La tragedia que hoy caracteriza el orden económico mundial comenzó en 1941. No había finalizado aún la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos ni siquiera había entrado formalmente en el conflicto bélico. A bordo de un barco, en medio del océano, Franklin Delano Roosevelt y Winston Churchill suscribieron la Carta del Atlántico, documento precursor del Acuerdo de Bretton Woods, partida de nacimiento de la economía mundial de hoy.

Argentina atraviesa un sacudón político y económico. El domingo pasado, el candidato opositor Alberto Fernández logró una victoria en las elecciones primarias que superó ampliamente las perspectivas más optimistas y lo dejó al borde de un triunfo en las elecciones generales de octubre. En lo económico, el peso argentino se devaluó fuertemente, lo que profundizó la crisis social que atraviesa el país.

Los argentinos recuerdan el papel que desempeñó el Fondo Momentario Internacional en la última recesión. También recuerdan cómo mejoró su vida con el kirchnerismo.

La pérdida del valor del bolívar, aunque se deba a un ataque criminal a nuestra moneda, es una de las razones por la cual, aquellos que tienen la capacidad de ahorrar tratan de migrar hacia monedas “más fuertes” para resguardar sus activos. 

¿Quiere el Sr. Presidente de los EE.UU. sanciones económicas para quien se oponga a su política? ¿Aplicarle absurdos aranceles de aduana a los productos de quien sea más competitivo? ¿Multar a bancos y otras entidades que financien o comercien con países tan “peligrosos” como, por ejemplo, Cuba?

Frases

"Quien realmente vive no puede no ser ciudadano, no tomar partido. La indiferencia es apatía, es parasitismo, es cobardía, no es vida. Por eso odio a los indiferentes".

Antonio Gramsci

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº106

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación 

 

Descargar