1. El 6 de diciembre de 1998 un zambo fornido se quita el paltó y la corbata, y sube a la improvisada tribuna en el exterior del Teatro Teresa Carreño. Sin apoyo de los medios ni del empresariado acaba de ganar con 1.628.148 votos a los partidos socialdemócratas quellevan cuatro décadas años de hegemonía bipartidista en Venezuela. Se demuestra que un movimiento progresista puede llegar al poder por  vía pacífica y  electoral. Probará casi de inmediato que también electoral y pacíficamente puede derrotar el arsenal de agresiones de la derecha: golpe militar, sabotaje petrolero, conjura mediática, terrorismo, intentos de magnicidio. Convoca a elecciones para una Asamblea Nacional Constituyente y somete a referendo la aprobación de la Carta Magna. Durante las dos décadas siguientes en Venezuela llega a haber más de una consulta electoral por año, garantizada  por el que Jimmy Carter consideró el sistema electoral más perfecto del mundo.

Hace 20 años, el domingo 6 de diciembre de 1998, Hugo Chávez Frías logró, de la mano del Movimiento V República (MVR) una contundente victoria sobre los partidos tradicionales unidos y a su candidato Henrique Salas Römer, con el segundo mayor porcentaje del voto popular en cuatro décadas (56,2%), sucediendo al conservador Rafael Caldera en la presidencia de Venezuela.

Ningún sandinista puede sentirse tal, sin sentirse bolivariano.

Fidel Castro siempre fue un ejemplo permanente de pedagogía emancipadora. Su legado adquiere hoy, en una América Latina asediada por una contraofensiva imperial de rasgos fascistoides, un valor extraordinario y de carácter estratégico. No desanimarse, hacer una lectura lo más profunda posible del porqué de la situación actual y no dejar de luchar, son tres de sus grandes enseñanzas para encarar con éxito la reorganización y nueva ofensiva de las fuerzas emancipadoras.

Tenía que ser así: el Día de la No Violencia contra la Mujer no es una celebración sino una conmemoración, pues rememora el 25 de noviembre de 1960, cuando la dictadura de Rafael Leonidas “Chapita” Trujillo, mató a tres hermanas que habían tenido una destacada participación en las luchas por la democracia en República Dominicana.

Frases

"Escuchad mi última voz... Os pido... Os ruego, que permanezcan unidos para que no seáis los asesinos de la patria y vuestros propios verdugos..."
          Simón Bolívar

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº96

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar