En el nivel geopolítico son persistentes las confrontaciones en Oriente Medio, particularmente, muy graves en Irán y Siria. Sobre Yemen se yerguen fuerzas de Arabia Saudita y fuerzas europeas bajo cobertura de Estados Unidos.

Al parecer la situación mundial ha entrado a un periodo de mucha complejidad:

En el nivel económico son persistentes las notas periodísticas que dan cuenta del "enorme aumento en volumen de dólares más rápido desde 2007 en la actividad de compras apalancadas (LBO, por sus siglas en inglés)" (Sputnik, junio de 2018). Para algunos teóricos del proteccionismo estadounidense (GEAB 126) "el mundo ya se encuentra a las puertas de una ola de desarrollo sin precedentes a punto de romper sobre Oriente Próximo, el Sudeste Asiático, Estados Unidos y el mundo 4.0 en general". Pero los hechos más visibles están enfocados en torno a un duro conflicto comercial (imposición de nuevos aranceles) entre Estados Unidos y China. Un fuerte tensionamiento de este mismo país (Estados Unidos) contra Rusia, Irán e incluso contra sus propios aliados más cercanos (UE, Canadá, Japón, etc.) y acercamientos, como siempre, con Arabia Saudita e Israel.

En el nivel geopolítico son persistentes las confrontaciones en Oriente Medio, particularmente, muy graves en Irán y Siria. Sobre Yemen se yerguen fuerzas de Arabia Saudita y fuerzas europeas bajo cobertura de Estados Unidos. Tensas situaciones en el Este de Ucrania, en el Mar Meridional de China y en Europa del Este donde las fuerzas de la OTAN incluso han llegado hasta las fronteras de Rusia. Sin olvidar la cumbre con la RPDC que según el Pentágono llevaría la paz a la península coreana vía su desnuclearización, ¿Su desnuclearización? Y fuerte tensión sobre los países de América Latina sobre todo contra Nicaragua y Venezuela.

El asunto es: ¿Qué hay en el fondo o detrás de estos complejos posicionamientos?

Veamos:

1.- Ante todo no debemos olvidar que lo esencial entre las burguesías es la confrontación que en la coyuntura actual avanza en medio del tensionamiento de las fuerzas armadas estadounidense sobre la base de su enorme armamentística convencional y la cruenta carrera armamentística en ciernes:

En primer lugar hay que acentuar la existencia de fuertes pugnas y feroces luchas entre poderes económicos. Entre superpotencias capitalistas. Entre Poderes imperialistas. Aquello demuestra que existen contradicciones inter-imperialistas por la supremacía mundial entre un grupo de países privilegiados, poseedores de inmenso poder. Estas superpotencias capitalistas son: China, Estados Unidos y Rusia. Observad en ese orden de importancia.

Cierto, lo central entre las burguesías es la confrontación. Aquello no es un posicionamiento arbitrario de nadie, sino, una ley de la producción capitalista que en este caso tienden a la preponderancia de unas burguesías sobre otras. La ley de los monopolios explica mejor esta situación.

Pero en la coyuntura actual las confrontaciones están avivadas por la enorme armamentística convencional que posee el ejército estadounidense. Estados Unidos es el epicentro de los conflictos que sacuden el planeta.

Las provocaciones han sido muy graves. Como hemos escrito más arriba, las operaciones militares de Estados Unidos en diferentes partes del globo terráqueo (Yemen, Afganistán, en América Latina en Venezuela y Nicaragua con sus bandas paramilitares) han sido monstruosas. Sus movimientos de tropas en el este de Europa afectan la estabilidad de Rusia. Sus provocaciones en el Mar Meridional de China y el estrecho de Taiwán también son graves.

Antes del 14 de octubre de 2017, derrota militar estadounidense, el mundo ha sido testigo de los persistentes actos hostiles y provocaciones a gran escala efectuados por el ejército estadounidense en la península coreana en contra de la RPDC. Solo después de aquella fecha, y por supuesto tras una debacle total de la política exterior de Estados Unidos, hubo apaciguamiento e incluso un apuró de parte del pentágono en la concreción de la cumbre entre los presidentes de ambos países.

2.- Sin embargo en la nueva situación mundial las superpotencias capitalistas se fundieron geopolíticamente aplastados por la paridad estratégica a fin de sortear la gran crisis económica y evitar los riesgos que contra sus estatus de privilegio podrían sobrevenir:

Cuando Rusia y China en 2011 pasaron a una muy importante reacción política militar lo hicieron porque habían entendido que la paridad estratégica estaba latente.

En realidad la paridad estratégica no es de reciente data. La primera paridad estratégica se dio entre la URSS y Estados Unidos cuando este país (URSS aun cuando estaba vivo Stalin) detonó su bomba atómica (RDS-1) el 29 de agosto de 1949. Aquello ocurrió después de los duros años de chantaje estadounidense (1945-1949) por el asunto de aquel artefacto en su poder.

Luego cuando en 1953 llegó al poder Nikita Jrushchov inmediatamente después de la muerte de Stalin (5 de marzo de 1953), la paridad estratégica fue entre la ex URSS en que había devenido aquel país (URSS) tras la restauración capitalista impuesto bajo la línea de Jrushchov. Entonces la paridad estratégica corrió desde 1949 (primera bomba atómica de la URSS) hasta 1991 en que implosiona aquella ex URSS.

Tras la implosión de la ex URSS en 1991 se instauro en el mundo la era de la unipolaridad sobre la base del poderío estadounidense. Entonces la paridad estratégica había quedado en entredicho. Por supuesto los estadounidenses habían puesto sus manos sobre la armamentística estratégica de la ex URSS y, seriamente pensaban que la habían desmantelado por completo. Por eso se apuntaron un triunfo contra el comunismo. Cuando en 2001 Vladimir Putin llegó al poder en Rusia, lo primero que hizo fue reagrupar y luego reimpulsar aquella armamentística.

Posteriormente cuando en 2010 se produce la perdida de hegemonía mundial estadounidense tras la debacle de su economía y el nítido ascenso de la economía China, en medio de una gran crisis económica que se había iniciado en 2008, Rusia y China culminan un serio balance geopolítico iniciado entre los años 2005-2006 a los profundos cambios que se habían dado en el mundo (no olvidemos la intervención de Vladimir Putin en la conferencia de seguridad de Múnich, Alemania, en 2007), sobre todo, pasan una revista a sus posicionamientos estratégicos y concluyen que en efecto la paridad estratégica estaba latente, además, se percataron que en el sistema internacional ya se había instalado el sistema multipolar (2010).

Entonces se habían establecido en el mundo tres superpotencias capitalistas: China, Estados Unidos y Rusia. Así en ese orden de importancia.

Además en ese entonces ya se había iniciado el reajuste capitalista que avanzaba al influjo de la gran crisis económica apurando el nuevo reparto de mercados y zonas de influencia.

Y bajo este correlato Estados Unidos estaba preocupado por la paridad estratégica y la multipolaridad, no sabía cómo resolver su desplazamiento geopolítico tras su pérdida de la hegemonía mundial en 2010. Y más aún, en contraste a su enorme arrogancia como el resto de burguesías, China y Rusia, temía la guerra nuclear.

Es en estas circunstancias que ocurre la breve reacción política militar de Rusia y China en el conflicto sirio en 2011 con el objeto de forzarle a Estados Unidos acepte la paridad estratégica como consecuencia del reajuste capitalista en que estaba envuelto el sistema, pues, aquel armamento en realidad era un disuasivo que en las circunstancias históricas al que se había ingresado, impedía una confrontación mayor, es decir, una tercera guerra mundial, que en los hechos era una guerra nuclear que ninguna de las superpotencias estaba en condiciones de asumirla.

Entonces aquello hizo entender a los Estados Unidos, ya por entonces (2011-2012) en una clara decadencia, la necesidad e importancia de lo central que era la colusión entre las tres superpotencias en las relaciones internacionales. Así a regañadientes tuvo que aceptar la burguesía estadounidense aquella situación.

Consecuentemente después del desenlace de aquellos hechos, precisamente cuando Estados Unidos entendió la paridad estratégica, las tres superpotencias capitalistas se convirtieron en cómplices de todo conflicto, particularmente, muy claros en los casos de Siria y el Este de Ucrania. La evaluación que se hace de esto es que las burgueses financieras de las tres superpotencias capitalistas habían entendido que en la presente situación mundial lo central era salir de la gran crisis económica empujando el sistema hacia un nuevo ciclo económico largo de avance y prosperidad y para ello debían fomentar las destrucciones de países y ciudades enteras, cuidando eso sí, el estatus económico y militar que habían alcanzado cada una de estas superpotencias. En eso consistía precisamente el gran pacto al que habían asistido después de la reacción política militar de Rusia y China en el conflicto sirio en 2011.

Aquí algunas muestras concretas de estas colusiones:

En el caso sirio:

En el caso sirio las prensas rusas han hablado desde el inicio de aquellas intentona de ocupación por parte de Estados Unidos, que Rusia había entregado los S-300 a Siria para garantizar sus fronteras, pero recientemente salió a la luz pública que aquello en realidad era una farsa, razón por la cual tanto la llamada coalición internacional como Israel hacían lo que querían sobre territorio sirio: bombardeaban e intervenían militarmente. Todo con la anuencia de Rusia.

Sobre este último el canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, ha sido muy claro:

Veamos esto:

"Hace varios años decidimos no suministrar sistemas S-300 a Siria a petición de nuestros socios. Ahora, barajamos esta y otras opciones para garantizar la seguridad del Estado sirio, después de este escandaloso acto de agresión de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña", precisa el titular ruso en una entrevista publicada el lunes por la cadena de televisión británica BBC" (1).

En esto no olvidemos que la agresión a Siria por parte de Estados Unidos ha sido sangrienta. Prácticamente 8 años de crueles genocidios de parte de las fuerzas armadas estadounidenses camufladas como Al Qaeda, ISIS, Al Nusra (en realidad secciones paramilitares de sus fuerzas armadas) y, con participación de todos sus títeres de la región (Israel, Arabia Saudita, Turquía, etc.) y algunos países europeos.

Sin embargo lo sorprendente es que aquello discurrió en medio del establecimiento de líneas de entendimiento concretos entre Rusia y Estados Unidos, se dice, para la prevención de incidentes aéreos. Con la confesión del ministro de exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, aquello probablemente se habría iniciado inmediatamente después de la reacción político militar ruso-chino en 2011, tal como hemos sostenido más arriba.

Hace poco algunas prensas han filtrado la existencia de un memorando de entendimiento entre Rusia y Estados Unidos sobre los vuelos en Siria firmado en octubre de 2015. Se dice que en la actualidad aquel memorando estaría totalmente vigente lo que indicaría la vigencia de la colusión entre estas dos superpotencias capitalistas.

En efecto su existencia se hizo de conocimiento público cuando fue suspendida por la parte rusa el 7 de abril de 2017, inmediatamente después del ataque estadounidense a la base aérea siria de Shairat.

Lo que después se supo es que tras la suspensión de aquel memorando de entendimiento sobre los vuelos en Siria el 7 de abril de 2017, Estados Unidos envió a Moscú de forma desesperada a los pocos días (13 de abril de 2017) de aquel ataque al secretario de Estado Rex Tillerson a fin de restablecer aquel memorando. Un memorando absolutamente lesivo a Siria que permite a los Estados Unidos intervenir en territorio sirio.

Veamos:

"Tres fuentes del Ministerio de Exteriores ruso dijeron a este periódico que "Rusia restableció la vigencia del memorando para la prevención de incidentes aéreos en Siria" a solicitud del secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson. El memorando, vigente desde octubre de 2015, fue suspendido el 7 de abril, inmediatamente después del ataque estadounidense a la base aérea siria de Shairat, y restablecido, según Izvestia, el 13 de abril, un día después de concluida la visita de Tillerson a Rusia. El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, había dicho en una rueda de prensa conjunta con Tillerson que Moscú estaba deseoso de reactivar esa línea de seguridad siempre y cuando EEUU reafirmara su objetivo de combatir el terrorismo" (2).

Y últimamente con ocasión del triple ataque a Siria por parte de Estados Unidos, Reino Unido y Francia ocurrido el 13 de abril de 2018, se dice, los presidentes de estos países conjuntamente con el de Rusia el presidente, Vladimir Putin, habrían llevado a cabo intensos contactos alrededor de las 04:00 am para reducir el ataque y pasar a un "Plan B más suave y menos significativo" (3).

Siria ahora enfrenta una situación de secesión de sus territorios ubicados en la parte norte del país donde se habrían establecido varias decenas de bases militares estadounidenses, francesas y turcas.

En el caso de Crimea:

En el caso de Crimea que sobrevino por el golpe de estado que tramó Estados Unidos en contubernio con las fuerzas europeas en febrero de 2014 contra el gobierno legítimo de Ucrania, Victor Yanukóvich, Rusia estuvo de acuerdo con aquella intervención. Esto no lo digo yo. Salió a la luz pública de boca del mismo presidente ruso, Vladimir Putin, en una entrevista que concedió al periodista ruso Vladímir Soloviov con motivo de su documental 'Miroporiádok 2018' en marzo de 2018. Como sabemos aquel golpe de estado dio origen posteriormente a la división de Ucrania con la independencia y concreción de las repúblicas del Donbass (República Popular de Donetsk y República Popular de Lugansk) en su región del este, además, del paso de Crimea a Rusia.

Veamos el apunte:

"EE.UU. engañó a Rusia "grosera y descaradamente" antes del golpe de Estado en Ucrania, ha afirmado el presidente ruso en una entrevista al periodista ruso Vladímir Soloviov con motivo de su documental 'Miroporiádok 2018'. "Nuestros socios estadounidenses recurrieron a nuestra ayuda y nos pidieron que hiciéramos todo [lo posible], repito ahora la petición casi textual, para que Yanukóvich no utilizara su ejército, para que la oposición liberara las plazas y edificios administrativos y comenzara a poner en práctica los acuerdos alcanzados sobre la normalización de la situación", ha relatado el presidente".

Continua: "Según el líder ruso, Rusia aceptó la petición, pero justo al día siguiente se produjo el golpe de Estado en Ucrania. El mandatario ha señalado que este episodio fue el primer fraude grave protagonizado por Washington."Tal vez fue la primera vez que [nos engañaron] tan grosera y descaradamente. Nunca antes nos habían dicho que iban a hacerlo de una manera y luego lo hicieron de otra, sin ni siquiera molestarse en decir nada al respecto", ha revelado el presidente ruso" (4).

De esta forma la colusión ha sido muy importante entre las superpotencias capitalistas. Sus burguesías sabían que existía paridad estratégica y multipolaridad. Con esto se concluye que nada ha sido arbitrario y confrontacional entre Estados Unidos, Rusia y China en los hechos políticos y militares posteriores a la breve reacción política militar de Rusia y China en 2011 que podía haber conducido a una conflagración mayor, tal como procedieron los fascistas alemanes con las anexiones territoriales y que luego originaron la Segunda Guerra Mundial.

Consecuentemente la colusión existe casi de una forma permanente desde los primeros meses de 2011 (después del corto periodo de la reacción político militar de Rusia y China en el conflicto sirio) aunque, por supuesto, afectada continuamente por las escandalosas provocaciones del ejército estadounidense a razón de su enorme parque convencional.

3.- En Oriente Medio el asunto es Irán que en la nueva situación mundial esta en grave riesgo:

Oriente Medio sigue siendo la mayor zona geoestratégica para la sobrevivencia del sistema capitalista por el asunto energético, es decir, por el petróleo. Cierto, hay una operación muy sencilla que ha trastornado la mente de las principales burguesías del mundo. Sumando las producciones petroleras de Arabia Saudita, Irán, Irak, Qatar, etc., es decir, la producción petrolera de todo el Oriente Medio el resultado es fabuloso. Una impresionante cantidad que hace crecer de forma exponencial la codicia de estas burguesías por esta región. En esto el Estrecho de Ormuz es sumamente estratégico, pues, por allí discurren nada menos 17 millones de barriles de petróleo al día, o 35 % de las exportaciones de petróleo que se desplaza por vía marítima en el mundo.

Esa es la razón por la que Estados Unidos está agolpado sobre Oriente Medio al igual que China y Rusia con las mismas perspectivas y las mismas intensiones.

Consecuentemente aquí los Estados Unidos han ubicado el depósito más grande de su armamento estratégico: Israel. De igual modo su flota naval más importante: V flota (que entró en operaciones el 26 de abril de 1944 y con sede en Manama, Bahrein). Y, aquí desarrolla su mayor ofensiva militar de los últimos tiempos, después de la península coreana, bajo egida de sus secciones paramilitares.

Entonces Oriente Medio es una región absolutamente estratégica. Así lo han entendido las superpotencias capitalistas en sus pretensiones del dominio mundial.

En esto las ambiciones estadounidenses han sido verdaderamente desmesuradas. Sus negros propósitos se reanudaron a inicios del presente milenio (2001) cuando observa la ascensión de las burguesías asiáticas encabezadas por la burguesía China. Aquello lo obligó a tramar el auto atentado a las torres gemelas, ocurrido el 11 de septiembre del 2001. Después de ir en diciembre de aquel mismo año (2001) sobre Afganistán estableciendo así una cabecera de playa contra Rusia y China, en el 2003 apuntaló contra Irak, un gran productor del petróleo. Entonces con esto (ocupación de Irak) Estados Unidos consolidó su posicionamiento en esta región. En efecto tenía control sobre Arabia Saudita, Irak y los países árabes del Golfo Pérsico: Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Omán, Kuwait, Catar. Su posicionamiento en la región entonces estaba fortificado. Hay que ser claros en esto.

Sin embargo al sentir la gran hecatombe en sus entrañas a razón de los efectos de la gran crisis económica iniciada en 2008 y observando el mayor posicionamiento económico de China junto al renacimiento de Rusia, sus ambiciones por un control absoluto de la región, crecieron exponencialmente.

Aquello lo llevo a tramar la ocupación de Irán, por cierto, otro gran productor del petróleo, pues, es el cuarto mayor productor de petróleo y el segundo productor de la OPEP, después de Arabia Saudita. Las reservas de petróleo en Irán, según su Gobierno, son las terceras mayores del mundo. En efecto este país había tenido en los últimos años un gran ascenso en su economía y un fuerte posicionamiento en la región. Su gobierno supo mantener su independencia sobre la prepotencia estadounidense. Consecuentemente el asunto en Oriente Medio era Irán. Este, no era cualquier país.

Pero para concretar aquel sueño estadounidense (ocupación de Irán), previamente debía diezmar Siria. Esto era porque Irán y Siria mantenían una importante alianza estratégica que alcanzaba también a la resistencia palestina y al movimiento insurgente libanes Hezbolla.

Fue así como dio inicio en 2010 aquel protervo y criminal plan al que entonces llamo "Primavera Árabe" ejecutada sobre la base de sus tropas paramilitares que desde los años 80 del siglo pasado había ido alimentando en casi todas la regiones del planeta esperando este momento. Primero ocupo sangrientamente Libia (2010) y luego fue contra Siria en marzo de 2011.

Pero, para entonces, como hemos señalado más arriba, Rusia y China ya habían pasado a una reacción político militar muy importante. Habían entendido la paridad estratégica. Opusieron resistencia a lamentable aventura. Aquello se pudo constatar en el mismo Consejo de Seguridad de la ONU, vetando el alegre pedido estadounidense de crear una zona de exclusión aérea sobre el espacio aéreo sirio, similar a lo que habían hecho para destruir Libia en 2010. Aquello, por supuesto, empantano la pretendida ocupación de Siria.

En esto no podemos olvidar la cruenta carrera armamentística al que habían asumido desde entonces las tres superpotencias capitalistas justamente para salir de aquel impasse (existencia de la paridad estratégica).

Después de aquellos gravitantes hechos, como hemos indicado arriba, China, Estados Unidos y Rusia habían pasado a una etapa de colusiones. Sin embargo su correlato de pugna persistió con el ensangrentamiento de la región, en este caso, con el arrasamiento y destrucción de Siria para luego ir contra Irán. Los estadounidenses eran persistentes en este plan aun a sabiendas de sus acuerdos de colusión.

Entonces no puede negarse los fuertes cambios habidos en Oriente Medio cuyo centro era precisamente Irán.

A inicios del 2018 la correlación de fuerzas mundiales era otra. Las fuerzas armadas estadounidenses habían sido derrotadas militarmente en la península coreana por la gran RPDC. Las burguesías financieras temían la guerra nuclear en lo inmediato a consecuencia de la paridad estratégica. Estaban aterrorizadas por una guerra de este tipo. La muestra más palpable de esto era su inacción cuando la RPDC le envió un mensaje el 14 de octubre de 2017 indicándole que estaba lista para un combate nuclear.

Sin embargo tras esta derrota militar cuando desde comienzos del año 2018 Estados Unidos inicia sus execrables provocaciones contra Rusia y China, estos países fueron incapaces de pararle en seco como lo había hecho la gran RPDC.

Finalmente, tras estos gravitantes hechos al parecer las burguesías han ratificado sus colusiones a fin de resolver sus diferencias en Oriente Medio. Allí en la actualidad hay una situación especial. Las superpotencias capitalistas están confabuladas. El punto de mira estaría centrado sobre Irán. Los acontecimientos marchan en ese sentido. Los estadounidenses danzan en un solo pie imaginándose que sus apetitos esta vez se resolverán a su favor, sin tomar en cuenta el gran poder disuasivo que en el últimos años ha logrado este país (Irán).

Aquello ha salido a relucir a causa de un pedido insólito que hizo Rusia el 30 de mayo de 2018 a Irán y el Hezbolla instándolos a que retiren sus fuerzas armadas del sur de Siria. Aunque esto luego fue desmentido por el embajador ruso en el Líbano, Alexander Zasypkin, de hecho ha quedado en la opinión pública internacional el tufo de una intentona contra este país (Irán). Todo esto ocurre justamente después del retiro de Estados Unidos del acuerdo nuclear iraní y los persistentes deseos de Washington de un acuerdo obligado con la resistencia palestina.

Por supuesto aquello induce a pensar en una abierta colusión ruso-estadounidense.

El 11 de mayo de 2018, inmediatamente después de la ruptura del acuerdo nuclear iraní por parte de Estados Unidos, advertí sobre el grave riesgo en que se encontraba el país persa.

Entonces dije lo siguiente:

"Estados Unidos que está en una coyuntura de vida o muerte, al parecer pretende arrasar Irán, tal vez utilizando el armamento nuclear que tiene estacionado en su colonia que es Israel sionista, traspasando así, todas las líneas rojas, sin darse cuenta de la aceleración de su hundimiento sobre todo al colisionar con los intereses de los monopolios europeos al obligarlos a que retiren sus inversiones y empresas de este país (Irán), muy incrementadas desde el año 2015, que terminará aislándolo incluso afectando su último baluarte que es la OTAN. Con esto se siente que el tensionamiento estadounidense va ser muy fuerte. Realmente el asunto es preocupante". (5). Aquel documento está totalmente vigente en la actualidad.

NOTAS:

1.- "Rusia evalúa entregar a Siria sistemas S-300 tras ataques de EEUU". Nota publicada el 17 de abril de 2018, en: HispanTV.

2.- "Rusia restablece memorando con EEUU sobre los vuelos en Siria". Nota publicada el 25 de abril de 2017, en: Sputnik https://mundo.sputniknews.com/prensa/201704251068642823-moscu-washington-siria/

3.- "Frustrado el plan secreto de los Estados Unidos sobre Damasco: Se da a conocer el papel ruso antes y después del ataque de EE.UU, El Reino Unido y Francia". Por Elijah J. Magnier. Nota publicada el 15 de abril de 2018, en: La Cuna del Sol.

4.- "Putin revela el primer caso en que Washington engañó "grosera y descaradamente" a Rusia". Nota publicada el 7 de marzo de 2018, en: Rusia Today.

5.- "EEUU puede disparar armamento nuclear contra países desarmados. Irán en grave riesgo". Articulo publicada el 11 de mayo de 2018, en www.enriquemunozgamarra.org

 

        

Fuente: Aporrea

Frases

"Cuando un pueblo despierta, se llena de coraje y decide ser libre, jamás podrá ser derrocado"

Hugo Chávez Frias

Correos del Sur Nº77

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar