El próximo 18 de abril el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) se reunirá nuevamente para analizar el caso de Serguei Skripal, especialmente ahora que afortunadamente Yulia (hija de éste) se encuentra recuperada, después de un ataque que llevaría a todo ser humano a la muerte rápidamente.

Para esta sesión, Rusia deberá preparar un documento compartido con otros países soberanos, que deje en claro que desde el Reino Unido ha existido un acto interno de ataque a los Skripal sumado a un complot mediático, única explicación plausible, lo que podría conducir a la renuncia del gobierno inglés, además de avergonzar a los países que cayeron en la trampa.

Así, el reciente documento de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), revela que estas personas fueron envenenadas con un agente nervioso de alta pureza, confirmando su identidad y sin revelar origen ni establecer públicamente que es Novichok. Ratifica solamente que fueron envenenados, por lo cual todo el discurso de la primera ministra, Theresa May, queda en entredicho. La “alta pureza” crea inmensas dudas al no eliminar a estas personas, sumado a que los detalles acerca de la toxina utilizada están clasificados en el reporte completo.

Al respecto, queda claro que la acción política seguida alienadamente por varias naciones no tenía coherencia alguna, fundamentos que se expresan a continuación:

- Porque el ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, quien ha eliminado un mensaje público que lo incrimina, vuelve a culpar a Rusia del ataque asegurando que "sigue sin haber otra explicación alternativa sobre quién es responsable"hace dudar de su capacidad analítica al no tener ninguna idea diferente.

Contrario a su percepción, todo sugiere que existen muchas alternativas como, por ejemplo, los experimentos desarrollados por su propio gobierno en cuanto armas tóxicas y el lugar de la exposición (Salisbury), los contactos del ex espía con otros actores interesados en armas químicas, un autoatentado para desviar la atención de la grave crisis interna con alta violencia y pobreza que vive el Reino Unido, el deseo inmenso de dañar el Mundial 2018 y sus fracasos apoyando el terrorismo en Siria, entre otras.

- Porque hasta este momento las autoridades policiales y científicas no saben en qué lugar fueron envenenados los Skripal, quién lo hizo, cómo, con que tiempo, ni las causas para que una sustancia letal no fuese suficiente para asesinar.

Si no se responde convincentemente, confirma que la única explicación plausible es que el gobierno británico está comprometido en este caso. La fe no es suficiente como evidencia.

- Porque mantiene a los testigos presos, sin comunicación alguna con sus familiares y han destruido pruebas como los animales en la casa de estas personas, lo que ratifica un procedimiento para evitar los rastros que puedan llevar a una verdad indiscutible. Que se intente dar una identidad secreta a Serguei y Yulia Skripal hace prever que pueden ser desaparecidos para borrar la prueba reina, peligrosa táctica en la cual las agencias de inteligencia británica y estadounidense son expertos consumados.

- Porque no han explicado el procedimiento médico seguido, pasando de peligro mortal a recuperación de Yulia y mejoría estable de su padre. Eso no ocurre cuando un agente neurotóxico ha sido aplicado, pues genera muerte rápida y no hay antídoto que resista…a no ser que quien lo administra lo produzca y sepa que será utilizado en determinada ocasión ya prevista.

V. Porque ha existido una operación internacional organizada desde agencias de desinformación con el fin de manipular a la opinión pública mundial, sin aportar evidencia y basados en una doctrina de odio, epítetos, de falencias científicas, sin constatación alguna excepto por fe y creencia, logrando crear un estereotipo que afecta a la nación rusa. Aprovechando el control de los medios, no han explicado a la opinión pública las exigencias del gobierno agredido, ni expuesto sinceramente que no poseen las supuestas pruebas exhibidas verbalmente y que fueron causa de tan grave suceso planetario.

La sustentación rusa en el CSNU debe tomar varios elementos robustos, entre ellos, demostrar lo insignificante de los argumentos británicos, para llegar al reconocimiento de sus errores. Luego, la exigencia de respuestas. Es fundamental dirigir este trabajo a los medios de comunicación presentes en dicha sesión, exigiendo difundirla sin mentiras ni propaganda.

La primera interrogante será porqué se acusó a Rusia sin ninguna prueba, tal como lo confirma el documento de la OPAC. La segunda, a qué se debe que no hayan entregado ninguna evidencia material del antídoto-muestra y cómo lograron salvar a los Skripal-lo que refuerza la idea de que ellos organizaron este autoatentado. La tercera se referirá al secuestro y montaje informativo sobre los testigos, ciudadanos rusos presos en Gran Bretaña.

Al demostrar que la lógica y argumentación racional, no se ha aplicado en esta situación debido a que se ha culpado sin tener ninguna evidencia mínima para acusar, la primera ministra deberá aceptar su incompetencia y evaluar los riesgos en que puso al mundo, especialmente al crear una confrontación de graves consecuencias.

Si no hay respuestas correctas, Rusia deberá señalar directamente a Gran Bretaña de organizar una falsa bandera que es la verdadera explicación alternativa sobre quién es responsable, lo que indicaría la debilidad ética de ese gobierno y su obligación de renunciar.

Esta es la actuación correcta de un gobierno soberano. La defensa permanente sin una precisión osada es muy débil y ha sido muchas veces la constante, lo que debilita la posición rusa. Exponer la verdad de modo contundente y razonable es el único camino para la victoria, tal como se ha desarrollado en Siria.

 

       

Fuente: HispanTv

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº61