Rebel Díaz cumple una década. Con esta excusa, Notas dialogó con Rodrigo y Gonzalo Venegas sobre hip hop, el Bronx, la visita de Chávez y la situación social en Estados Unidos.

Hermanos, músicos, activistas, comunicadores. Muchos elementos en común para unirse en un proyecto surgido en las entrañas de uno de los barrios emblemáticos de Nueva York.

Hijos de padres chilenos exiliados en la década del ‘70, entre 2002 y 2004 se mudaron de Chicago al Bronx. En 2006 fundaron Rebel Díaz, que se posicionó desde sus letras y sus imágenes en la escena del hip hop original. Entonces se dedicaron también a intervenir en las luchas sociales. En 2014 se animaron a hacer su propio programa de televisión, Ñ Don’t Stop, para  teleSUR en inglés. Desde allí, en abril de este año escracharon a Ted Cruz, el ultraderechista precandidato republicano, cuando visitó el Bronx.

En un ambiente muy distendido, Rodrigo (RodStarz) y Gonzalo (G1) repasaron algunos de estos temas, en una entrevista que rápidamente se convirtió en una larga charla, fluida y más o menos desordenada. Aquí, algunos fragmentos de esa conversación.

rebeldiaz2“Para nosotros es muy importante nunca olvidar, mucho menos rechazar, lo que son las raíces revolucionarias nuestras, que vinieron de nuestros padres. Nuestra vida entera ha sido un resultado de lo que fue el 11 de septiembre de 1973 en Chile”, cuenta RodStarz. “Entonces fue algo muy normal, estando acá en el Bronx, que empezáramos a hacer música, pero también a hacer acciones que van a la par de las letras que vamos cantando. Los últimos diez años han sido años de analizar, de luchar, de crear espacios autónomos y siempre estar creando música rebelde”, dice.

“Cuando llegamos aquí, nos percatamos que el grado de competencia en este tipo de música era mucho más alto que en cualquier otra ciudad. Había muchísimos raperos y uno se cruzaba en las fiestas con los que escuchaba en los `90, de los pioneros, de la era de ‘Golden Air’. Para nosotros fue una experiencia de aprendizaje muy grande, porque nadie nos iba a regalar el escenario. Tuvimos que hacerlo nosotros mismos, creando espacios autónomos y organizando nuestros propios conciertos”, agrega.

Trabajo comunitario y hip hop

“El trabajo cotidiano en el barrio siempre va cambiando. En el 2006 empezamos un proceso de tomar un lote que se usaba como un lugar de droga nada más, o para juntarse a tomar. Lo transformamos en un jardín comunitario con la ayuda de los viejitos del área. Y durante ese proceso, comenzamos a hacer shows y actividades culturales. Con esa energía comenzamos a organizar con los jóvenes del barrio y a integrarnos con ellos”, cuenta G. Y suma: “Para nosotros fue un proceso de aprendizaje sobre lo que es crear lazos por el sentido de lo comunitario. No sabíamos muy bien qué estábamos haciendo, pero sí guiados por querer crear cultura. Y sin saber sabiendo, esa también era la esencia del hip hop”.

Entre 2008 y 2013 ocuparon una fábrica abandonada y construyeron un centro social. Pero en 2013 el dueño del edificio, con quien habían legalizado la tenencia, los expulsó. “Hoy en día es el dueño de toda la cuadra. Esto demuestra que aquí continúan los slum lords, estos terratenientes del Bronx. Ahora compartimos un store front, un espacio con otras organizaciones”.

“Ahora en lo que más trabajamos es en un programa mensual que se llama “Books and breakfast” (“Libros y desayuno”), una pequeña biblioteca donde tenemos textos, libros, documentos sobre la historia del hip hop, de la historia de latinoamericana y afroamericana, donde promovemos la cultura, para luchar contra el anti-intelectualismo, que se da mucho en nuestra cultura. Y también crear espacios para que los jóvenes puedan comer un desayuno saludable. Además, estamos haciendo eventos culturales, siempre, con otras organizaciones. La idea es sacar los parlantes y hacer música”, dice RodStarz.

La dinámica social también se disputa en la calle: “De forma constante, porque la comunidad está siendo constantemente atacada. Nos siguen matando. En este país, cada 28 horas la policía mata un joven negro o latino en la calle, pero en algunos barrios eso es cada 8 horas. La policía siempre termina con impunidad. El sistema acá le da luz verde a la policía para matarnos. Es así de simple”.

Con las raíces en América Latina

“La vinculación con América Latina es cada día es más fuerte. Incluso nuestra música por mucho tiempo era sólo en inglés, a lo sumo con un poco de spanglish. Pero justamente por el contacto y el vínculo con Latinoamérica ahora vamos a sacar un disco completamente en español que se llama ‘América vs. Amerikkka’. Eso va a salir en agosto o septiembre”.

“Tenemos featuring con Ana Tijoux, grabamos aquí en Times Square. También con un grupo chileno que se llama Chico Trujillo, que hacemos una cumbia chilombiana; con Bocafloja de México y otros artistas latinoamericanos”, enumera RodStarz. “Definitivamente sentimos una necesidad de hablar de lo que está pasando en Latinoamérica”. “El discurso de Donald Trump y de Ted Cruz representa una ola fascista que está moviéndose por todo el mundo. Lo estamos viendo en Argentina con Macri, en Brasil, cómo han atacado a la Revolución Bolivariana en Venezuela. Estamos claros que Latinoamérica en este momento está bajo ataque, el mismo canal en el que trabajamos, Telesur, lo botaron de Argentina. Entonces creemos que es importante que como grupo, estando en las entrañas del monstruo, hagamos un poco de ruido para Latinoamérica. Hay mucho que decir”, afirma el músico.

“Acá en el Bronx hemos tenido el honor de recibir al presidente Maduro en 2015, siguiendo el legado de Chávez, que nos vino a visitar en 2005. Nosotros siempre decimos que a nuestro barrio no viene Obama, nunca vino Bush, pero ha llegado Chávez”, concluye.

Fuente: TeleSUR

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº46