Un comunicado muy interesante e instructivo ha llamado la atención de muchos arabistas. La oficina del presidente del Kurdistán iraquí emitió una declaración el 24 de junio informando sobre una reunión mantenida entre el presidente Masud Barzani y el embajador estadounidense en Bagdad, Stuart Jones, el consejero de EE.UU. en Erbil, Joseph Pennington y varios comandantes militares.

La intervención de Estados Unidos en Centroamérica responde a la ventaja geopolítica que le ofrece esta región en la exportación de sus capitales, más aún con la construcción del canal de Panamá y la cimentación de una auto ruta desde el Salvador hasta la costa atlántica de Honduras le sirve como punto estratégico bélico que le permite con fines militares unir el Océano Pacífico con el Océano Atlántico, razón por la que se muestra como el único que puede incidir favorablemente en el mantenimiento de  la “paz” en la región.

El presidente de Guyana, David Granger, que multiplica las declaraciones provocativas desde unas semanas hacia Venezuela, realizó un misterioso viaje a EEUU unos días después de su elección a la presidencia y de la visita que realizó personalmente a la nave de la petrolera Exxon en territorio reivindicado por Caracas. Hasta ahora, Granger y sus voceros se han negado a revelar el objeto del periplo cuya embajada saludó con fervor su elección a la dirección del país.

Con la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, Washington pretende reforzar su dominio en el istmo y resguardar la frontera sur del imperio, y para ello ofrece una generosa ayuda financiera –si el Congreso aprueba los 1000 millones de dólares solicitados por el presidente Barack Obama- a las élites políticas centroamericanas.

Venezuela se ha convertido, por obra y gracia de los enemigos del proceso revolucionario, en uno de los países-laboratorio sobre el que se utilizan todos los métodos de desestabilización imaginables. Muchas veces se llegan a combinar hasta tres vías conjuntas de ataque a la acción del gobierno, impulsando, por un lado, una intensificación en la guerra económica prolongada que afecta al pueblo en todos sus estamentos, junto a campañas mediáticas que en un tono abiertamente difamatorio ocultan los avances producidos en los últimos años en materia de educación, salud, vivienda y otros rubros fundamentales. A todo esto, por si no fuera suficiente, se agrega el continuo trajinar de elementos paramilitares que, llegados desde Colombia, se instalan en barrios periféricos de Caracas o de otras grandes ciudades del país. Desde allí, operando directamente en el mercadeo de drogas, generando actividades delictivas o enmascarándose entre la población, permanecen como “células muertas” esperando el momento indicado para pasar a la acción.

Frases

"Escuchad mi última voz... Os pido... Os ruego, que permanezcan unidos para que no seáis los asesinos de la patria y vuestros propios verdugos..."
          Simón Bolívar

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº98

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar