Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Las tecnologías con poder disruptivo han sido absorbidas por la lógica financiera imperante quebrando su poder democratizador.

El asedio económico contra Venezuela ha impedido la “normalidad” de sus actividades cotidianas y servicios públicos como la electricidad, el combustible o la salud, constituidos en derechos de la ciudadanía por la Constitución.

Oscar Varsavsky, científico y filósofo argentino, consideraba que la sociedad era “demente, inmoral y suicida; demente por desfigurar la realidad; inmoral por tolerar la miseria dentro de la abundancia y la represión violenta en forma de tortura y odios raciales; suicida por crear armas capaces de calcinar a la humanidad, por saturar al planeta de basura…”. Eran los tiempos de la Guerra Fría, los Estados Unidos competían con la URSS por la supremacía nuclear. Años atrás otro genio de la ciencia, Albert Einstein, viviría atormentado al sugerir a los Estados Unidos desarrollar su capacidad tecnológica para obtener la bomba nuclear ante la amenaza nazi. Truman decidiría finalmente el lanzamiento de las bombas en Nagasaki e Hiroshima para poner de rodillas al pueblo japonés.

La cuarentena que vive un alto porcentaje de la población mundial, con la dependencia aún mayor que implica de las tecnologías digitales –para trabajar, intercambiar con amistades y familiares, realizar compras a domicilio u organizar reuniones en línea–, pone de nuevo en el tapete el modelo imperante de desarrollo de estas tecnologías.

El desarrollo de sistemas militares basados en inteligencia artificial diseñados para seleccionar objetivos y dirigir ataques sin estricto control ni toma de decisiones por parte de seres humanos son el centro de un intenso debate legal, moral y político en el mundo contemporáneo.

Frases

 

“Tenemos que unirnos porque el mundo lo acelera todo y sino aceleramos nuestra unidad, ese mundo se viene contra nosotros”

Hugo Chávez
 
 

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº125

 

Descargar

 

Xi Jinping: Tres discursos

 

Descargar