Los medios de prensa occidentales, la mayoría en manos de grandes capitales, en su afán de denostar y tratar de derrocar al gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, han lanzado otra violenta campaña desinformativa en aras de convertir en héroe a un connotado terrorista.

La histeria estalló en Washington mientras la OTAN montaba todo un dispositivo para acusar a Rusia de continuar la propaganda de la desaparecida Unión Soviética. Los medios dominantes tratan de desacreditar al nuevo presidente de Estados Unidos acusándolo de cualquier cosa y este los acusa a ellos de propagar noticias falsas.

Entre 2013 y 2014, Rafael Correa, ex presidente de Ecuador, alertó sobre el peligro de una posible Restauración Conservadora en América Latina. Advirtió que el principal enemigo de la corriente progresista y de izquierda que gobernó la región desde 1998, en la conocida “Década ganada”, no eran los políticos de la derecha, sino sus grandes empresas de comunicación.

"El rumor es algo para lo que casi no hay remedio, dijo J. J. Rendón1. No hay muchos personajes del empresariado mediático que se vanaglorien, en público, por su historial con los peores episodios antidemocráticos. J. J. Rendón está asociado, directa o indirectamente con canalladas contra Venezuela, Cuba, Bolivia, Honduras, Paraguay, Argentina y los fraudes en México… No hay muchos personajes cuyo mayor mérito consista en ser cara visible de un negocio que opera cobijado por la libre empresa que trabaja en secreto la munición manipuladora que se hará pública. Les encanta el terrorismo económico.

La sensibilidad mediática es utilizada al antojo del Imperio Norteamericano de acuerdo a sus juegos de poder, su conveniencia económica e intereses geopolíticos. Mueven los niveles de tolerancia y aprobación de acuerdo al juego de roles que más le convenga. No importa que sus aliados violen los Derechos Humanos, las leyes o dispongan de vidas humanas. Con ellos, condescendencia total, no se les ataca ni con el pétalo de una rosa. Es la doble moral imperial.

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar

Correos del Sur Nº67

 

Descargar