Días atrás, el 4 de Septiembre, para ser más precisos, se cumplieron 48 años del triunfo de Salvador Allende en las elecciones presidenciales de Chile de 1970. Con el paso de los años se comprueba, con dolor, que su figura no ha cosechado la valoración que se merece mismo dentro de algunos sectores de la izquierda, dentro y fuera de Chile. En vez de honrar la figura del presidente-mártir y su obra muchos se plegaron irreflexiblemente a las críticas que el consenso neoliberal dominante formuló a su gestión, sin ofrecer un análisis alternativo que tuviese en cuenta las dificilísimas, extremadamente adversas condiciones que rodearon su acceso a La Moneda y toda su labor de gobierno. El advenimiento de la "democracia de baja intensidad" en el Chile pos-Pinochet -producto de una sobrevaluada transición cuyas limitaciones económicas, sociales y políticas son hoy evidentes- corrigió sólo en parte la subestimación que había sufrido la figura de Allende y el gobierno de la Unidad Popular. No obstante, luego de casi treinta años de una decepcionante transición que acentuó las inequidades de la sociedad chilena y su dependencia externa las cosas comienzan a cambiar y, afortunadamente, se notan numerosas tentativas de revalorizar su fértil legado.

Hoy [por ayer] se cumplen 65 años del día en que un grupo de jóvenes cubanos, encabezados por Fidel Castro y secundado por Abel Santamaría, Raúl Castro, Ramiro Valdés y Juan Almeyda, entre otros, llevó a cabo el asalto a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes. Fue una acción heroica repelida con sanguinaria brutalidad por las fuerzas militares del dictador Fulgencio Batista acantonadas en el Moncada.

El 25 de Junio de 1817, ante el apoyo yanqui a España, Mac Gregor, cumple órdenes de Simón Bolívar e invade la isla de Amelia (Florida). La razón estratégica: controlar las comunicaciones marítimas en el Golfo de México y Antillas, liberar Puerto Rico y Cuba, defender a México y plantar cara a Estados Unidos.

El 9 de julio se conmemora la declaración de la independencia argentina, ocurrida en 1816 en la ciudad de Tucumán. En esa ocasión, en el marco de un continente en pleno proceso revolucionario, la naciente república decidió romper las cadenas que lo ataban al imperialismo europeo -puntualmente, al Reino de España- e “investirse del alto carácter de una nación libre e independiente”, según expresa el acta firmada por los congresales. Dos siglos después, lo que debería ser un día de celebración es una jornada de lucha para el pueblo argentino, que se movilizará en defensa de su soberanía.Entre otras actividades, en Neuquén, el lunes 9 de julio se realizará una Caravana para rechazar la construcción de una base del Comando Sur de USA en las inmediaciones de esta ciudad. Con el argumento poco creíble de que se  tratará de un “Centro Operativo de Emergencias” para atender catástrofes, el gobierno de la provincia de Neuquén anunció hace pocas semanas que se retoma la construcción de esta base.

Nacemos dos veces: cuando venimos al mundo, y cuando tomamos el control de nuestra vida.  El 19 de abril de 1810 los criollos destituyen al capitán general español, Vicente de Emparan,  –nombrado por el invasor francés José Bonaparte- con la excusa de conservar los derechos de Fernando VII.  Pero pasan quince meses  sin que escojamos ni la chicha monárquica ni la limonada patriota, sino todo lo contrario.

Frases

"Cuando un pueblo despierta, se llena de coraje y decide ser libre, jamás podrá ser derrocado"

Hugo Chávez Frias

Correos del Sur Nº80

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar