Peligrosos niñatos” es como los círculos políticos de Oriente Próximo llaman, y no en voz baja, al príncipe heredero de Arabia Saudí Mohámed bin Salman (MBS) y su colega emiratí Mohámed bin Zayed (MBZ). La gerontocracia, reliquia de los tradicionales concejos de “barba blancas”, que alaban la moderación y el templo, les acusa a MBS de 33 años y a MBZ de 56 de estar sacrificando la vida de miles de personas en la región, así como la paz mundial por sus impertinentes ambiciones militares y hacer de reyes sin aun serlos. Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU), en los últimos años han intervenido militarmente en Yemen, Siria, Libia, han patrocinado el golpe de estado de Al Sisi en Egipto, han impuesto un bloque económico y político a Qatar, están financiado con 130 millones de dólares la alianza militar “G5 Sahel” para el saqueo de África, y han llegado a amenaza a Irán.

En la Antigüedad se estilaban sacrificios humanos. Inmolaban a una víctima, generalmente joven, una virgen, bebés, pero también podían matar a un rey. Daban así contento a los dioses, como Ifigenia, sacrificada para aplacar a la diosa Artemisa, que andaba fúrica con el padre de la chica porque este mató un ciervo en el coto de caza sagrado de la deidad. Para probar la fidelidad incondicional de Abrahán, Jehová le exigió que sacrificase a su primogénito Isaac. Cuando ya estaba a punto de echarse al chamo, Jehová detuvo la operación. También tributaban pingües animales a las divinidades. Eran dioses peligrosos. Si no les ofrendabas lo que exigían podían devastar ciudades y hasta a la humanidad entera, pregúntale a Noé, con vendavales de fuego, diluvios, cataclismos, las siete plagas… Tú sabes, cosas divinas. Hay uno a quien la Biblia llama «el dios de los ejércitos» (1 Samuel 17:45). O sea, tremendo tipo, que devastó a Sodoma y Gomorra porque sus varones se amaban.

Hace cuatro meses que la batalla al-Hodeida sobre en el Mar Rojo, el puerto yemení más importante del país, está por resolverse aunque el fin de la batalla todavía está muy lejano. El objetivo de terminar con la guerra es fundamental para la estrategia saudita, para evitar seguir acumulando reproches, solo reproches, de occidente, por esa razón arrebatar el puerto a los Houthis, por su líder Abdulmalek al-Houthi, no solo cortaría la asistencia humanitaria al pueblo yemení, sino que también cómo se sospecha en occidente, se cerraría la principal vía de abastecimiento de armamento y otros insumos militares para los houthis, la alianza compuesta por la comunidad chií del país y vastos sectores de los sunitas pobres, que sostienen la guerra, declarada en marzo de 2015, por los Sauditas, junto a un número importante de naciones sunitas, que en la realidad solo operan con Riad, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), asistidos por los Estados Unidos, Israel, Francia y Reino Unido.

Mozambique, como la mayoría de las naciones  africanas, no ha podido escapar de las profundas heridas que han dejado siglos colonialismo, pústulas que todavía supuran.

La Doctrina Kissinger abogaba por la implementación del G-2 (EE.UU. y China) como árbitros mundiales. Así, en un artículo publicado por el New York Times, titulado “La ocasión para un nuevo orden mundial”, Kissinger considera ya a China una gran potencia (felow superpower), desaconseja el proteccionismo o tratar a China como enemigo (lo que llegaría a convertirla en verdadero enemigo) y pide que se eleven a un nuevo nivel las relaciones entre Estados Unidos y China sobre la base del concepto de destino común,( siguiendo el modelo de la relación trasatlántica tras la segunda guerra mundial), con lo que asistiríamos a la entronización de la Ruta Pacífica (América-Asia) como primer eje comercial mundial en detrimento de la Ruta atlántica (América- Europa). Sin embargo, el objetivo inequívoco del Pentágono sería la confrontación con la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), fundada en 2001 por los Cinco de Shanghai (China, Rusia, Kazajistán, Kirgistán, Tajikistán) más Uzbekistán y convertida junto con los países del ALBA e Irán en el núcleo duro de la resistencia a la hegemonía mundial de Estados Unidos y Gran Bretaña.

Frases

“Tenemos que ayudar todos los días al nacimiento de la conciencia cuando no la haya, y al fortalecimiento de la conciencia cuando ya exista.”

Hugo Chávez Frias

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº83

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar