En Méjico se puso en marcha un proceso de privatización de su empresa petrolera nacional PEMEX para lo cual las elites dominantes modificaron este año la Constitución Nacional y se aprestan a aprobar aceleradamente 21 leyes para finiquitar el despojo del control y la preponderancia de la petrolera en el negocio de la exploración, explotación y comercialización de los hidrocarburos.

El Presidente de Méjico, Enrique Peña Nieto y su secretario de energía Pedro Joaquín Coldwell reviven el neoliberalismo salvaje y utilizan todo el poder mediático de la oligarquía de su país para justificar el asesinato de Pemex y la entrega de los grandes yacimientos en aguas profundas a las trasnacionales de USA, convirtiendo a Pemex en una operadora más que podrá tener como mínimo un 20% en los proyectos de exploración y producción, en el marco de esta reforma Constitucional y las recientes leyes 21 leyes que formalizan el despojo.

El argumento de la oligarquía mejicana es el de la modernidad y el de aumentar la producción de petróleo de 2,5 millones actuales a 3 en el 2018 y a 3,5 millones en el 2025 y de gas de 5 MM de metros cúbicos a 8 MM en el 2018 y a 10. 400 millones en el 2025, con estimaciones de inversiones de $50 MM. Sin embargo los análisis reales dicen que las trasnacionales gringas apenas invertirán $ 10 MM y el argumento de la modernidad que es lo que se hace actualmente o lo que acurre en la actualidad, es todo lo contrario de lo que está haciendo Méjico. Lo moderno, lo que esta ocurriendo actualmente en el campo petrolero, es que los estados estan renacionalizando sus industrias petroleras, desde Venezuela, hasta Rusia, aumentando su participación en los negocios compartidos y aumentando su control político y fiscal sobre estos recursos, todo lo contrario de lo que está haciendo la derecha mejicana.

Otro de los argumentos es la supuesta quiebra de Pemex y su incapacidad técnica para explorar en aguas profundas y en los yacimientos de esquistos, pero cuando revisamos la estructura impositiva que tiene el gobierno mejicano sobre PEMEX vemos que es más del doble de lo que Venezuela pecha a PDVSA, PEMEX paga hasta un 79% en impuestos y lo peor es que en el marco de esta reforma privatizadora apenas proponen reducir esa pesada carga impositiva a un 65%. Otro argumento es la falta de recursos y de tecnología para acometer los planes de aumento de producción, pero al revisar las reservas internacionales de Méjico vemos que son superiores a las de USA, mas de $ 165 MM, respaldo con el que no sería muy difícil lograr un financiamiento que al parecer es suficiente con $ 10 MM. Otra de las mentiras es la carencia de tecnología, cuando todo el mundo sabe que esta se compra o se alquila.

Méjico repite la historia privatizadora de Venezuela solo que casi cuatro décadas después, en el 75 la derecha venezolana modifico el artículo 5 de la Ley que preservaba la explotación petrolera al Estado venezolano y abrió paso a preponderancia de los intereses trasnacionales, el asesinato de PEMEX es el entierro de Méjico.

Fuente: Aporrea

Frases

"Creo en los poderes creadores del pueblo"
          Aquiles Nazoa

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº99

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar