A propósito de los recientes incidentes que han vuelto a colocar en el primer plano noticioso las reclamaciones venezolanas sobre el territorio Esequibo, que nos fuera birlado en el laudo tramposo de 1899 en París, vuelve a ser pertinente recordar y desmenuzar los designios geopolíticos foráneos subyacentes en todos los conflictos internacionales en los cuales ha estado involucrado nuestro país, por acción, omisión o propia naturaleza, desde finales del Siglo XIX hasta el presente.

El terrible sismo y el consecuente tsunami que asolaron a Japón están siendo aprovechados por autoproclamados ecologistas y otros grupos de interés, para ejercer –por desconocimiento o intereses diversos– una gran presión mediática acerca de la energía nuclear, con la aparente pretensión de sembrar el pánico entre la población mundial.

El próximo 5 de junio se reunirá la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en la ciudad de Viena, Austria, donde se espera que la decisión sea mantener los niveles de producción de hidrocarburos para defender la cuota del mercado. Esto provocaría una nueva caída del precio del barril de crudo. Por lo menos así lo vienen afirmando algunos países miembro de la organización, aunque el escenario está abierto.

Reynard Loki –editor ambiental del muy leído portal progresista AlterNet, propiedad de Independent Media Institute– expone “Los ocho peligrosos efectos colaterales del fracking que oculta la industria del petróleo/gas” ( http://goo.gl/KI0hMM ). La hoy vilipendiada fracturación hidráulica suma una preocupante lista de subproductos letales.

Un reciente reporte del Monitoreo Geológico de EU (USGS, por sus siglas en inglés) de su gobierno identificó ocho estados (¡supersic!) en la región central y oriental, donde las operaciones de fracking han derivado a incrementos dramáticos de terremotos debido primordialmente (sic) a la inyección del agua de desecho en las operaciones de excavación en los pozos subterráneos al activar placas tectónicas que en algunos casos eran desconocidas ( http://goo.gl/MCMd2h ). Se trata del mismo hallazgo de Oklahoma extrapolado a siete estados adicionales.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº41