No hay excepciones entre los últimos presidentes de Estados Unidos respecto a sus políticas hacia los países de América Latina. Entonces fueron su patio trasero. Fuentes de materias primas, votos donde los necesitó (ONU, OEA, etc.). Y en relación con la Venezuela que comienza con Chávez, todos en Washington se incomodaron con un país independiente y soberano, y pretendieron lo mismo: desconocer esa independencia y esa soberanía. No han podido ni podrán en tanto subsista la unidad pueblo-Fuerza Armada. Hasta quien por su color se creía gobernaría distinto, todavía tiene plena vigencia la declaración de Obama de que somos un país que amenaza la seguridad y la política exterior de EEUU. ¿No la habrán olvidado?

El armisticio del 11 de noviembre de 1918 abrió las puertas a una paz posible en Europa. Pero los acuerdos leoninos de Versailles y el temor a una revolución comunista permitieron el crecimiento del nazismo.

A partir de la implementación del Plan Andrés Bello en 1971 en la Academia Militar de Venezuela, como programa educativo experimental, se transformó el perfil profesional de los cadetes y futuros oficiales, siendo esto reflejado en varios miembros de la primera promoción egresada de ese plan, la Simón Bolívar II, particularmente en el fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

La característica central de un hecho revolucionario, como el producido hace quince años en Bolivia, el 17 de octubre, es que su impacto y repercusiones alcanzan las siguientes décadas y generaciones sobretodo porque se trata de un momento constitutivo protagonizado por las fuerzas nacionales y populares que derrotaron política, social y militarmente al sistema de partidos tradicionales, a los agentes del neoliberalismo y a los intereses del imperialismo y la oligarquía que habían destrozado el país durante los anteriores veinte años.

La historia política de Honduras está cargada de símbolos, héroes y próceres, mártires y santos que iluminan la marcha hacia el objetivo que respira en el corazón de la mayoría oprimida. La memoria persiste en el consciente colectivo, aunque el mercado la puede opacar y los pueblos deambulan en la oscuridad, sin embargo, las circunstancias en épocas específicas desempolvan la historia y encuentran la luz que ilumina el momento álgido. La luz que ilumina la marcha humana, social, económica, política y cultural no es algo puramente subjetivo, tiene materia concreta en personas concretas que dieron a las ideas el ímpetu que las trasciende.

Frases

Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria a nombre de la libertad
          Simón Bolívar  

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº91

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar