La política interna y externa de EE.UU. se manifiesta a través de un entramado de tendencias y contradicciones en cuanto a las formas se refiere, pero en el fondo, las políticas de las distintas administraciones estadounidenses (llámense Democráticas y/o Republicanos) se construyen para alcanzar un mismo objetivo, que es el control de los mercados, los espacios geopolíticos y los recursos estratégicos en pro de la acumulación del capital. Esto explica que las políticas adoptadas por las últimas administraciones imperiales, vale decir, por Ronald Reegan, los Bush (padre e hijo), Bill Clinton y Barack Obama han sido en esencia similares.

Moscú convocó una reunión especial del Consejo de Seguridad de la ONU, realizada el 28 de octubre de 2016, sobre las posibilidades de cooperación entre la ONU y las organizaciones regionales. Como presidente del Consejo de Seguridad, el embajador Vitali Churkin había invitado a los secretarios generales de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), el ruso Serguei Ivanov; de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), el general ruso Nikolai Bordyucha; y de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), el tayiko Rashid Alimov.

El mundo tiene puesta la mirada en los comicios presidenciales que se realizan hoy en Estados Unidos. Pero no es una mirada de esperanza sino de horror, por toda la decadencia política, institucional y personal que ha salido a la luz en el curso de las campañas y por las malas perspectivas para el mundo que se desprenden de los antecedentes y los discursos de los finalistas, Hillary Clinton y Donald Trump.

"Por malo que sea, la gente por encima del Presidente toma las decisiones. Puede que hayan decidido sobre Trump. Estas cosas no suceden por accidente."

A cuatro días de la dislocante elección, hasta The Washington Post (TWP), portavoz del establishment, reconoce que el “mapa electoral se está moviendo definitivamente (sic) en dirección de Donald Trump (https://goo.gl/rkGJJt)”. Hillary conserva(ba) una cómoda ventaja en el Colegio Electoral –en el que se requieren 270 sufragios en la anacrónica elección de corte decimonónico de Estados Unidos–, que se ha desplomado en forma alarmante como consecuencia del FBIgate. La apretada elección se decidirá en 11 swing states (estados oscilantes), desde Florida hasta Pensilvania, y por la opción de los indecisos (20 por ciento del electorado).

Frases

“Tenemos que unirnos porque el mundo lo acelera todo y sino aceleramos nuestra unidad, ese mundo se viene contra nosotros”

Hugo Chávez

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº107

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación 

 

Descargar