El LIBERTADOR SIMÓN BOLÍVAR con su clara y genial inteligencia, estimulada por su infinito amor a la libertad de los pueblos. Y en sus luchas por la independencia de América, fue capaz de ver lo que entonces parecía oscuro pero que hoy es absolutamente claro.

Dijo el Libertador: "LOS ESTADOS UNIDOS PARECEN DESTINADOS POR LA PROVIDENCIA PARA PLAGAR LA AMÉRICA DE MISERIA EN NOMBRE DE LA LIBERTAD”.

Bolívar fue capaz de ver y presentir el nacimiento del imperialismo yanqui, la mayor tragedia de nuestra América y del mundo entero.

Fue más lejos, fue capaz de presentir que ese poder sería capaz de mentir y falsificar la vida para alcanzar sus nefastos propósitos: hablando de “libertad” sería capaz de plagar de miseria a los pueblos americanos. Se cumplió la premonición del LIBERTADOR.

Hoy, con tanta decisión como lo hizo Bolívar es necesario destruir las falsas acusaciones y hacer que prevalezca la verdad.

Los que por mezquindad y avaricia sirven al monstruo deben ser apartados y ennoblecidos los que luchan con las banderas de la libertad para la patria y de la justicia para los pobres y para todos los que sufren.

Nuestro LIBERTADOR, Juan Rafael Mora y sus más fieles seguidores, José María Cañas y Joaquín Mora, son brillante ejemplo de patriotismo, de justicia y, por encima de todo, de amor a la patria. Este amor es amor al pueblo.

Juan Rafael Mora comprendió la situación y se percató del peligro que implicaba la ofensiva filibustera. Estaba en peligro la independencia de Centroamérica y de América toda.

Se le derrotó en la Batalla de San Rosa. Y luego en terribles combates los ticos y todos centroamericanos derramaron su sangre y entregaron sus vidas en contra del filibusterismo.

El 27 de marzo de 1856, nuestro libertador dictó un decreto en que se dice: “Todos los filibusteros, de cualquier nacionalidad a que pertenezcan, que sean aprehendidos con las armas en la mano, sufrirán inmediatamente el rigor de la ley siendo fusilados".

“Los que sin haber hecho armas contra la república las depongan voluntariamente, deserten de sus filas y se presenten ante los jefes del Ejército Nacional, serán perdonados".

Este Decreto se aplicó a veinte filibusteros, de diversos países, todos mercenarios; fueron juzgados, sometidos a consejo de guerra por los asesinatos cometidos. Fueron fusilados.

El canciller de los Estados Unidos protestó por este caso de espantosa barbaridad”. Y una vez más atacan a los pueblos pero el que se defiende es considerado un bárbaro. Esta es la misma lógica que aplican hasta hoy.

Acusan falsamente, crean situaciones inexistentes a través del monopolio mediático, mienten y vuelven a mentir y construyen así matriz informativa sin asidero en la realidad. Pero no solamente fabrican situaciones utilizando su poder, sancionan, bloquean, crean organismos internacionales para su exclusivo servicio, mueven mercenarios y acuden a muchos otros medios. Unen el caos político con la crueldad más inmoral. Así pretenden destruir a los gobiernos libres y que realmente representan los reales intereses de sus pueblos.

Este modelo político lo aplican hoy a los gobiernos de Cuba, Nicaragua, Venezuela y Bolivia igual que cualquier gobierno que resulte ser un obstáculo para sus afanes de dominación mundial. Bajo otras circunstancias aplican métodos semejantes a países tan poderosos como Rusia y China. A todo el que no se les somete lo consideran un enemigo.

Otro ejemplo.

El ejército de Costa Rica y el Presidente Juan Rafael Mora se defendieron del ataque filibustero. Se trataba de una banda criminal.

Los atacados fueron tratados de la siguiente manera en la prensa yanqui:

Walker, el invasor y criminal, desde su periódico hizo coro a Washington: “A la larga lista de inhumanos monstruos sanguinarios que en tiempos diversos aparecen en acción sobre el escenario de las naciones, debe añadirse el nombre de John Rafael Mora, Presidente de Costa Rica y General en Jefe de sus ejércitos en la guerra contra Nicaragua. ( Esta nota es nuestra: los yanquis malditos se consideraban dueños de la hermana república). Y sigue el texto del agresor: “En adelante, deambulará por el mundo como objeto del aborrecimiento de todos los hombres, como diana de un rifle justiciero, con la marca de Caín sobre su frente y el estigma de la sangre sobre su nombre, mientras sus actos de muerte servirán únicamente para llenar un relato de terror. Por dondequiera vague y cualesquiera sea su fortuna, la voz de la execración resonará en sus oídos y lo perseguirá hasta la tumba. (Lo copiado ha sido tomado del libro PALABRA VIVA DEL LIBERTADOR, editado por Raúl Aguilar Piedra y Armando Vargas Araya. Pág.248)

Hoy en esta materia todo sigue igual. La inmoralidad yanqui no tiene límites.

Es una pequeña lección de nuestra historia.

 

         

Fuente: El19Digital

Frases

Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria a nombre de la libertad
          Simón Bolívar  

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº91

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar