La hoja de ruta vigente (enero 2019) para el derrocamiento del presidente venezolano Nicolás Maduro y la liquidación de la Revolución Bolivariana es similar, casi al calco, a la diseñada y seguida por EEUU y la UE en Libia en 2011. Estos son los elementos que lo demuestran.

En alguna horas, el operador político de Washington en Venezuela, la Asamblea Nacional de mayoría opositora, sentará las bases para intentar repetir en el país suramericano el modelo usado por la OTAN para la destrucción total del que fuera el país más próspero de África: Libia.

Esto puede ser verdad: “La mayor amenaza sobre la seguridad de los venezolanos y venezolanas es sin lugar a dudas el bloqueo criminal impuesto desde Washington”. Ese bloqueo incluye el más antiguo, como es el cierre del suministro a Venezuela de equipos de armamentos de todo tipo, al que Washington estaba obligado por contratos firmados; el cerco económico, especialmente el de alimentos, medicinas, equipos médicos y repuestos de todo tipo; el financiero que nos impide recibir o extraer divisas; el de orden mediático, para ocultar lo bueno y exaltar la mentira; el sicológico que crea incertidumbres y confusión; y el cerco diplomático que tiene su epicentro en Lima. Y podemos añadir las acciones terroristas, que seguirán repitiéndose y demandan una mayor vigilancia de los organismos de inteligencia, civil y militar. Y sin embargo, afirmo que puede ser verdad esa declaración de la Cancillería. ¿Por qué? Porque en la misma declaración de la Cancillería denuncia “los intentos de la élite supremacista que controla la Casa Blanca de Estados Unidos de promover un golpe de Estado en Venezuela”, que esa conspiración la encabeza John Bolton, “…que intenta imponerle por la fuerza al pueblo venezolano un gobierno títere….”

Aunque el último trimestre del 2018 estuvo marcado por acontecimientos con un fuerte impacto en el sistema internacional, es posible que 2019 se caracterice por la intensificación del conflicto entre las grandes potencias. El gobierno estadounidense ha decidido retirarse de Siria tras haber sido vencido por la coalición ruso-sirio, lo que demuestra que las relaciones de poder, al igual que los objetivos estratégicos estadounidenses, rusos y chinos, se ha replanteado. Rusia se fortalece como el mayor riesgo militar y China continúa siendo la principal amenaza económica para los Estados Unidos y sus aliados. Mientras aumenta la influencia de China y de Rusia en el mundo, el gobierno de Trump comienza a resguardar su retaguardia controlando su “patio trasero” y haciéndole sentir su presencia.

La guerra contra Venezuela es atroz e inmoral. La mafia mediática transnacional destaca las dificultades económicas del país como expresiones del fracaso del modelo venezolano y omiten el peso del asedio multidimensional contra el país.

Frases

"Al imperio no hay que subestimarlo, pero tampoco hay que temerle. Quien pretenda llevar adelante un proyecto de transformación, inevitablemente chocará con el imperio norteamericano."

Hugo Chávez

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº87

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar