El artículo de Jon Lee Anderson en Rd New Yorker “Noticias y disturbios en Nicaragua falso”, confirma que la empresa matriz Condé Nast, su élite orientada al consumidor,  ha optado por retornar la publicación a sus orígenes en 1925, como un “cómico de 15 centavos”.