Una reciente publicación del diario The New York Times firmada por Frances Robles y aparecida en ese rotativo en el día de ayer, cuestiona el silencioso acoso por parte de los federales –iniciado semanas atrás– contra ciudadanos de origen cubano americano residentes en La Florida, quienes han desarrollado una actividad a favor de la normalización de las relaciones con Cuba.  El dudoso argumento de estas visitas inesperadas, devenidas en prácticos interrogatorios, ha sido prevenir un supuesto despunte del espionaje cubano en EE UU.

Hasta la década del 1990 fue el comunismo soviético el gran problema para una hipotética supervivencia estadounidense y de Occidente. Luego hubo un breve paréntesis de una década en donde el enemigo se difuminó y penduló, siempre según los estrategas norteamericanos, entre el poder narco y el terrorismo islámico. La balanza recayó finalmente sobre el terrorismo islámico por la sencilla razón de que su zona de origen e influencia –Oriente Medio– es un punto global de alto valor económico y geoestratégico. En cambio, la guerra contra el narco proporciona cuantiosos gastos militares, pero probablemente muy pocos recursos claves que nutran a la maquinaria productiva norteamericana. Sin dudas la excusa del narcotráfico sirve para el control militarizado de todo el hemisferio, tal como siempre buscó afanosamente Estados Unidos en nuestra región.

El cinismo norteamericano no deja de sorprender. Al darse cuenta Washington de que su último bastión en Siria, la provincia de Idlib, donde están unos 50.000 terroristas que tanto le ha costado a EEUU entrenar y armar, está a punto de ser tomado por Damasco, los líderes tomaron la decisión de recurrir a los 'fake news' para no ser derrotados.

El Brexit y el triunfo de Trump marcarán pues el finiquito del "escenario teleológico" en el que la finalidad de los procesos creativos eran planeadas por modelos finitos que podían intermodelar o simular varios futuros alternativos y en los que primaba la intención, el propósito y la previsión y su sustitución por el "escenario teleonómico", marcado por dosis extremas de volatilidad que afectarán de manera especial al Nuevo Orden Geopolítico Mundial. Así, asistiremos a la irrupción en el escenario geopolítico de América Latina de una nueva ola negra involucionista, estrategia que consistirá en la implementación de "golpes de mano blandos" con el objetivo inequívoco de sustituir a los regímenes insensibles a los dictados de Washington por regímenes militares autocráticos y que afectará a Brasil, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Paraguay, Haití, El Salvador y Panamá.m

El poderoso e inescrupuloso imperio norteamericano dedica más de 610.000 millones de dólares anuales a su presupuesto militar. Este gasto "supera la suma de los siete países que lo siguen" en la lista, a todos juntos, incluyendo a Rusia y China. Y como Trump nunca se queda atrás, superando siempre sus propios desmanes y atrocidades, en el proyecto de presupuesto para el año 2019 ya ha solicitado la cifra récord de 686.000 millones de dólares. Una barbaridad de recursos con la que se podría alimentar a todo el planeta o destruirlo. Trump contará con una ingente cantidad de dólares para mantener activa su maquinaria militar asesina, con sus aviones, sus misiles y sus drones a la cabeza. Sus juguetes preferidos.

Frases

"Cuando un pueblo despierta, se llena de coraje y decide ser libre, jamás podrá ser derrocado"

Hugo Chávez Frias

Correos del Sur Nº77

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar