Hasta el día de hoy, según las agencias noticiosas, los aviones de combate israelíes han destruido por completo más de 600 casas y averiado cerca de 13,550 edificios.

La primera plana del New York Times del 26 de junio muestra la foto de una mujer que llora a un iraquí asesinado, una de las innumerables víctimas de la campaña del llamado Estado Islámico en la que el ejército iraquí, armado y entrenado durante años por Estados Unidos, se disolvió con rapidez, abandonando gran parte de Irak a unos cuantos militantes, experiencia nada novedosa en la historia imperial. Arriba de la fotografía está el famoso lema del periódico: "Todas las noticias que es apropiado imprimir".

Con el fin de la guerra fría, un escándalo sacudió las universidades estadounidenses: célebres profesores e instituciones dedicadas a la investigación social estaban siendo financiados en secreto por el Pentágono. Por un lado, sus opiniones especializadas estaban influenciadas.

A las tres de la madrugada del 9 de julio, en medio del más reciente ejercicio de la barbarie israelí, recibí la llamada telefónica de un joven periodista palestino en Gaza. Al fondo podía escuchar los gritos de su hijo pequeño en medio de las explosiones y el rugir de los jets que disparaban contra cualquier civil que se moviera, y también contra hogares.

La lluvia de bombas, misiles y balas de Israel que matan hombres, mujeres y niños palestinos es copatrocinada por Washington, ya que Israel es el mayor receptor de asistencia militar estadunidense del mundo.

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº73

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar