Fidel, durante el doloroso Período Especial de crisis económica de Cuba, denominada por él, como Opción Cero, destacó -asombrando a todos- que lo esencial era mantener el nivel cultural del pueblo cubano, no solamente superar la escasez material.

Como casi siempre, el líder histórico de la Revolución Socialista de América Latina y El Caribe, del siglo 20 y principios del 21, tenía toda la razón.

Son las ideas, el campo de batalla principal de la humanidad, en este tiempo moderno, del derrumbe definitivo del capitalismo salvaje y del cambio climático.

No podrán prevalecer los enemigos de los pueblos, si vencemos en el debate ideológico. No podrán derrotarnos, aunque utilicen las armas de destrucción masiva, más sofisticadas y poderosas.

Por eso, la afirmación categórica de Fidel, de que es en la cultura que se define el futuro de la humanidad en este siglo 21, adquiere hoy tanta pertinencia, sobretodo para la heroica nación boricua.

Es que en ese contexto ideológico, al que se refiere Fidel, el aguerrido pueblo puertorriqueño, ya venció al imperio más poderoso de la historia del planeta tierra.

¿Saben porqué?

Porque a pesar de la invasión militar yanki del 25 de julio de 1898, de la continua represión brutal, de la persecución sistemática y la utilización de todas las técnicas más avanzadas de manipulación ideológica, hemos vencido al dios del miedo.

¡Puerto Rico ya ganó su batalla más importante!

Porque el imperio, no ha podido quitarnos nuestro idioma español, nuestra rica herencia cultural caribeña y latinoamericana, nuestras hermosas tradiciones y sobretodo nuestro poderoso orgullo patrio.

Hoy, más que nunca, la bandera monoestrellada -con los colores invertidos de la cubana- ondea sola en los corazones de los casi nueve millones de boricuas.

De los más de tres millones que han permanecido en la Antilla más grande de las menores y de los casi seis millones que han tenido que emigrar, pero que defienden más allá de una fórmula de estatus, un sentimiento superior, el amor a Puerto Rico.

Fidel, al igual que Martí, también destacó la importancia del arte de unir fuerzas, de los pueblos de Nuestra América y del mundo.

Sobre ese tema, de la indispensable y creciente unidad de las fuerzas patrioticas de Puerto Rico, en este momento de definición política, reflexionamos en el próximo artículo sabatino, de Ritmo Boricua.

 

       

Fuente: Cuba Debate

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº73

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar