El terrible sismo y el consecuente tsunami que asolaron a Japón están siendo aprovechados por autoproclamados ecologistas y otros grupos de interés, para ejercer –por desconocimiento o intereses diversos– una gran presión mediática acerca de la energía nuclear, con la aparente pretensión de sembrar el pánico entre la población mundial.

El próximo 5 de junio se reunirá la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en la ciudad de Viena, Austria, donde se espera que la decisión sea mantener los niveles de producción de hidrocarburos para defender la cuota del mercado. Esto provocaría una nueva caída del precio del barril de crudo. Por lo menos así lo vienen afirmando algunos países miembro de la organización, aunque el escenario está abierto.

Reynard Loki –editor ambiental del muy leído portal progresista AlterNet, propiedad de Independent Media Institute– expone “Los ocho peligrosos efectos colaterales del fracking que oculta la industria del petróleo/gas” ( http://goo.gl/KI0hMM ). La hoy vilipendiada fracturación hidráulica suma una preocupante lista de subproductos letales.

Un reciente reporte del Monitoreo Geológico de EU (USGS, por sus siglas en inglés) de su gobierno identificó ocho estados (¡supersic!) en la región central y oriental, donde las operaciones de fracking han derivado a incrementos dramáticos de terremotos debido primordialmente (sic) a la inyección del agua de desecho en las operaciones de excavación en los pozos subterráneos al activar placas tectónicas que en algunos casos eran desconocidas ( http://goo.gl/MCMd2h ). Se trata del mismo hallazgo de Oklahoma extrapolado a siete estados adicionales.

La sobreproducción en el ámbito mundial, la caída de la demanda debido a la desaceleración del crecimiento global, el alza de las cotizaciones del dólar, así como la explotación a través del aceite que otorga el hidrocarburo esquisto bituminoso (grupo de rocas sedimentarias con la suficiente abundancia en material orgánico querógeno como para producir petróleo a través de la destilación), son factores que han repercutido en la caída sostenida de las cotizaciones del oro negro desde mediados de 2014.

Frases

“No es entonces mera retórica nuestra bolivarianidad. No. Es una necesidad imperiosa para todos los venezolanos, para todos los latinoamericanos y los caribeños fundamentalmente, buscar atrás, buscar en las llaves o en las raíces de nuestra propia existencia, la fórmula para salir de este laberinto”.

Hugo Chávez Frias

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº85

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar