Han hecho de la frontera entre Venezuela y Colombia el set donde se encuentran las grandes agencias de comunicación, voceros de diferentes gobiernos, organizaciones internacionales. El objetivo es mostrarla como el punto crítico por donde cederá la puerta. 

La operación psicológica estaba en pleno desarrollo y parecía ganar terreno. John Bolton había anunciado el envío de la ayuda humanitaria que suponía un desenlace, tipo Libia o Siria, como los que siempre se alertaron que podía ocurrir en Venezuela.

Se sabe, desde siempre, que un modo (entre muchos combinados y desiguales) para derrotar a un enemigo u oponente, radica en hacerle perder todo lo que de confianza hubiere podido abrigar respecto a su victoria. Arrebatarle su certeza, su dignidad y sus destrezas convenciéndolo (antes, durante o después de la batalla) de su insolvencia, su pequeñez, sus complejos y su inferioridad: desmoralizarlo pues. Y para ese fin se han estudiado, y se estudian, mil modos de precipitar la derrota del oponente desde las más cotidianas, y aparentemente intrascendentes, burlas, desprecios, calumnias... hasta las más sofisticadas agresiones, verbales o simbólicas, entrenadas en laboratorios de guerra psicológica. Aquí se entiende la moral como la entendía Adolfo Sánchez Vázquez.

Nos hemos convertido en seres mediáticos, vivimos online, conectados, en permanente relación con medios y mucho de lo que hacemos tiene que ver con ellos.  Además, la comunicación ha superado hoy los límites del tiempo y del espacio.  El mundo digital de la comunicación va suplantando al viejo mundo analógico.  Todo es inmediato y cercano.  Los bits de información se nos introducen por todos los poros.  55% de las personas en el planeta ya tiene acceso a internet.  Ya terminó aquel corto tiempo en que internet parecía ser lo que prometía, una fabulosa red de intercambio de conocimiento.  Hoy a través de la red viaja cada vez más basura.

“Las protestas en la catedral resaltan que la alianza de Ortega con la iglesia de Nicaragua se ha roto” es el título de un artículo en The Guardian de hoy de Toby Stirling que no se basa en hechos reales, algo que se ha convertido en los reportajes que The Guardian sobre Nicaragua.

Frases

Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria a nombre de la libertad
          Simón Bolívar  

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº94

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar