Hay quienes piensan que la vida de una persona es demasiado corta para incidir en el devenir de los pueblos y de sus procesos de liberación, que ello queda limitado a los gigantes de la historia que como Bolívar, despiertan cada cien años para conducir a sus pueblos hacia un futuro mejor. Y por muy lógico que sea este pensamiento, siempre nos queda argumentarle que el compromiso de por vida de muchas personas sirve para que los pueblos tomen conciencia de sus realidades y busquen y encuentren caminos de liberación y hagan los objetivos más realizables a las siguientes generaciones. Compromiso individual que se funde en lo colectivo en aras de conseguir cambiar la historia y ponerla al servicio de los pueblos y de sus aspiraciones más sentidas.

Los chirigüanos habían resistido durante siglos la colonización española. Pero fue con la República que los latifundistas comenzaron a codiciar la tierra de estas comunidades indígenas. Años de guerra entre los terratenientes y los chiriguanos fueron conformando un escenario de despojos, matanzas y atropellos contra una raza que se negaba al exterminio.

En vísperas del 24 de marzo de 1977, un hombre de mediana edad y una joven distribuían en buzones de correo de la ciudad de Buenos Aires medio centenar de sobres. Así salió a la luz, al cumplirse el primer aniversario del golpe de Estado que encabezó el general Jorge Rafael Videla, la Carta Abierta de un Escritor a la Junta Militar.

Del árbol caído todos hacen leña. No podrán astillar el legado colosal de la Unión Soviética, que contra viento y marea fascista y capitalista mantuvo durante tres cuartos de siglo la primera gran experiencia socialista del planeta.

Ni en sus mayores fantasías Walsh hubiera imaginado que cuarenta años después, su nombre, su trayectoria, su lucha y su sacrificio habrían de dar tanto que hablar. Tampoco hubiera creído, en aquellos años de clandestinidad y terror, que la frase “el legado de Rodolfo Walsh” se configuraría como un paradigma hasta impactar primero en miles de estudiantes de periodismo, rebotar luego en numerosos trabajadores y trabajadoras de prensa que reivindican su estilo incisivo y  tan jugado por la credibilidad en todo aquello que se dice o escribe. Es que Walsh y su defensa del pensamiento crítico sigue renaciendo por estos días en artículos, vídeos, programas radiales, y hasta en frases pintadas en los grandes paredones con una ingeniosidad que lo harían sonreír: “Macri prepará el helicóptero porque Rodolfo Walsh te está investigando”.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº46